General

España aporta el 12% de la producción total de huevos a Europa

Se calcula que el consumo medio de huevos en España al año alcanza los 254, lo que se traduce en 16 kilos per cápita, al menos con los datos que se obtuvieron a finales de 2017, respecto del año anterior. Es interesante saber que incluso existe un Día Mundial del Huevo (que se celebra el segundo viernes de octubre) en el que se trata de hacer ver la importancia que tiene este alimento y los beneficios que aporta. Por supuesto, no será igual el optar por huevos de granja en Madrid que por huevos que vengan de otro país donde no se garanticen las condiciones de estos animales.

De acuerdo a Inprovo, la Organización Interprofesional del huevo y sus productos, la mayor parte del consumo de huevos en España se lleva a cabo en el hogar (se calcula que supone alrededor de un 54%) por lo que es el cliente final el que puede decidir, directamente, qué tipo de producto quiere o no consumir. España, además, es un país referente en lo que a producción de huevos se refiere y es por este motivo por el que en el contexto de la Unión Europea, España aporta hasta el 12% de este alimento. Teniendo esto en cuenta, no parece una mala idea el optar por productos de la tierra para su consumo.

El sector avícola llega a suponer un 2,1% de la producción agraria para el país y esto mismo se traduce en un 6,1% de la producción ganadera total. Desde la misma Comisión Internacional del Huevo (IEC) resaltan, cada año, la importancia de este aliento, las ventajas que puede suponer para la salud y, no menos importante, su aporte a la sostenibilidad económica global.

La producción de huevos y su economía

Hay más de 1.190 granjas de producción de huevos registradas en España, lo que ya hace ver el peso que tiene este sector. A ellas están asociadas otras tantas empresas que se encargan tanto del embalaje de esos huevos como de la elaboración de otros productos que los requieran.

Así, se calcula que la facturación de este sector en el año 2016 alcanzó la cifra de los 991 millones, llegando a producir más de 1.120 millones de docenas de huevos.

Por qué optar por los huevos de granja

  1. Una mejor salud. La tendencia por los alimentos saludables ha aumentado en los últimos años porque con el acceso a la información los clientes se han hecho más exigentes con todo lo que consumen. Hay diferentes estudios que apuntan a que los huevos de granja (como el proyecto Mother Earth News) son mucho más saludables porque contienen menos colesterol y menos grasa saturada, al tiempo que cuentan con más vitamina A y E, más betacarotenos y más ácidos grasos omega-3.
  2. Apoyo a la economía local. Si se opta, por ejemplo, por los huevos de granja en Madrid se podrá estar seguros de que es un aporte a la economía del país, lo que favorecerá a que este tipo de productos se sigan manteniendo. Por supuesto, esto mismo genera puestos de trabajo y una garantía de calidad.
  3. Mejor para el medio ambiente y los animales. Al no usar productos como insecticidas o similares la capa de ozono no se resiente y, por supuesto, la calidad de vida del animal es mucho mejor.