martes 21 • septiembre 2021
22 C
Madrid
martes 2 septiembre 2021
- Publicidad -

Este es el plan del Gobierno para luchar contra el desempleo juvenil

- Advertisement -spot_img

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Plan de Garantía Juvenil Plus (PGJ+) para el periodo 2021-2027, dotado con 3.263 millones de euros, que tiene por objetivo mejorar la cualificación de jóvenes para que adquieran las competencias profesionales y técnicas necesarias para acceder al mercado laboral.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha explicado que este Plan forma parte del Plan Estratégico Juventud Avanza, que agrupa el conjunto de acciones para el empleo juvenil que va a desplegar el Gobierno con una inversión de 4.950 millones de euros.

De esa cantidad, 3.263 millones corresponden al PJG+, 937 millones de euros a diversas inversiones para el empleo juvenil contempladas en el Plan de Recuperación, 600 millones a programas de formación con alternancia en el empleo y 150 millones al convenio con la Secretaría de Estado de Digitalización de Inteligencia Artificial.

“Estamos ante la mayor inversión del Gobierno de España en la historia de la democracia para abordar el problema del desempleo juvenil, con una inversión que alcanza casi los 5.000 millones de euros”, ha resaltado Díaz, que ha destacado que los jóvenes, por el mero hecho de serlo, no merecen sueldos y trabajos “indignos”, sino todo lo contrario.

El PGJ+ de trabajo digno para personas jóvenes, que servirá de referencia para las entidades vinculadas al Sistema Nacional de Garantía Juvenil y que estará financiado por el Fondo Social Europeo, se sustenta sobre tres ejes y 69 medidas, según ha señalado Díaz.

Los tres ejes en los que se basa el Plan consisten en la orientación y el seguimiento personalizados en todas las actuaciones de apoyo a los jóvenes; formación dirigida a la adquisición de competencias en función de las necesidades de transformación del modelo productivo, y la mejora de las oportunidades de empleo a través de incentivos dirigidos, especialmente, a las personas que necesiten una especial consideración.

El PGJ+, que ha sido abordado en el diálogo social, discutido con las comunidades autónomas y con entidades como el Injuve o el Consejo General de la Juventud, contempla “multitud de actuaciones”, según ha subrayado la ministra, entre ellas el compromiso de que los jóvenes inscritos en el plan tendrán una atención inmediata para que en el plazo máximo de cuatro meses hayan recibido una oferta de empleo o de formación que contará con un seguimiento especial durante este periodo.

Los jóvenes interesados dispondrán de una línea de teléfono gratuita que permitirá resolver las dudas de la atención, además de sistemas digitales complementarios. Habrá un espacio virtual específico que permitirá la formación y también la búsqueda y selección de ofertas de empleo y se apoyará el emprendimiento juvenil.

En este sentido, el PGJ+ impulsará ayudas para afrontar el pago de cuotas a la Seguridad Social durante seis meses y también para la publicidad y transformación digital del negocio, además de formación en marketing digital y comercialización a los jóvenes emprendedores.

Microcréditos para emprender

Además, el Plan permitirá obtener financiación a través de microcréditos, sin necesidad de avales, a los jóvenes emprendedores que no puedan acceder a un crédito ordinario, recibiendo adicionalmente orientación y asesoramiento tras la recepción del préstamo.

El Plan refuerza la orientación a los jóvenes. La dirigida a las personas jóvenes con responsabilidades familiares, especialmente mujeres, reforzará la corresponsabilidad y tratará de acabar con los estereotipos de géneros. Habrá también acciones para fomentar el empleo de jóvenes LGTBI, migrantes y con discapacidad.

En el caso del colectivo LGTBI, se pondrá en marcha un programa piloto de inserción sociolaboral que incorporará medidas específicas para erradicar situaciones discriminatorias. Los orientadores recibirán cualificación específica en este ámbito, se financiarán acciones de visibilización, y se realizarán campañas de sensibilización en las empresas para facilitar que todas las personas puedan acceder al mercado laboral con independencia de su identidad sexual.

La ministra ha resaltado además que el Plan ayudará a formalizar la transición entre la formación recibida y el mundo de la empresa. “Tenemos una parte de la población joven con escasa formación, pero también tenemos un porcentaje elevado de jóvenes archipreparados para incorporarse al mercado laboral. Estos dos extremos están actuando como un factor de expulsión del mercado laboral”, ha advertido Díaz.

“No podemos remunerarlos con 436 euros al mes y eso está pasando”

La vicepresidenta tercera ha pedido cambios en la cultura empresarial para que a los jóvenes no se les ofrezcan los contratos más baratos del mercado. “No podemos remunerarlos con 436 euros al mes y eso está pasando y eso habla mal de las empresas españolas. Con trabajos precarios, lo que hay son empresas parecarias. Necesitamos jóvenes, pero con condiciones dignas y estables”, ha subrayado.

Una de las ventanas para generar empleo juvenil será la recuperación de espacios urbanos y rurales en declive, dirigida especialmente a jóvenes con iniciativa creativa que busquen llevar a cabo acciones con un fin principalmente social. Todo ello, destaca el Ministerio, permitirá “obtener un doble impacto: la creación de empleo y responder a demanda habitacional de personas vulnerables”.

Sacar a los jóvenes de la inactividad

Según ha explicado Trabajo, la igualdad, la conciliación y la corresponsabilidad se fomentarán mediante diferentes actuaciones desde el ámbito de la orientación, y se dará apoyo al estudio, al empleo y a las mujeres jóvenes en el medio rural para mejorar su empleo y acceder a fórmulas de trabajo autónomo y emprendimiento.

Asimismo, el Plan contempla medidas para visibilizar el papel de las mujeres jóvenes en las profesiones STEM con acciones formativas específicas y también en el ámbito de la Responsabilidad Social de las Empresas.

Los itinerarios personalizados priorizarán favorecer la reincorporación a la educación reglada de las personas que hayan abandonado el sistema educativo de manera prematura.

Además, las personas inscritas en Garantía Juvenil podrán participar en el programa de primera experiencia profesional en las administraciones públicas recogido en el Plan de Recuperación y los servicios públicos de empleo trabajarán desde una perspectiva local.

La ministra ha indicado además que se llevará a cabo un mapa de oportunidades y necesidades en los diferentes territorios, desarrollando itinerarios integrales de empleo con programas de formación específicos en materias como la economía verde, la economía azul, las energías renovables, la transición ecológica y la economía digital, entre otras. En este sentido, el PGJ+ apoyará la estancia de jóvenes en centros de investigación y empresas tecnológicas.

A través de la promoción de escuelas taller, talleres de empleo y programas mixtos de Empleo-Formación, el Plan incentivará la puesta en valor del patrimonio histórico, natural y cultural, la recuperación de oficios y la generación de oportunidades laborales.

Por su lado, el programa Redes Taller Joven facilitará la movilidad dentro del territorio nacional en función de los intereses de los jóvenes con una ayuda específica que permitirá mejorar sus oportunidades.

A través del Plan, se fomentarán las escuelas profesionales duales, que permitirán conectar la FP con el empleo mediante una oportunidad laboral real y remunerada en empresas, y un acompañamiento personalizado de entre 12 y 18 meses de duración.

También se impulsarán las escuelas de segunda oportunidad para incrementar las oportunidades laborales de aquellas personas que abandonaron sus estudios a una edad temprana, adquiriendo formación en materias que permita obtener Certificados de Profesionalidad.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img