mora

¡Ojalá no me hubiera comprado casa!
La pregunta no es nuestra, sino que la hizo la firma norteamericana Redfin en su país, y el resultado no deja indiferente a nadie: uno de cada cuatro estadounidenses se arrepiente de haber comprado su casa. La encuesta, publicada el pasado abril, ha provocado ríos de tinta. El mayor factor de remordimiento es la falta de capacidad para afrontar el pago: un tercio de los propietarios que declararon tener ingresos familiares inferiores a 100.000…