Estilo de vida

Maldivas: El paraíso del lujo

The Blueroom Project ha realizado la V edición de su estudio temático sobre las tendencias en viajes del segmento del lujo. Su objetivo es analizar la evolución del mercado en los distintos países y proporcionar un pronóstico para los próximos años. El informe recoge la opinión de más de 630 profesionales de Latinoamérica, Estados Unidos y siete países europeos: Francia, Alemania, Italia, Escandinavia, España, Países Bajos y Reino Unido. El 77% de ellos son agentes de viajes y turoperadores.

Según las conclusiones del informe, los principales destinos seleccionados para los viajes de lujo son Maldivas, seguido de Asia (países como Tailandia o Japón), Estados Unidos, el Caribe o Sudáfrica.

Descanso y comodidad en total privacidad; experiencias gourmet y visitas culturales y en exclusiva son las experiencias que atraen más a los viajeros de alto nivel. En España destaca el shopping (las compras) como gran atractivo, según el 29% de los encuestados; también en EEUU y Reino Unido, donde la gastronomía es además esencial.

Otro de los puntos analizados por el estudio es el presupuesto promedio asignado para un viaje de lujo. Los datos de 2017 coinciden con datos obtenidos en 2014: la mayoría de los encuestados declara que el gasto promedio oscila entre 5.000 y 10.000 euros. No obstante, se trata de una variable diferente en cada mercado. Algunos han registrado un incremento de presupuesto que asciende a más de 10.000 euros: es el caso de Reino Unido, ahora con un 38% en comparación a 2014, cuando la mayor parte (34%) declaraba un presupuesto inferior a los 5.000 euros; Francia sube al 36%, comparado con el 15% en 2014, y Alemania obtiene un 41% en comparación con el 22% en 2014.

Los viajes de lujo, en general, aumentarán en un 6-10% en los próximos 2-3 años. Así lo estiman el 82% de los expertos turísticos consultados. En concreto lo harán en Alemania, Estados Unidos, Holanda y España. En los próximos años, la mayoría de los consultados declaran que el viajero de lujo será cada vez más exigente, atento a los nuevos destinos y productos; informado al máximo y ultra-conectado; sensible a las soluciones ecológicas y buscador de experiencias únicas, con servicio y asesoramiento personalizado.

El 47% de los encuestados afirma que los viajeros de alto poder adquisitivo normalmente realizan 2 ó 3 viajes al año, un dato que confirma la disminución de la frecuencia de los viajes. En 2014, el mismo porcentaje indicó que era de 4 veces al año. Por su parte, el 27% declara que sólo realizan un viaje por año y el 26%, 4 viajes o más.

En lo que se refiere a la duración, las tendencias actuales no han cambiado con respecto a las identificadas en 2014: casi la mitad de los encuestados (49%) afirma que los viajes de lujo son de 7 a 10 días. Sólo los viajeros alemanes han acortado sus vacaciones de lujo, ya que donde en 2014 permanecieron dos semanas o más, en 2017 se reduce a 11-13 días.

Respecto a la edad de los viajeros de lujo, y siguiendo los resultados obtenidos en 2014, según el 62% de los entrevistados, los viajes de lujo son reservados principalmente por la Generación X (36-55 años), mientras que el 37% declara que los baby boomers (mayores de 55 años) son el grupo principal.

 

Artículo publicado en el número de mayo de la revista Capital, que puede adquirir en el quiosco o en este enlace: https://bit.ly/2H5A4hy