Muving: “Buscamos un socio para conquistar el Norte de Europa”

Redacción

Muving es una compañía de moto-sharing, de alquiler de motocicletas por minuto, de capital cien por cien español. Creada en diciembre de 2016, comenzó a operar pocos meses después en El Puerto de Santa María (Cádiz). Su idea es “ofrecer un servicio de calidad, sostenible, ecológico y de muy fácil manejo”, nos explica Horacio Pérez, su consejero delegado. La empresa está hoy en día presente en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Zaragoza, Granada, Valencia, Alicante, Murcia y Córdoba.

¿Cómo fue el arranque?
En diciembre de 2016, la compañía tenía 30 motos; cuando yo llegué, en mayo de 2017, ya se habían adquirido cerca de 300 que había que poner a circular. Nos pusimos manos a la obra y extendimos el servicio a otras dos ciudades andaluzas: Málaga y Sevilla, además de Madrid y Barcelona.

¿Cuánto han invertido los accionistas?
Unos 10 millones de euros. Nos han servido para desarrollar la aplicación móvil y adquirir una flota de más de 2.400 motos que opera en 10 ciudades españolas. Además, hemos tenido que desarrollar una tecnología propia de monitorización de vehículos que no existía y que nos ha permitido conocer el estado de las baterías de las motos, su posición geográfica, recorridos que hacen, o saber incluso si están intentando robarlas.

¿Tenéis previsto abrir una nueva ronda de financiación?
Sí. Nuestra idea es atraer a un nuevo socio que pueda invertir unos 40 millones de euros para conquistar nuevos mercados en el norte de Europa. Son mercados con una climatología menos benévola que la de España, pero sumamente interesantes. Además, junto con la marca de motocicletas Torrot, perteneciente a nuestro grupo, estamos desarrollando un nuevo modelo eléctrico de tres ruedas con techo con el que queremos salir fuera de España.

¿Por qué motocicletas eléctricas?
Nuestro reto es hacer que la movilidad sostenible, segura e inteligente se integre en las ciudades. Teníamos que ser capaces de desarrollar una tecnología no contaminante, capaz de posicionarse como una alternativa real a la movilidad a un bajo precio. Nuestras motos disponen de baterías extraíbles que sustituimos cada noche por otras recargadas. El usuario sólo tiene que preocuparse de conducir la moto hasta donde quiera moverse, sin complicarse la vida.

¿Cuál es su público objetivo?
Unas 150.000 personas se han bajado nuestra aplicación a sus teléfonos móviles. La mitad, unos 75.000, son usuarios reales (han usado al menos una vez la aplicación y nuestras motos, haciendo al menos un recorrido). Los datos muestran que se trata de gente joven; la mayoría, varones menores de 30 años.

¿Qué os hace diferentes?
Cobramos por minuto. El usuario no paga ni un céntimo hasta que la moto comienza a circular. Abonan 0,21 euros/minuto. Si tenemos en cuenta que un recorrido medio por ciudad es de 10 minutos, nuestros clientes pagan una media de 2,10 euros por cada recorrido. Nuestras tarifas son realmente muy competitivas; sobre todo, si las comparamos con el coche particular, que suele hacer recorridos más largos, tiene problemas para aparcar y hay que abonar una cantidad extra de dinero si queremos ubicarlo en el centro de las ciudades; prácticamente en todas existen zonas de hora. El ahorro de tiempo y el precio son los dos factores clave para contratar el servicio de Muving.

¿Cómo funciona?
Es muy sencillo. El usuario se descarga gratuitamente la aplicación de Apple Store o de Google Play, se registra y nos da el número de su tarjeta bancaria y una imagen de su permiso de conducir válido. Aprobado el registro, podría comenzar a usar nuestros servicios. No tiene que pagar nada aparte del uso de la moto. No cobramos ninguna cantidad fija al mes ni nada parecido. Cuando desea hacer un trayecto, entra en la aplicación, localiza la moto más cercana, la reserva y llega a ella antes de 15 minutos. Pasado ese plazo, el sistema entiende que no se va a usar y libera la moto para otro usuario. Una vez se llega a la moto, todo está listo para comenzar a usarla. El sistema la habrá desbloqueado y sólo tendrá que arrancarla, ponerse el casco o los cascos situado/s en el compartimento habilitado para ello y comenzar a circular. Concluido el servicio, el usuario aparca la moto, se quita el casco, lo guarda de nuevo y cierra el alquiler en la aplicación.

¿Resuelve un buen “mix de movilidad” los problemas de tráfico en las grandes ciudades?
Pienso que sí. Para una ciudad es importante contar con el mayor número posible de alternativas para el transporte. Los usuarios no siempre eligen el mismo modo de moverse. Un día pueden usar el autobús para ir a la estación de tren; otro día van con prisa y eligen el taxi… Nosotros pretendemos contribuir a que nuestras ciudades sean lo más limpias posibles al posibilitar un transporte ecológico, eficiente y a un precio realmente competitivo. Nuestro reto, por tanto, es ser una alternativa más, que concurra con otras formas, y posibilitar que el usuario elija en cada momento lo que más le conviene.

Te puede interesar