Empresas Entrevistas

Julian Núñez:”Nuestras compañías son un referente mundial”

La Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras, SEOPAN, fue creada en 1957 con el objetivo de promover de forma activa la inversión en infraestructuras y el impulso de los proyectos de colaboración público-privada como elementos decisivos para la competitividad y crecimiento económico en España. A lo largo del tiempo se ha constituido en un auténtico portavoz de las empresas españolas de infraestructuras. Su presidente, Julián Núñez, nos cuenta cómo ve la actualidad del sector.

¿Cuáles son, en su opinión, las claves del éxito internacional de las grandes compañías españolas especializadas en infraestructuras? ¿Cuál es la mayor competencia que tienen?
Son un referente mundial, tanto en su actividad de construcción como en concesiones. Entre otros, destacaría tres factores clave en su consolidación internacional: i) su integración de procesos y actividades a lo largo de toda la cadena de valor desde la fase de diseño inicial hasta la de operación de la infraestructura, destacando igualmente su capacidad para estructurar financiación privada en grandes proyectos, ii) su capacitación en ingeniería e innovación, y iii) su capacidad para gestionar grandes proyectos de alta complejidad técnica. En relación a la competencia, está presente en todos los mercados en que operan. Con carácter general para las empresas europeas, cabría indicar la dificultad de acceso para trabajar en determinados mercados como África y Asia, donde las compañías asiáticas disponen de un importante apoyo de sus gobiernos y agencias de crédito a la exportación que hacen muy difícil competir con ellas en igualdad de condiciones. En este sentido, sería conveniente que la CE y el BEI extendieran el uso de sus instrumentos de cofinanciación más allá de la frontera europea.

¿Hasta qué punto sirve todo lo que rodea a las infraestructuras para tonificar el tejido productivo?
Sin infraestructuras aeroportuarias y portuarias adecuadas, no seríamos el segundo país del mundo en visitas de turistas internacionales ni la segunda economía europea en ratio de exportaciones sobre el PIB. Y ambos sectores, además de tener un papel clave en la recuperación de nuestra economía, constituyen un buen ejemplo de una de las grandes contribuciones de las infraestructuras al desarrollo económico y social de nuestro país: su capacidad de generar actividad económica inducida en otros sectores, equivalente al 92% de la inversión realizada. Destacan asimismo otras contribuciones como el elevado retorno fiscal de la inversión pública (casi la mitad, el 49%, de la inversión realizada), su capacidad de generación de empleo directo e indirecto (14 puestos de trabajo por cada millón de euros invertido), y su impulso a la industria nacional al tratarse del sector de actividad que requiere la menor cuota de importaciones de la economía española (el 9%).

¿Cómo se atisba el futuro de la colaboración público-privada en España, tan necesario en sectores como en el de las infraestructuras?
La colaboración público privada tiene distintas modalidades de implementación, y es un modelo de contratación cada vez más utilizado en otras economías del mundo, salvo en España, sin apenas contratación desde 2012. El inminente inicio en la licitación y ejecución del Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras supone recuperar el modelo concesional en España mediante mecanismos de pago por disponibilidad. Otro ejemplo de recuperación de esta actividad lo constituye la reciente entrada en funcionamiento de un peaje explicito para vehículos pesados en Guipuzkoa N1 y A15, que tuvo en su momento un muy significativo consenso político.
Cuestiones como atender nuestras cada vez mayores prioridades en materia de protección social, salud y educación, que consumen actualmente de nuestro PIB 50.000 millones de euros más que en 2007, o definir el modelo de gestión viaria más adecuado para un país periférico como el nuestro con una fuerte presencia de vehículos extranjeros, incidirán en el corto y medio plazo en una mayor recuperación del sistema concesional.

Mientras tanto, en España queda trabajo por hacer… ¿qué infraestructuras quedan pendientes en España? ¿La actual situación económica permite emprender este tipo de actuaciones?
En el corto y medio plazo, hasta 2021, destacaría tres grandes áreas prioritarias de inversión pública en infraestructuras. La primera la constituyen las infraestructuras hidráulicas con unas necesidades de inversión hasta 2021 de más de 12.000 millones de euros, muy centradas en depuración (3.500), regadío (2.900), conducciones (2.000), presas (920) e ingeniería fluvial (906).
La segunda es el medio ambiente con 6.500 millones de euros de inversión a realizar en infraestructuras de tratamiento y valorización energética de residuos urbanos. Y en tercer lugar tenemos las infraestructuras de transporte terrestre con unas necesidades de inversión a corto plazo que superan los 85.000 millones de euros, centradas en: i) actuaciones de accesibilidad y movilidad urbana de elevado impacto social (38.000 millones de euros en cercanías ferroviarias, metro y vías urbanas), ii) actuaciones logísticas como las conexiones ferroviarias a nuestra red portuaria con 700 millones de euros, y iii) actuaciones interurbanas con más de 46.000 millones de euros en ferrocarril convencional (18.000), red viaria de alta capacidad (24.000) y alta velocidad ferroviaria (3.600).
Por otro lado, tenemos la necesidad de incrementar la dotación de recursos públicos para el mantenimiento y conservación, tanto de nuestra red viaria, cuya puesta a cero requeriría más de 6.000 millones de euros. Es asimismo prioritaria la recuperación de la inversión pública en infraestructuras de equipamiento público de educación y salud y bienestar que acumulan caídas del 51% y 62% respectivamente en su licitación pública en 2007/2016.
Realizar en plazo estas prioridades pasa inexorablemente por recuperar el modelo de colaboración público-privada mencionado anteriormente. A modo de ejemplo, pedir a nuestros municipios que inviertan más de 6.000 millones de euros en las referidas infraestructuras de medio ambiente, requeriría más de 100 años al ritmo de inversión presupuestaria actual.

Además de estos informes sobre infraestructuras prioritarias y modelo concesional, el año pasado sacasteis un informe sobre transparencia en la contratación pública ¿Qué balance hace Seopan de esta campaña en favor de mejorar el sistema?
Las compañías de infraestructuras españolas tienen una significativa presencia y liderazgo en los países más transparentes del mundo como Dinamarca, Suecia, Noruega, Canadá, Reino Unido o Estados Unidos. Ese es precisamente el entorno en el que somos más competitivos, y es por ello obligado restituir la confianza en el sector en nuestro país. El resultado de esta iniciativa es una cuestión de voluntad política, y en ello estamos y seguiremos trabajando.

Artículo publicado en el número de febrero de la revista Capital, que puede adquirir en el quiosco o en este enlace: https://bit.ly/2H5A4hy