Aranda de Duero

El lechazo se come el mundo
Aranda de Duero (Burgos). Allá por los años 60 del pasado siglo XX la familia Palomero hizo del lechazo asado en horno de barro su seña de identidad. Fue la construcción de la carretera de circunvalación a la localidad la que les obligó a pensar que había que ‘salir del pueblo’ y emigar a Madrid. Hoy cuentan con 22 locales, 18 de ellos asadores, repartidos por los cuatro puntos cardinales…