negociar

Negociar no es machacar a la otra parte
En la empresa son variadas las razones que nos llevan a iniciar una negociación: falta de fluidez con la otra parte, cambio en las aspiraciones de uno y otro, intención de no llegar a un enfrentamiento directo… Sea como fuere, de lo que se trata es de resolver una confrontación entre intereses que son opuestos. Por eso, y llegados a este punto, hay que preparar al milímetro lo que será…
Cómo negociar para triunfar en el mundo empresarial
Desde que nacemos siempre estamos negociando: lloramos por un biberón o pataleamos por una bicicleta. Ya adultos, si decidimos montar un negocio, el abanico que se abre en este campo es de lo más variopinto: proveedores que quieren cambiar precios, trabajadores que pretenden mejorar su salario, o hasta la mismísima Hacienda cuando manda a sus inspectores al no estar de acuerdo con el pago de los impuestos, por ejemplo. “La…