General

Este invierno ahorra en tu factura de la luz

El invierno ya está próximo y, como es lógico, en todos los hogares españoles se están preguntando acerca de cuáles son las mejores maneras para conseguir ahorrar en luz porque, se quiera o no, habrá que recurrir a la calefacción y a esto hay que sumar que, con menos horas de luz natural, la luz artificial también será necesaria. Como ha sido un año especialmente seco, la luz también se ha encarecido así que es más importante que nunca el tener en cuenta una serie de consejos clave para conseguir ahorrar en la factura de la luz.

Si, por el motivo que sea, ya que se trata de una época en la que los gastos vienen de diferentes lugares, se requiere de un extra de dinero, siempre se puede recurrir a los mini préstamos urgentes, como los que ofrece Viaconto, como una manera fácil y rápida de salir del apuro. Veamos ahora las claves para ahorrar en luz.

  1. El sol es el mejor aliado. Sabemos que hay días en los que éste apenas aparecerá y que con el cambio horario ya se nota que anochece antes pero, pese a todo, hay que tratar de aprovechar las horas de luz natural todo lo que se pueda. Es el momento de llevar a cabo tareas en el hogar sin necesidad de tener que emplear lámparas. Además, como siempre conviene ventilar el hogar, lo mejor es hacerlo por la mañana, cuando el sol más calienta y siempre de forma moderada. El contar con algo tan simple como unas persianas puede resultar ser muy útil porque actúan en forma de aislante y algunas, incluso, retinen el calor. En este caso, se trataría de una inversión mínima, en el caso de no contar aún con ellas, que sale de lo más rentable a la larga.
  2. Di adiós al modo ‘stand by’. ¿No sabes a qué nos estamos refiriendo? Seguro que has visto, en más de una ocasión, que unos cuantos aparatos eléctricos cuentan con una lucecita que siempre está encendida. Aunque no se estén usando, pongamos por ejemplo, una cadena de música, en un largo periodo de tiempo, el que estén siempre en ese estado de reposo, pero listos para usarse rápidamente, también lleva consigo un cierto consumo que se puede ahorrar de una manera muy sencilla. Hasta el 10% del consumo de un hogar se pierde por este motivo.
  3. Una temperatura agradable, pero sin pasarse. Como es lógico, a todo el mundo le gusta llegar a casa y sentirse a gusto, sin tener que pasar frío. Lo recomendable para esto es que el hogar cuente con una temperatura de entre 19º y 21º a lo largo de todo el día. El que se emplee la calefacción con fuertes subidas y bajadas es peor porque hace que la factura se dispare. Por supuesto, si a esto sumamos que en el hogar, en pleno invierno, es mejor ir bien abrigados, se podrá ver cómo la calefacción no tiene que estar tan elevada como se pudiera pensar y esto también se traduce en ahorro.
  4. Usar la calefacción cuando hace falta. Hay quien deja la calefacción puesta durante todo el día y no es para nada necesario. Una vez que ya se está dentro de la cama, si se cuenta con la ropa adecuada para la misma, se podrá comprobar que se puede estar a una temperatura agradable y que la calefacción se puede apagar.
  5. Ventilar unos pocos minutos. Toda casa necesita ser ventilada a diario para renovar el aire y eliminar bacterias. Eso sí, es importante hacerlo, como ya comentamos, por la mañana, cuando aún hay luz del sol y éste calienta y no por más tiempo que unos 10-15 minutos. Con esto será suficiente y no se perderá más calor del necesario.
  6. Calentar las habitaciones de la casa donde se vaya a estar. Aunque haya calefactores repartidos por toda la casa, no hace falta que todas y cada una de las habitaciones estén caldeadas si hay algunas a las que ni siquiera se entra. A las zonas a las que no se les da uso lo mejor que se puede hacer es mantenerlas cerradas para que no enfríen el resto, pero sin encender los radiadores en ellas.
  7. Optar por las bombillas de bajo consumo. Se trata de una pequeña inversión, porque de primeras son más caras que las normales, pero suponen un importante ahorro en la factura y también acaban por durar más.
  8. Comparar. Hay muchas ofertas en el mercado para contar con un proveedor para la luz. Algunas de ellas resultan muy interesantes porque ofrecen hasta horas al día gratis. Tan sólo hay que informarse y ver cuál de ellas y qué tarifa es la más conveniente a cada caso.

Pese a todo, si se ve que no se llega para hacer frente a los gastos de la luz (u otros) se puede conseguir dinero rápido con tan sólo acceder a un mini préstamo urgente. Todo el proceso se lleva a cabo online, en apenas unos minutos y con tan sólo rellenar un breve formulario.