martes 21 • septiembre 2021
22 C
Madrid
martes 2 septiembre 2021
- Publicidad -

El 54% de las empresas españolas quiere tener un coche eléctrico

- Advertisement -spot_img

Según revela el ‘Observatorio de Movilidad’, la apuesta por la sostenibilidad está cada vez más presentes en las compañías de nuestro país, que esperan aumentar las opciones electrificadas de sus flotas corporativas

La adquisición de un coche eléctricos se posiciona cada vez más claramente como una de las principales opciones para hacer las empresas españolas más sostenibles. Y es que, según se desprende del ‘Observatorio de Movilidad’, elaborado por la empresa de movilidad y renting Arval y recogido por Europa Press, el 54% de las compañías nacionales esperan hacerse con un modelo de estas características en los próximos tres años.

De hecho, el informe revela, a su vez, que el 42% de las firmas ya cuenta con puntos de carga para sus modelos enchufables. Además, subraya que un tercio de las empresas de nuestro país asegura que pretende aumentar su flota de vehículos este mismo año.

El documento incide en que “la preocupación por una movilidad más sostenible ya se encuentra instalada en la cultura de las firmas españolas”. Y es que “el 67% de las compañías ya ha tomado medidas para reducir las emisiones de sus flotas, con las empresas de gran tamaño a la cabeza, ya que el 82% de las que superan el centenar de trabajadores ha implementado actuaciones en este sentido”.

Mayor sostenibilidad y menor gasto

De esta manera, la necesidad de hacer las compañías más sostenibles y las distintas opciones electrificadas mantiene su crecimiento en las flotas corporativas. Por ello, el 79% de las empresas espera implementar al menos una tecnología en los próximos tres años, con el vehículo híbrido como la opción que más convence.

Asimismo, el ‘Observatorio de Movilidad’ apunta a que los principales motivos para implementar o considerar nuevas energías o tecnologías en la flota son racionalizar el gasto de combustible (54%) y generar menos emisiones (53%). Otro aspecto común es poder conducir en zonas restringidas al tráfico en las ciudades (48%) o anticiparse a futuras normativas (42%) a la vez que cumplir con las propias políticas de responsabilidad social corporativa (40%), mejorar la propia imagen (38%) y optar a incentivos fiscales (38%).

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img