General

¿Qué hacer si se estropea algún electrodoméstico?

En algunas ocasiones, los electrodomésticos del hogar como el horno, el microondas, el lavavajillas, la lavadora o muchos otros pueden estropearse. Entonces, siempre surge el planteamiento de dos alternativas: llamar al servicio técnico para repararlos o comprar uno nuevo. Lo normal en estos casos es pedir opinión a los profesionales para saber si hay posibilidad de arreglo o si, por el contrario, hay que sustituir el electrodoméstico en cuestión por otro. Los servicios globales del hogar suelen prestarse por empresas de reparación que, incluso, a veces dan su asistencia técnica a grandes marcas. Por ejemplo, el servicio técnico oficial Fagor Madrid se presta desde la compañía Satema desde la fundación de ésta en el año 1982.

Años de aprendizaje y experiencia para prestar el mejor servicio
Lo más recomendable en estos casos es apostar por firmas que cuenten con equipos técnicos altamente cualificados, que se encuentren en constante proceso de formación, puesto que eso significaría que su política de calidad y la eficacia de sus servicios están en continua mejora.

Además, también sería importante fijarse en los servicios técnicos que se ofrecen, siendo preferible que se incluyesen tanto la reparación como la venta e instalación, ya que así el lote estaría completo. Esto significa que la misma empresa podría ofrecer todos los servicios que sus clientes pudiesen necesitar.

En caso de que el aparato electrónico en cuestión no pudiese repararse, un servicio técnico completo podría ofrecer la posibilidad de sustituirlo por otro. En este caso, el equipo brindaría el servicio de retirada del antiguo electrodoméstico, así como la venta e instalación de otro nuevo.

¿Puedo optar por solicitar una pieza en concreto?
En caso de que se precise sean piezas para recambios del servicio técnico oficial Fagor Madrid bastaría con solicitarlas a través de la página web de Satema. Tan solo habría que introducir la marca, el modelo y el número de serie del electrodoméstico en cuestión. Todos estos datos suelen estar apuntados en una etiqueta adhesiva, que está situada en la parte trasera del aparato. En el momento de la petición habrá que anotar también un número de teléfono, a través del cual la empresa se pondrá en contacto con el cliente en caso de duda o para la entrega de la pieza.

¿Qué electrodoméstico me conviene más?
Como ya se ha mencionado, cabe la posibilidad de que un electrodoméstico se estropee y haya que cambiarlo por otro nuevo. En este momento, un servicio técnico competitivo podrá ofrecer una ayuda integral, es decir, puede hacer un estudio de las necesidades de la vivienda del cliente para asesorarle con más conocimiento de la situación.

Por ejemplo, si lo que se necesita es un aire acondicionado habrá que ver que necesidades de climatización tiene el cuarto donde éste se quiere instalar o el domicilio en general. Asimismo, se ofrecerán al cliente varias marcas entre las que poder elegir para que su compra se adapte tanto a sus gustos como a su bolsillo. Una vez elegido el aparato, la instalación debería quedar perfectamente integrada, es decir, ser lo más invisible posible, sin dejar cables o tuberías a la vista.