Opinion

Colaborar para consolidar la recuperación

Cuando escribo estas líneas, el Gobierno nombrado por Pedro Sánchez tiene apenas medio mes de funcionamiento. Por lo tanto, lo primero que hay que señalar es que es poco tiempo para exigirle o reclamarle demasiadas cuestiones. Hay que darles opción a que tanto los ministros como los técnicos de sus equipos que, en algunos casos, aún están tomando posesión de sus cargos, pongan en marcha sus proyectos e iniciativas.

En cualquier caso, desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, además de felicitar a Pedro Sánchez por su nombramiento y al Gobierno elegido por él, insistimos en recordarles que pueden contar con nuestro más sincero deseo de colaboración y que acudiremos a las reuniones a las que nos convoquen. A ellas asistiremos con nuestros documentos de trabajo, propuestas, análisis y datos, como hemos hecho siempre con todos los gobiernos de la democracia.

Lo hemos hecho recientemente al asistir al encuentro que convocó el presidente del Gobierno en el Palacio de la Moncloa con los interlocutores sociales, CEOE, CEPYME, UGT y CCOO y en el que intervino también la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio. O sea, ya estamos en ese proceso de colaboración.

De hecho, en la reunión con el presidente del Gobierno se puso de manifiesto que tanto CEOE como CEPYME estamos dispuestos a analizar y abordar modificaciones de la reforma laboral, siempre que sirva para mejorar la legislación laboral, el mercado de trabajo y el empleo.

Por lo que respecta a la cuestión de la reforma laboral, parece encauzarse el diálogo en favor de negociar medidas que contribuyan a mejorarla y adecuarla a la realidad. Recordemos que en España ya ha habido 55 reformas laborales y existen más de 7.000 normas laborales, con lo cual la derogación de esa reforma se hace prácticamente imposible. Es decir, la legislación laboral se puede cambiar para adaptarla a la realidad y hacerla más fácil y más simple, pero no para destrozarla.

Pero, en materia laboral, hay otros temas importantes sobre los que tratar, como la formación, la modernización de la negociación colectiva, el absentismo injustificado, las mutuas o el contrato de relevo de tanta importancia en algunos sectores productivos como el del automóvil y el de la industria auxiliar.

Y también debemos analizar las pensiones y apostar por conseguir más ingresos para el sistema y para que la suma y la resta no hagan deficitario el sistema, lo que lo haría inviable. Con la creación de un millón de empleos en dos años, mejoraría bastante la percepción del problema.

Un acuerdo como el IV AENC, recientemente alcanzado entre CEOE, CEPYME, UGT y CCOO, colaborará de forma importante a mejorar la situación del mercado laboral. Por un lado, porque con el esfuerzo que los empresarios hacemos para aumentar los salarios, se contribuye a la mejora de la sociedad. Al tiempo, el acuerdo incrementa la confianza, el consenso y la estabilidad de nuestra economía. Y sirve para modernizar algunos aspectos del mercado laboral, claramente mejorables, entre ellos el de controlar el absentismo injustificado o el de mejorar la formación profesional. Para ambos capítulos y otros que figuran en el IV AENC, serán necesarios pactos en los que intervenga el Gobierno.

Pero, además, para consolidar la recuperación económica es muy importante que el nuevo Gobierno garantice la estabilidad política e institucional. Se trata de que no se pierda la credibilidad y confianza entre los inversores y los organismos económicos internacionales alcanzada, con tanto esfuerzo, por España en estos años.

Y tampoco podemos olvidar que, pese al buen ritmo de crecimiento y de creación de empleo, hay riesgos claros en la economía. Así que es necesario que el nuevo Gobierno mantenga el rigor presupuestario y los objetivos de déficit. Debe evitar la tentación de ceder a incrementos del gasto que pueden poner en riesgo la senda de la consolidación fiscal.

El Gobierno también debe continuar impulsando reformas económicas para robustecer el crecimiento económico y no revertir las que ya están en marcha que, como la laboral, han tenido un gran protagonismo en la salida de la crisis y la recuperación del empleo.

Los empresarios les trasladamos nuestro compromiso con el diálogo social para contribuir a la modernización de la economía, la competitividad de las empresas y la creación de empleo.

Juan Rosell, Presidente de CEOE

 Artículo publicado en el número de julio – agosto de la revista Capital, que puede adquirir en el quiosco o en este enlace: https://bit.ly/2zzYcsJ