Artículos patrocinados

Alternativas interesantes a la hora de pedir créditos rápidos

Las entidades financieras tradicionales han aumentado las condiciones necesarias a las personas que quieran acceder a un préstamo. Esta situación ha hecho que el número de concesiones de créditos de los bancos convencionales haya caído con respecto a las cifras que se registraban antes del comienzo de la crisis, lo que sin duda está perjudicando a las familias y personas con menos recursos económicos. Sin embargo, aquellas personas que quieran acceder a un crédito aún tienen una posibilidad gracias al nacimiento de nuevas empresas especializadas en la concesión de créditos rápidos.

De hecho, estas nuevas empresas también ofrecen la posibilidad de acceder a créditos con Asnef. Una de las plataformas donde se puede buscar información sobre esta tipología de préstamos y créditos es weemba.es, donde se reúnen todas las compañías que pueden ser interesantes para las personas que están inscritas en la base de datos de impagos de la ASNEF.

Con este servicio, estas empresas ofrecen una solución que sería imposible a través de las entidades financieras tradicionales. De ahí el éxito que están experimentando estas compañías en los últimos años. Otra de las ventajas que tienen la solicitud de este tipo de créditos es que todo está claro y explicado desde el principio.

De hecho, una de las características de estos préstamos es que se trata de créditos con un importe económico bajo. Además y desde el principio se establece el tiempo en el que se va a devolver el dinero. Asimismo, la especialización de estas empresas también otorga la ventaja de que todo se va a hacer con rapidez y agilidad, convirtiéndose al mismo en tiempo en créditos rápidos.

Y es que para solicitar este tipo de crédito no hay que rellenar papeles, ir a una oficina a presentarlos en persona y esperar un tiempo a que algún trabajador de la empresa nos dé el visto bueno. Todo este proceso se agiliza gracias a la tecnología, ya que desde casa y sin desplazarse se puede acceder a un préstamo rápido y sin problema.

Para ello tan sólo hay que rellenar una serie de datos básicos en el portal de internet con el que queramos trabajar. Estos datos hacen referencia al  nombre, el DNI y el teléfono de contacto. En todo este tipo de operación, la persona que solicita un crédito tiene que ser mayor de edad y contar con una cuenta bancaria para poder recibir el dinero.

Normalmente, esta operación nunca dura más de 20 minutos y cualquier persona, incluso los ajenos al manejo de la tecnología, pueda realizar con éxito, ya que todo es muy intuitivo. Debido a la forma de operar de todas estas empresas, además, la concesión de este dinero no implica unas cláusulas abusivas ni más elevadas que los bancos tradicionales, ya que el tipo de interés suele ser el mismo que el de la banca de toda la vida.

Préstamos sin interés

En la actualidad ha surgido una nueva opción: los préstamos sin intereses. Esta nueva tipología de microcréditos, a diferencia del préstamo bancario tradicional que siempre lleva comisiones, implica una devolución rápida y la devolución del importe siempre será el mismo que el que haya dado a entidad.

Este tipo de préstamos es especialmente interesante en las situaciones en las que nos urge un imprevisto en nuestro día a día y debemos hacer frente a un pago que oscila entre los 300 y los 500 euros. En el caso de saber de que en unos días tendremos el dinero, se puede optar por esta opción para afrontar el pago sin que nos cobren comisiones abusivas y ahorrarse los intereses.

Para acceder a uno de estos créditos hay que cumplir una serie de requisitos que, sin embargo, no son muy exigentes por parte de la entidad que cede el dinero. En concreto, las condiciones, que normalmente son comunes, consisten en: ser mayor de edad con más de 21 años, residir en España, contar con una fuente de ingresos si bien no se suele pedir nómina expresamente y no figurar en ASNEF (aunque hay algunas entidades que lo aceptan).

Las opciones expuestas arriba muestran un amplio abanico para acceder a créditos rápidos, incluso si estás inscrito en una lista de morosos, de una forma rápida, sencilla y con menos costes que los cauces tradicionales. Por ello, si necesitas dinero para solventar un imprevisto no dudes en consultar la posibilidad de solicitar un préstamo online y resolver todos tus problemas financieros.