lunes 18 • octubre 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

La sicav española ‘Pepi Finanzas’ ha ganado un 70% durante el 2020

- Advertisement -spot_img

La sociedad de inversión de capital variable (sicav) ‘Pepi Finanzas’ ha sido la que más rentabilidad cosechó durante el año pasado entre las domiciliadas en España, con un 69,76% ofrecido a sus partícipes, según los datos de Vdos, que muestran rentabilidades superiores al 28% entre las diez sicav más destacadas del 2020.

Dicha sicav, constituida en el 2000 y con unos cuatro millones de euros bajo gestión, está gestionada por Santander Private Banking. Tiene más de 200 accionistas, pero los significativos concentran el 99% de las participaciones. ‘Pepi Finanzas’ cerró los dos ejercicios anteriores con pérdidas del 6% y el 19,5%, respectivamente.

En segundo lugar por rentabilidad aparece ‘Torrecares Inversiones’, con una ganancia anual del 57%, bajo la gestión de Bankinter. El ‘top 3’ lo completa la sicav ‘Noa Patrimonio’, de la gestora GVC Gaesco Gestión, con un 51% de rentabilidad en 2020.

La cuarta posición es para una sicav de Renta 4 Gestora denominada ‘Modena capital’, que ganó un 41,77% en el año. Le sigue en rentabilidad otra sicav de GVC Gaesco, que logra ‘colar’ tres productos en este ranking. Se trata de ‘Flocboss’, con un 32,26% de avance anual.

La sexta y séptima posición del ranking por rentabilidad de 2020 entre las sicav domiciliadas en el país corresponden a ‘Intelligent data & bots’ (30,17%), gestionada por Andbank Wealth Management, y a ‘Snowball value’ (29,06%), del grupo GVC Gaesco.

Por su parte, la octava sicav que más rentabilidad ofreció a los inversores españoles es ‘Lago Erie’, con un 28,7% en el año, bajo la gestión de Gesalcalá, ahora Creand AM, del grupo Crèdit Andorrà.

Completan el ranking de las diez sicav españolas más rentables ‘Lempira’ y ‘1948 Inversions’, ambas con un 28,5% de ganancias. La primera está gestionada por la entidad catalana Gesiuris AM, mientras que la última corresponde al grupo BBVA AM.

AÑO NEGATIVO POR LOS REEMBOLSOS

A pesar del convulso ejercicio para los mercados, el patrimonio invertido de forma conjunta en fondos de inversión y sociedades de inversión de capital variable (sicav) domiciliados en el país se mantuvo casi plano, con una reducción del 0,9% en 2020, según los datos de Vdos.

El patrimonio conjunto cerró el año en 309.127 millones de euros, de los que el 90% corresponde a fondos –que cierran con captaciones netas 1.032 millones de euros en el año– y cerca de un 10% a las sicav, que no lograron frenar los reembolsos en un entorno de incertidumbre regulatoria.

Este último año las sicav perdieron un 3,2% de su volumen, hasta cerrar con 27.914 millones de euros. Esta reducción se debió a los elevados reembolsos, que ascendieron a 1.237,6 millones de euros, a pesar de que el rendimiento positivo de las carteras sumó 318 millones de euros al patrimonio.

FIGURA DE INVERSIÓN EN “PELIGRO DE EXTINCIÓN”

La reducción patrimonial de las sicav, que está a niveles de 2013 tras siete años de caídas, viene acompañada del cierre continuo de estas instituciones de inversión colectiva, que cuentan con una fiscalidad ventajosa.

A finales de 2020, el número de sociedades cayó hasta las 2.533, lo que supone un centenar menos que un año antes. En la última década, se han perdido más de 600 sicav de forma neta, teniendo en cuenta que el dato a finales de 2010 era de unas 3.143 instituciones de este tipo.

Con el proyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal que tramita el Congreso de los Diputados, el PSOE quiere fijar requisitos adicionales a las sicav que busquen tributar en el Impuesto sobre Sociedades al tipo de 1%.

CAPITAL MÍNIMO DE CADA SOCIO

El partido que lidera el Gobierno busca habilitar por ley a la Agencia Tributaria para comprobar estos requisitos por parte de las sicav, obligando a estas entidades a mantener y conservar durante el período impositivo los datos correspondientes a la inversión de sus socios.

Concretamente, el PSOE propone elevar los requisitos para que estas entidades puedan tributar al 1% en el Impuesto sobre Sociedades, actualmente fijado en la participación mínima de cien socios. La ausencia de una inversión mínima, argumenta, provoca que haya socios con participaciones testimoniales en favor de inversores principales.

En este sentido, quiere que solo se contabilicen en estos cien inversores aquellos que cuenten con acciones por valor mínimo a 2.500 euros o de 12.500 euros en el caso de que sea una sicav por compartimentos, con una duración de al menos las tres cuartas partes del período impositivo.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img