Artículos patrocinados

Lean Manufacturing online

En todos los procesos de manufactura casi inevitablemente se dan pérdidas de recursos, tiempo y energía. Por lo que los inversores y emprendedores deben tener en consideración métodos para corregir los errores y reducir el despilfarro.  

Actualmente, la metodología lean manufacturing se ha popularizado en las empresas por los resultados obtenidos. La nueva estrategia está basada en los principios de optimización tomados de casos exitosos en la fabricación de automóviles y en las industrias de bienes de consumo.

En esos casos,  se gestionaron los recursos y potencialidades de la empresa para la generación de mayores ganancias y satisfacción de sus clientes.

Para llevar los procesos de producción en las fábricas hacia lo óptimo, se deben aprovechar al máximo los talentos de los trabajadores, los recursos y tecnologías de vanguardia, con el objetivo de reducir los tiempos muertos y las actividades que en vez de añadir valor, retrasan el proceso. Al ejecutar tales cambios, se logra el aumento de las capacidades de producción en un menor tiempo y a menor coste.

Los principios del Lean Manufacturing buscan detectar los errores y corregirlos de forma inmediata, sin retrasos, a fin de lograr la perfección de todo el ciclo productivo, además de garantizar la calidad del producto o servicio de forma continua. La metodología recomendada busca aplicar la estrategia procesos “pull”, es decir, solamente producir la cantidad de productos según la relación del libre mercado de oferta y demanda. Y así evitar la sobreproducción.   

Ser flexibles y versátiles en la fabricación de códigos de productos diferentes a petición, establecer canales de comunicación más directos con los proveedores con el fin de lograr acuerdos para compartir los riesgos, costes y datos son dos premisas fundamentales. No obstante, el principio más importante es el cambio de enfoque: no venderle al cliente un producto, sino una solución para su vida cotidiana.  

Con la aplicación efectiva de los principios del Lean Manufacturing, se logra reducir el desperdicio de recursos y tiempo con una actitud de aprendizaje constante para implementar nuevas técnicas según la naturaleza del prestador del servicio, el contexto y el mercado.

Actitud para el cambio

Los inversores y directivos de las empresas que estén interesados en la aplicación de la metodología del Lean Manufacturing deben hacer un diagnóstico del ambiente de trabajo, porque en caso de que los empleados no estén dispuestos a cambiar para mejorar, será muy difícil concretar los objetivos establecidos. Ya que todos los involucrados en el proceso son corresponsables.

Los trabajadores deben comprometerse con el cambio y ser acompañados en el proceso de adaptación.

Dentro del contexto de las empresas de manufactura, el Lean Manufacturing está orientado a crear un flujo de trabajo continuo con el mínimo de stock de inventario, en el que el nivel de producción está ajustado a la demanda. Para prevenir defectos, errores y lograr la reducción del costo y plazos de entrega.    

El Lean Manufacturing no solo busca corregir los sistemas. También pueden aplicarse las estrategias para mejorar la competitividad de las empresas exitosas. Las estrategias incrementan la productividad y la calidad de los productos y servicios. Incrementar las ventas, reducir el inventario y el acortamiento de los plazos de entrega y los costes de producción.   

Especialización

Los trabajadores que buscan entrenarse y especializarse en la aplicación de las nuevas metodologías, pueden tomar clases presenciales o hacer el curso en línea, adaptado a sus necesidades y tiempo. También  los empresarios y emprendedores pueden contratar el curso para sus trabajadores, a fin de optimizar los procesos de producción de sus organizaciones.  

Para mayor información, se puede acceder al curso lean manufacturing online. Todos pueden implementar la filosofía del Lean Manufacturing, desde la comodidad de sus dispositivos de uso diario: smartphones, tablets y portátiles.

En el curso online, se aprende a identificar el potencial de mejora de los procesos, reducir los costos, los plazos de entrega y aumentar la eficiencia del proceso de producción. Los participantes se capacitan en las técnicas para gestionar y liderar proyectos.

Ser cada día más eficaz y competitivo en la obtención de los objetivos de la empresa e incentivar los cambios de actitud de los trabajadores son la base del éxito en la gestión, a fin de lograr que el capital humano pueda desarrollar las máximas potencialidades, corregir las debilidades y ser personas más integrales e integradas a los equipos.

Empresas y personas dedicadas a actividades económicas tan disímiles, ya sea en la producción de bienes o provisión de servicios, al aplicar las estrategias del Lean Manufacturing, logran mejoras considerables ya que desarrollan las cualidades y corrigen los errores de una forma dinámica y óptima.

Para ello, se recomienda un diagnóstico, luego el pertinente aprendizaje y la aplicación de los correctivos, siempre de forma constante y con el compromiso de asumir la crítica, que persigue la satisfacción de los clientes, un ambiente agradable de trabajo y mayores ganancias en el menor tiempo posible. Y esto es perfectamente válido y aplicable tanto sea en tiempos de crisis como en los de bonanza, para garantizar la solidez y el constante mejoramiento de todos los factores de producción.