Artículos patrocinados

Tendencias: la belleza ECO se impone en el mercado de la estética femenina

Desde hace unos años se está notando, cada vez de manera más marcada, un claro sesgo de perfil naturalista en las preferencias de las mujeres que adoptan eso que muchas han dado en llamar “un glamour sustentable”

Según una conocida web de encuestas, el segmento denominado millennials hoy representa solo el 30% del consumo en el mercado en general, incluyendo el de la estética.

Para el 2027 se estima que ese porcentaje crecerá hasta el 75%, ya que la juventud que hoy se encuentra en los veinte años cambia radicalmente los conceptos y prefiere disfrutar a poseer, se conecta más con las redes sociales que con la realidad a través de las noticias y consume con sentido ecológico.

Las más prestigiosas marcas de cosmética y maquillaje, aquellas que realmente marcan tendencias en el mercado masivo, son sólida referencia de hacia dónde quiere llegar la industria cosmética  que nunca decrece.

Un claro ejemplo de empresa joven que supo orientar sus productos al mercado de la belleza ECO es Caudalie, fundada en Burdeos, Francia, en 1995, siendo unos auténticos Millennial, como los consumidores a quienes sabe llegar.

Hacia una generación de mujeres exigentes

En este marco de fuerte tendencia ecologista y de glamour sustentable con el que muchas mujeres se sienten representadas, varias empresas de trayectoria y renombre en el mercado se sumarán a las que ya adoptaron esa línea.

No solo comienzan a verse en las tiendas especializadas innovadoras fórmulas basadas en moléculas naturales, sino que también el packaging muestra cada vez más esa arista ecológica, a partir de elementos reciclados y biodegradables, envases impresos con tintas vegetales y sin los típicos celofanes, cartones, prospectos, tan frecuentes hace algunas décadas.

Si algo caracteriza a la generación de jóvenes millennials es la inmediatez. Las tendencias “on the go” son la marca registrada de quienes se muestran en las redes en cada momento y lugar.

El pintalabios, por poner un ejemplo sencillo, han incrementado sus ventas en un 12% durante el año 2016, según un estudio estadístico de la STANPA, Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética. ¿La razón? Las millones de jóvenes que se toman selfies y requieren lucir su mejor sonrisa, con labios que resalten glamorosamente.

Y no es solo el pintalabios, aunque se haya dado ese ejemplo. Decenas de productos de estética femenina se han ido reformulando para actualizarse hacia las tendencias ecológicas, por ejemplo, las cremas Caudalie Serum, lociones y aguas refrescantes para el cuerpo.

Nuevos orígenes para los ingredientes

Durante los últimos años de investigación y desarrollo en estética, algunas empresas se han venido enfocando en las fórmulas metagenómicas, es decir, basadas en el estudio de las células cutáneas desde el punto de vista embrionario.

Se han realizado también enormes inversiones en laboratorio con un solo fin, obtener la mayor eficacia estética a partir de ingredientes de origen natural.

Combinar sustentabilidad y productos tan naturales como efectivos son la piedra angular de empresas como Caudalie, la firma francesa que ofrece desde hace más de 20 años productos totalmente ecológicos, de origen natural y basados en el concepto de cosmética, es decir, belleza con valor sustentable.

La gran mayoría de su gama de productos está elaborada a partir de ingredientes obtenidos de la vid, siendo la uva su principal fuente de inspiración y producción, algo que podemos ver en la línea de cremas y lociones caudalie vinoperfect.  

Al elaborar sus productos, empresas como la francesa Caudalie prioriza ingredientes activos naturales y desarrolla procesos bioquímicos de mínimo impacto al medio ambiente.

Los activos verdes del futuro

Además del elemento esencial que son los extractos de uvas procedentes de viñedos franceses (Champagne, Borgoña, Burdeos), las vides biológicas son la base de muchas de sus esencias, como el agua de belleza caudalie.

También los aceites vegetales, por ejemplo, de almendra dulce, sésamo, hibisco, rosa mosqueta y naturalmente de uva son muy utilizados,  sin dejar de mencionar los óleos esenciales de limón, romero, rosa, sándalo, lavanda, zanahoria, y varios otros; como también extractos vegetales con propiedades cosméticas conocidas, entre los que se pueden mencionar el lino, la menta, la cassia, la salvia.

No solamente para la piel

Y la piel no es el único objetivo del glamour sustentable, las grandes empresas de belleza capilar también quieren ingresar en la tendencia ECO y por eso han comenzado a lanzar sus gamas a las que han denominado botanicals o BIO. Esta línea de productos para el cabello, sin sulfatos ni parabenos, está elaborada a partir de ingredientes de origen natural elaborados en unas fórmulas biodegradables en un más de un 95%.

Queda claro que los mercados tenderán hacia los segmentos “verdes” también en estética y belleza, así como lo han venido haciendo desde hace ya varios años en alimentación y nutrición. La nueva generación de millennials como en tantos otros aspectos ya está marcando las pautas de lo que vendrá en un futuro y las empresas no pueden perder este tren.