martes 03 • agosto 2021
26.8 C
Madrid
martes 2 agosto 2021
- Publicidad -

Hotel del Juguete, cómo viajar a la infancia en una experiencia turística sin igual

- Advertisement -spot_img

Cómo sería viajar transportándose a un universo animado vinculado a la infancia? ¿Y alojarse en un lugar en el que los más pequeños duerman arropados por sus dibujos favoritos? Esta posibilidad existe en el Hotel del Juguete, ubicado en Ibi (Alicante), un espacio en el que los niños -y no tan niños- pueden vivir una experiencia que va más allá del tradicional concepto hotelero.

“Nosotros no queremos que los clientes vengan a dormir, queremos que se trasladen a su infancia y vivan una experiencia con su familia”, narra a Capital Dolores Pérez, directora de este particular concepto hotelero creado en 2010 como potenciador de la historia de la ciudad. “Ibi es conocido por su industria juguetera y quise mantener esa tradición apostando por el turismo familiar. Por eso pensé en qué tenía Ibi que no tuviese nadie, y eso fue el juguete”.

Así surgió un proyecto que dio la vuelta a lo que hasta entonces era dicho establecimiento. “Soy la cuarta generación dentro del sector de la hostelería”, comenta Pérez, quien recuerda cómo sus bisabuelos en 1939 crearon la hostería del Laurel cuando los baños “todavía no tenían agua caliente”. A estos le siguieron sus abuelos, su madre y ella misma, la encargada de reconvertir el hostal en un espacio de culto a la juguetería.

Dolores Pérez, directora del Hotel del Juguete
Dolores Pérez, directora del Hotel del Juguete

 “Empezamos con una imagen de juguete clásico de hojalata, las habitaciones no tenían marca concreta como ahora, y hemos ido evolucionando conforme se han creado nuevos personajes de animación que también se han ido instalando en el hotel”, confiesa esta empresaria que tiene claro que dentro de su hotel no hay habitaciones, sino “21 destinos diferentes”. 

Ahora bien, señala, “no son habitaciones sexistas”. “En ningún momento decimos a nuestros clientes qué habitación tienen que escoger”, señala la directora de este hotel, en el que los consumidores “son los que eligen si su hija duerme en la habitación de Lego o su hijo en la de las Barriguitas”.

Además, esto lo complementa con numerosos detalles para que la experiencia sea completa. “Nuestro restaurante está enfocado a las familias y tiene una ludoteca con monitores en comida, tenemos una hora de juegos en familia, los espacios del hotel huelen a vainilla y los jabones que uso tienen un aroma de Chupa Chups”. Todo un cúmulo de sensaciones alumbrados por energía renovable para que los clientes se olviden de su día a día y se impregnen de la esencia juguetera.

Ahora bien, Dolores Pérez matiza: “No queremos tener cautivos a los clientes, y por eso les damos una ruta divertida para conocer Ibi. También quiero que se consuma en la ciudad, y por eso les planteamos actividades para que complementen su experiencia y hagan turismo”.  Eso es precisamente lo que hacen las 5.000 familias que todos los años contactan directamente con el hotel para visitar este espacio del interior de Alicante.

Pero, ¿es sólo un hotel familiar? Si bien es cierto que así podría entenderse, Dolores Pérez lo niega. “Hacemos incentivos de empresa con directivos que vienen con sus familias, viajes de fin de curso de colegios, y nos estamos homologando para hacer formación de hostelería”, señala. El objetivo: ofrecer algo más. Y proyectos no les faltan.

Hotel del Juguete
Hotel del Juguete

“Mi planteamiento es que la centralita IP se amplíe y tener una locución que genere un mensaje de bienvenida a los huéspedes cuando lleguen a la habitación”, destaca ésta en un plazo que busca quedarse corto. “Cuando construí el concepto tenía muy claro que era un hotel replicable 100%, que se tenía que poder exportar a otros lugares de España o internacionalmente y tenemos claro que va a tener muy buena acogida”, añade Pérez mientras dirige a Madrid o Barcelona su mirada.

¿Llegará a cumplir su objetivo? La directora de este hotel no descarta asociarse a una marca si así lo logra, como tampoco adecuarse a las circunstancias externas que le toque vivir. Su objetivo último, directo: “Que los niños estén en un entorno idílico gracias a un hotel lleno de juguetes y que los padres puedan trasladarse a su infancia con detalles puntuales. Que tanto unos como otros desconecten de su mundo y pasen, aunque sea por unos días, más tiempo en familia”. 

Hotel del Juguete
Hotel del Juguete
- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img