Empresas

Banco Sabadell gana 120,6 millones de euros hasta junio tras limpiar el balance de activos inmobiliarios y la migración de TSB

Banco Sabadell cerró la primera mitad de 2018 con un beneficio neto de 120,6 millones de euros (317,7 millones de euros ex TSB), un 67,2% menos que en el mismo periodo del año pasado, una vez asumidas las provisiones por la reducción de 12.200 millones de activos problemáticos, que eliminan prácticamente la exposición inmobiliaria problemática, y los costes de la migración de TSB, que serán absorbidos este ejercicio. Sin efectos extraordinarios, el beneficio neto recurrente se incrementa un 24,4% interanual, hasta los 456,8 millones de euros.

La posición de capital, la ratio de CET1 phased-in se sitúa en el 11,9% y fully-loaded en el 11,0% al cierre del segundo trimestre de 2018. Tras el cierre de las ventas institucionales de activos problemáticos, que aportan un impacto positivo, la ratio CET1 fully-loaded se sitúa en el 11,2% y la ratio phased-in asciende a 12,2%.

El negocio bancario del grupo (margen de intereses + comisiones netas) muestra una evolución positiva, con un crecimiento interanual ex TSB del 3,6%.

El margen de clientes, excluyendo los impactos no recurrentes, se sitúa en el 2,77% y se mantiene estable en el trimestre gracias a la buena gestión de precios. El margen de intereses, ex TSB, mejora en el trimestre un 1,0% impulsado por el crecimiento de volúmenes y la fortaleza en los márgenes de las pymes. En términos interanuales, el grupo se mantiene estable y registra un crecimiento del 1,3% ex TSB, hasta los 1.323,5 millones de euros.

Los gastos de explotación recurrentes presentan una reducción del 2,3% trimestral. Al cierre de junio, ascienden a 1.336,0 millones de euros y aumentan un 2,4% interanual. Los costes no recurrentes en el año ascienden a 143,2 millones de euros principalmente por los costes de migración y postmigración de TSB.

Limpieza del balance: la ratio de problemáticos sobre el total de activos se reduce a solo el 1,7%

Tras la venta de diversas carteras de créditos morosos y activos inmobiliarios por importe de 12.200 millones de euros, la ratio de activos problemáticos netos sobre el total del activo se sitúa en el 1,7%.

Teniendo en cuenta las ventas institucionales de carteras, la reducción de activos problemáticos asciende a 7.012 millones de euros en el trimestre y a 9.547 millones de euros en los últimos 12 meses, lo que sitúa el saldo en 7.911 millones de euros (6.669 millones de euros de dudosos y 1.242 millones de euros de adjudicados).

Además, las ventas orgánicas a través de Solvia se han incrementado en el trimestre un 55%, lo que implica la reducción de activos adjudicados por valor bruto de 439 millones de euros (3.943 unidades).

Las dotaciones para insolvencias y otros deterioros totalizan 806,3 millones de euros al cierre del segundo trimestre de 2018 (666,8 millones de euros ex TSB) e incluyen una provisión de 92,4 millones de euros por las futuras compensaciones a clientes de TSB y 177,1 millones de provisión por las ventas institucionales de carteras.

La ratio de morosidad se reduce notablemente y se sitúa en el 4,71% (5,77% ex TSB) y cae hasta el 4,50% (5,53% ex TSB) teniendo en cuenta las ventas de carteras. La cobertura de activos problemáticos tras la venta de carteras se sitúa en el 54,6%.

Fortaleza comercial: el crédito aumenta un 4,6% y crecen las hipotecas a particulares en España

Los volúmenes de crédito vivo crecen un 3,7% (4,6% ex TSB) interanual y un 2,9% (3,9% ex TSB) en el trimestre, impulsados por el buen comportamiento de las pymes y el crecimiento positivo de las hipotecas a particulares en España.

Los recursos de clientes en balance aumentan a tipo de cambio constante un 2,8% (4,1% ex TSB) interanual y un 2,2% (4,1% ex TSB) trimestral, impulsados por el crecimiento de las cuentas vista. Los saldos de cuentas a la vista ascienden a 105.400 millones de euros (74.942 millones de euros ex TSB) y representan un incremento del 9,4% interanual (11,7% ex TSB) y del 3,5% trimestral (5,9% ex TSB).

Los recursos fuera de balance crecen un 1,2% en el trimestre, principalmente por los fondos de inversión. El patrimonio en fondos de inversión, que al cierre del segundo trimestre de 2018 se sitúa en 28.624 millones de euros, representa un incremento del 10,3% interanual (1,7% intertrimestral). Cerca de 300.000 clientes ya invierten parte de sus ahorros en fondos de inversión.

