jueves 13 • mayo 2021
17.2 C
Madrid
jueves 4 mayo 2021
- Publicidad -

La diversidad generacional es fundamental para ser competitivos en el mundo VUCA+

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_img

Por Carlos Pelegrín, Senior Advisor, Socio de Corporate Learning Solutions y ex Chief People Officer de Iberia.

En este mundo VUCA+ en que vivimos (el término VUCA volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad se ha quedado corto desde la llegada de la Covid-19) resulta fundamental gestionar de manera diferencial la diversidad generacional en nuestras organizaciones. En los últimos años se ha avanzado mucho en mejorar en el ámbito del género en las empresas, pero no siempre ha sido así en otros dos que son críticos a la hora de conseguir resultados en nuestros negocios: cómo integrar las distintas generaciones y cómo atraer talento internacional.

Mi experiencia en los últimos 30 años como consultor o directivo de grandes empresas es que, cuando se avanza simultáneamente en las tres diversidades la deseada transformación se acelera, llevando a la compañía a otro escalón. Fue el caso de Iberia, cuyo Comité de Dirección no incorporaba apenas ninguna de ellas antes de iniciar el viaje al plan de viabilidad, y que bajó más de 10 años su media de edad e incorporó talento de hasta cinco nacionalidades dentro de su Plan de Futuro, que devolvió a la empresa a la rentabilidad.

A nuestras organizaciones les ha costado durante dos décadas abordar este tipo de transformaciones, llegando a copar los puestos de comité de dirección y consejos de personas que superaban en general los 50 años (y muchas veces los 60, e incluso los 70). Empresas tan emblemáticas como El Corte Inglés o el Banco de Santander han postpuesto la renovación de sus órganos de Gobierno hasta el fallecimiento (no es una metáfora) de su primer ejecutivo. Y otras, como Telefónica o BBVA, han retrasado el cambio del primer ejecutivo mucho más allá de lo que hubiera sido deseable desde un punto de negocio.

En ese contexto, todos hablamos de la necesidad de crear entornos donde las cuatro generaciones que convivimos en el mundo del trabajo podamos aportar lo mejor:

Vivimos en la permanente contradicción. Las generaciones Y y Z adoran la flexibilidad, la autonomía o el trabajo por proyectos, pero son dirigidos en muchas ocasiones por Baby Boomers o representantes de la generación X que siguen teniendo dejes de la cultura del presencialismo y de un compromiso malentendido y poco productivo. Al mismo tiempo, la velocidad del cambio en temas como los modelos de negocio o la tecnología está haciendo que muchas empresas se queden atrás, porque sus dirigentes no acaban de comprender el mundo en que les ha tocado gestionar.

Sus colaboradores más jóvenes se desesperan al ver esa falta de sintonía entre lo que requiere el mercado y la respuesta que son capaces de proporcionarle. Aunque siempre puede ser peor: algunas compañías dedican grandes recursos a que jóvenes (normalmente organizados con metodologías agile) monten un mundo paralelo a la organización tradicional (o legacy), generando una tensión que en poco o nada ayuda a la verdadera evolución de la forma de hacer las cosas. Me recuerda a lo que decíamos cuando yo estaba en Telefónica de uno de nuestros competidores: “En esa empresa los que saben de negocio no saben inglés y los que saben inglés no saben de negocio”.

Afortunadamente, empieza a haber un grupo cada vez mayor de empresas que han entendido el reto al que se enfrentan y están poniendo en marcha iniciativas para asegurar la diversidad generacional en sus órganos de gobierno (con perfiles más senior en el Consejo y más jóvenes o transformadores en la línea, por ejemplo), para que la agilidad y la digitalización avancen por toda la organización (y no sólo en “islas de felicidad”) y, sobre todo, que cuentan con un liderazgo inclusivo capaz de entender los intereses de las distintas generaciones convivientes y de integrarlos en su manera de gestionar. Empresas que, como Más[1]móvil, están batiendo a sus competidores con su aproximación más cercana a unos clientes que no dejan de evolucionar. ¿Cuentas ya con un plan específico para gestionar a las distintas generaciones? Si no es así, manos a la obra.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img