General

Datos económicos que dejan un buen sabor de boca tras los resultados electorales de EE. UU.

Las noticias políticas siguen captando la atención de los inversores, restando importancia a los datos económicos. Consideramos que es una pena, la economía es un factor mucho más relevante para las acciones mundiales que los líderes políticos. Les presentamos algunos resultados económicos recientes. En general, los factores económicos que afectan al mercado de valores se mantienen sólidos.

China crece de nuevo

La economía china empezó el 4º trimestre con datos positivos, gracias a una infraestructura gubernamental sólida, el gasto en inversiones y una recuperación de la actividad del sector inmobiliario. La inversión privada sigue siendo relativamente baja, pero la generosa inversión pública demuestra que el gobierno apoya el crecimiento. El crédito y la oferta monetaria ampliada siguen expandiéndose a buen ritmo.

Otros datos demuestran que prosigue el cambio de una economía basada en la industria pesada y el comercio a una economía basada en el consumo doméstico. El comercio minorista tuvo un crecimiento de dos dígitos de nuevo, frente a una producción industrial algo menor: 6,1% de crecimiento anualizado. El comercio se mantuvo frágil, pero el crecimiento chino ha seguido a pesar de los lánguidos datos comerciales de los últimos trimestres. En general, los datos son consistentes con los planes a largo plazo de China, y demuestran que no se ha producido el aterrizaje forzoso que se esperaba.

Datos esperanzadores en el Reino Unido

Un análisis en profundidad de los datos comerciales e industriales de septiembre del Reino Unido demuestran que la actividad económica sigue una tendencia positiva. La producción industrial cayó un -0,4% según datos mensuales, pero la industria pesada se mantiene positiva. El mantenimiento de las plataformas petrolíferas es el culpable de la caída de la producción industrial. La producción manufacturera, una de las industrias más importantes del Reino Unido, creció un 0,6% según datos mensuales. Aun así, la producción industrial cayó en el 3º trimestre debido al pánico por el resultado del Brexit. Cuando las empresas digirieron los resultados y se dieron cuenta de que todo seguía su cauce, la producción creció. Es decir, la debilidad inicial se produjo por el sentimiento, no por un deterioro de los fundamentales.

Los datos comerciales también demuestran la resistencia de la economía del país. Las exportaciones cayeron un -0,4% en datos mensuales, en cambio las importaciones crecieron 2,5%. Se cree que este crecimiento se debe por completo a la caída de la libra, que empuja el crecimiento de las importaciones y afecta a la demanda negativamente. Pero ha sucedido justo lo contrario. Las importaciones de bienes aumentaron en datos mensuales un 3,6% en valor, pero el volumen creció incluso más rápido: un 4,7%. El precio de las importaciones cayó un -0,5% (-0,8% si excluimos el petróleo), a pesar de que la libra se debilitó en septiembre y las coberturas de divisas de los importadores se empezaron a expirar. La libra no es un factor económico con mucho peso y la demanda del Reino Unido es mucho más sólida de lo que muchos consideran.

El PIB japonés se aceleró, pero …

El crecimiento del 2,2 % anualizado del PIB de Japón en el 3º trimestre puede parecer muy positivo para la economía japonesa. Ha superado las expectativas de un crecimiento del 1% anualizado y es el mayor crecimiento desde el 1º trimestre del 2015. Pero no todo son buenas noticias: el crecimiento anualizado del 8,1% de las exportaciones fue la causa de dicha aceleración, mientras que todo lo demás avanzó lentamente. La demanda doméstica creció solo un 0,4% anualizado, sobre todo gracias al consumo del gobierno. El gasto del consumidor creció solo un 0,2%, las inversiones en bienes de capital privado crecieron un 0,1%, y las importaciones, un dato que no se tiene en cuenta cuando se considera la demanda doméstica, cayeron un -2,4%.

Habíamos mantenido el entusiasmo por las perspectivas japonesas, pero estos datos cambian nuestra opinión.

Si le interesa leer más información sobre nuestras perspectivas de los mercados, descargue nuestra guía “Perspectivas de los mercados” aquí.