General

La Unidad de Electrofisiología Cardiaca de HLA Universitario Moncloa, único centro español que participa en un estudio mundial sobre la crioablación de la Fibrilación Auricular

La Unidad de Electrofisiología Cardiaca de HLA Universitario Moncloa, liderada por el Dr. Jesús Paylos es el único representante español en el estudio ‘Cryo AF Global Registry’ organizado por Medtronic, cuyo objetivo es evaluar y describir el rendimiento clínico y los datos de seguridad en una amplia población de pacientes tratados con la familia de catéteres de crioablación cardiaca de la familia Arctic Front TM.

El estudio evalúa la ausencia de recurrencia de Fibrilación Auricular durante los 12 meses tras la ablación, utilizando el sistema de Crioablación Cardiaca con Arctic Front TM  en más de 1.000 pacientes tratados con esta técnica en diferentes centros de todo el mundo especializados en el tratamiento de este tipo de arritmia. El objetivo es estimar los eventos adversos relacionados con el dispositivo o procedimiento para la crioablación utilizando dicho tipo de sistema de catéteres.

La Fibrilación Auricular (FA) es la arritmia más común en los seres humanos mayores de 50 años, siendo la más frecuente en la práctica clínica diaria, por lo que se asocia a una importante morbi-mortalidad, responsable aproximadamente del 20-25% de las consultas de cardiología. Los pacientes con FA tienen un riesgo 5 veces mayor de padecer un ictus. Representa además un enorme impacto socio-económico-sanitario para el sistema general de salud.

La Unidad de Arritmias dirigida por el Dr. Paylos fue la primera en España en el año 2008, y publicado en la Revista Española de Cardiología en noviembre de 2009, en tratar a estos pacientes con la crioablación con catéter balón, una técnica que aplica frío para desconectar eléctricamente las venas pulmonares de la aurícula izquierda. Hasta el momento actual la unidad ha realizado 3.190 ablaciones por radiofrecuencia y frío, con un 0% mortalidad, 0,08% morbilidad y un 98,2% de éxito de las ablaciones, habiendo publicado en mayo de 2016 en el Journal of Atrial Fibrillation, el seguimiento a más largo plazo descrito hasta el momento en la literatura, de pacientes tratados con esta técnica por FA paroxística.

En el estudio participan 28 hospitales, predominantemente de Europa y Asia, con mayor participación de Japón, Alemania, Austria e Italia, reclutando a 1.000 pacientes, y se espera que finalizará a finales de 2019.