Los precios de la nueva entrada permanecieron estables en los segmentos con mayor crecimiento gracias a nuestra habilidad para defender precios. La mejora de las cuotas de mercado en los diferentes segmentos demuestra asimismo el dinamismo de la actividad comercial en España.

Los nuevos préstamos y líneas de crédito a pymes han crecido en términos interanuales un 11%, mientras que los préstamos al consumo e hipotecarios se han incrementado un 16%. La contratación de la cuenta Expansión ha crecido un 15%; la facturación de tarjetas, un 14%, lo mismo que las nuevas primas de seguros; y un 16% la facturación de TPVs.

En Empresas, la cuota de crédito sube hasta el 11,45% desde el 11,25%; la de facturación de TPVs, al 15,48% desde el 14,83%; mientras que la penetración en pymes es del 50,5%, 50 puntos básicos por encima del último dato disponible de cierre de 2017. En particulares, la cuota de crédito se sitúa en el 5,48%, la de facturación de tarjetas en el 7,76% y la de fondos de inversión en el 6,25%.

Durante la primera mitad de año, el alto ritmo comercial ha permitido captar 57.332 nuevas empresas, 187.265 particulares, 136.448 nóminas y, en total, 244.597 clientes.

Hechos destacados del trimestre. Reducción casi total de los activos inmobiliarios

Banco Sabadell acordó con fecha 19 de julio la transmisión de la práctica totalidad de su exposición inmobiliaria a una filial de Cerberus Capital Management L.P. (“Cerberus” y la “Operación”). Los activos inmobiliarios objeto de la Operación tienen un valor bruto contable conjunto aproximado de 9.100 millones de euros y un valor neto contable conjunto aproximado de 3.900 millones de euros.

La Operación se ha estructurado a través de la transmisión de dos carteras de activos inmobiliarios denominadas comercialmente “Challenger” y “Coliseum” a una o varias compañías de nueva constitución (“NewCo(s)”), cuyo capital se aportará y/o venderá de forma que Cerberus participe directa o indirectamente en el 80% del capital de la(s) NewCo(s) y Banco Sabadell en el 20% restante. Banco Sabadell y Cerberus suscribirán un acuerdo para regular sus relaciones como socios de las NewCo(s).

Solvia Servicios Inmobiliarios, S.L.U. continuará prestando los servicios de gestión integral (servicing) de los activos inmobiliarios objeto de la Operación en régimen de exclusividad.

El cierre de la Operación, una vez se obtengan las correspondientes autorizaciones y se cumplan las condiciones de cada una de las carteras, implicará la transmisión del control de los activos inmobiliarios y, en consecuencia, su desconsolidación del balance del grupo Banco Sabadell.

La Operación contribuirá positivamente a mejorar la rentabilidad del grupo Banco Sabadell, exigiendo el reconocimiento de provisiones adicionales con un impacto neto de aproximadamente 92 millones de euros y aporta un impacto positivo en el ratio de capital Common Equity Tier 1 (fully loaded) de Banco Sabadell de alrededor de 13 puntos básicos.

Y con fecha 24 de julio de 2018, acordó la transmisión de una cartera de créditos, compuesta, a su vez, por tres subcarteras, en su mayoría créditos hipotecarios, con un saldo vivo aproximado de 2.295 millones de euros, a Deutsche Bank y a Carval Investors (La “Operación”). El cierre de la Operación se completará una vez se obtengan las correspondientes autorizaciones y se cumplan las condiciones pertinentes. La Operación tendrá un impacto negativo en la ratio de capital Common Equity Tier 1 (fully loaded) de 3 puntos básicos, lo que incluye provisiones adicionales con un impacto neto aproximado de 32 millones de euros en resultados.

BStartup alcanza 150 millones de euros en créditos a startups

BStartup, el programa de Banco Sabadell de apoyo a jóvenes compañías innovadoras y tecnológicas, ha alcanzado los 2.700 clientes con perfil startup y ha formalizado más de 150 millones en créditos a esta tipología de empresas.

Además, ha lanzado BStartup Health, un programa dirigido a proyectos de salud en fases pre-seed y seed, donde la inversión va dirigida fundamentalmente a validar la tecnología y el negocio. En esta primera edición, se seleccionarán tres proyectos en toda España, con el asesoramiento de un comité científico que integra a tres reconocidos inversores y emprendedores expertos en salud: Carlos Gallardo, fundador de CG Health Partners y miembro del consejo de administración de Almirall; el doctor Damià Tormo, CEO y Fundador de Artax Biopharma Inc. y General Partner en Columbus Venture Partners, y la doctora Montserrat Vendrell, partner en Alta Life Sciences.