Artículos patrocinados

Cómo funciona el marketing de afiliados

El marketing de afiliados es un tipo de promoción online muy atractivo, porque al contrario de lo que ocurre con los anuncios de Google y los banners tradicionales, el anunciante solo paga cuando realmente hace una venta. Por tanto, es un tipo de marketing casi siempre rentable y muy fácil de justificar a los ojos de un superior.

Además, se puede utilizar para vender productos como, por ejemplo, en Amazon: prácticamente siempre que veas un anuncio de Amazon se estará utilizando este método. También se puede utilizar el marketing de afiliados para servicios. De hecho, la mayoría de los comparadores se financian de esta forma: viajes, hoteles, plataformas de inversión, hostings y préstamos online, como es el caso del comparador de préstamos Matchbanker.

Así, cuando lees una reseña online es muy probable que el marketing de afiliación esté detrás, aunque no siempre se es consciente de ello. En todo caso, la diferencia con la publicidad tradicional, es que en este caso se puede ser más honesto. A un negocio de marketing de afiliación, le da lo mismo qué producto o servicio compres, ya que por todos se llevan una comisión, así que es común que hagan comparaciones de productos para ayudar a los futuros clientes a elegir. Las comparaciones ayudan a los compradores a tomar mejores decisiones, sin tener que esforzarse demasiado en recopilar la información, pues esta ya ha sido reunida por las webs dedicadas a la afiliación.

Otra de las ventajas es que al consumidor final no le cuesta nada. La empresa le ofrece un servicio de información gratuito, ya que su comisión se descuenta del margen de la empresa que promociona así sus productos.

Sin embargo, desde el punto de vista de los negocios, el marketing de afiliados también tiene algunos problemas.

Es cierto que solo pagan cuando hacen una venta, pero si no salen bien parados en las comparaciones venderán poco.

Aunque el mayor riesgo está en el potencial de los negocios que se dedican a la publicidad de afiliación en materia de posicionamiento web. Es muy posible, que, si se usa marketing de afiliados y no se invierte seriamente en posicionamiento web, las páginas de los afiliados salgan antes en Google y otros buscadores que las del propio vendedor.

En todo caso es un modelo interesante, que complementa perfectamente los tradicionales banners y anuncios que se pagan por clics. Este tipo de anuncios son adecuados para empresas que quieren impulsar su notoriedad de marca, mientras que el marketing de afiliados lo es para proyectos que buscan beneficios más directos de la publicidad. Es decir, que esta se traduzca en ventas reales.

También hay que invertir tiempo en la relación con los anunciantes. Se les debe mantener informados de ofertas y otras noticias interesantes relacionadas con la empresa para que actualicen sus webs. Por tanto, el argumento de que, como si no vendes no pagas, puedes permitir a cualquiera que ofrezca publicidad de tus productos con marketing de afiliados es falso. Lo más adecuado es seleccionar webs relacionadas con nuestros productos o productos complementarios, para que los anuncios alcancen al público adecuado y siempre se mantenga un control de la imagen que se está ofreciendo como marca.