viernes 10 • septiembre 2021
18.4 C
Madrid
viernes 5 septiembre 2021
- Publicidad -

El liberalismo económico y social, un “arma” educativa contra el populismo

- Advertisement -spot_img

La Fundación Friedrich Naumann (FNF) para la Libertad fomenta la búsqueda de oportunidades para la generación que ha sufrido dos crisis consecutivas

“Los populismos ponen el riesgo el proyecto europeo y hay que educar a los jóvenes en el emprendimiento y la educación financiera”, afirma David Hennenberg, director de la oficina de FNF en Madrid

El liberalismo atraviesa un camino rodeado de alambres en Europa. Tras dos crisis -una con raíces financieras (2008) y otra, con origen sanitario (2020)- cuyos efectos económicos son similares a los que hubiera podido provocar una guerra, la doctrina liberal arrastra el mantra de la culpabilidad. Su vínculo con el modelo de crecimiento capitalista sufre a diario los ataques de los movimientos populistas. Su respuesta se basa en la educación como gancho para atraer a los más jóvenes.

En este contexto, la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad (en adelante, FNF, por sus siglas en inglés) aspira a liderar el debate educativo en torno al modelo liberal, tanto a nivel europeo como en las relaciones del continente con el norte de Europa. Fundada en 1958 en Alemania, de la mano del ex presidente Theodor Heuss, las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial provocaron entonces “una falta de conocimiento básico de educación cívica y política después de lo que había sucedido”, según explica a Capital David Henneberger, director de la oficina de FNF en Madrid y responsable de la coordinación de España, Italia y Portugal.

Hoy, sus principios no han cambiado. “Nuestra idea es la promoción del liberalismo tanto en lo económico como en lo social”, explica Hennenberg, que detalla que han elegido España para liderar sus actividades en el Sur de Europa porque, añade, “nos entendemos más que con otros vecinos. Hay pocos países más europeístas que Alemania y España”. Y, además, por ubicación geográfica, es el emplazamiento perfecto para el proyecto de Diálogo en el Mediterráneo, que conectará el norte de África con Europa.

El auge de los movimientos extremistas

El auge de los populismos, tanto de derechas, como de izquierdas, es una de las batallas de la fundación. “Si no encontramos soluciones para la generación que ha sufrido dos crisis económicas consecutivas, populismos como Podemos crecerán más en el futuro. Y esto pone en riesgo el proyecto europeo”, añade Hennenberg.

David Hennenberg, director de la oficina de la Fundación Friedrich Naumann en Madrid

Modular el mensaje para hacerlo más atractivo resulta clave en este contexto. “Los liberales tenemos que preguntarnos si enfocamos nuestras ideas y nuestros mensajes correctamente. Tenemos que tener mucho cuidado para no romper nuestro pacto con los jóvenes en temas sociales. Si eso sucede, no tendremos una segunda oportunidad”, señala el director de la oficina de FNF en Madrid.

Y para ello, se deben explicar conceptos como el del emprendimiento, la economía o las finanzas desde la escuela. Hennenberg argumenta que no entiende “por qué la izquierda y los sindicatos de profesores se niegan a enseñar educación financiera en la escuela. Ellos deberían ser los mayores interesados en reducir las desigualdades”. En este contexto, y observados los efectos de la crisis de la Covid-19, desde la FNF apuntan que “la diversificación de la economía española no es suficiente como para soportar estos shocks internos de forma más o menos efectiva”. La dependencia del sector servicios es uno de los lastres que ha impedido a España crecer más.

A nivel político, la FNF está ligada al Partido Liberal alemán, de larga trayectoria. En opinión de Hennenberg, en países como España este modelo es mucho más difícil de implantar. La doctrina liberal sufre en el Parlamento español, ya que, “para tener una mayoría, los partidos de centro tienen que pactar con los nacionalistas o con los populismos para crear una mayoría. Estos pactos legitiman a los partidos extremistas, y eso es un problema”.

Las relaciones comerciales en el área del Mediterráneo

Las relaciones de Europa con los países del norte de África, en el Mediterráneo, centran las últimas iniciativas de la institución. “Apostamos por el libre comercio en el área del Mediterráneo, los convenios bilaterales que tiene Europa con estos países están muy enfocados en productos industriales, pero los servicios digitales están básicamente excluidos”, señala Hennenberg. En su opinión, los nuevos modelos de relaciones comerciales deben modernizar y diversificar los bienes y servicios que se intercambian.

Y todo ello, en un contexto de seguridad jurídica. “Los gobiernos de la región mediterránea tienen que asegurar la fiabilidad de las inversiones y la credibilidad de las instituciones y del estado de derecho”, apunta el director de FNF en Madrid.

De la colaboración entre países deben surgir oportunidades en el ámbito, por ejemplo, de las energías renovables. Y, en términos más globales, centrados en la avalancha tecnológica Hennenberg cree que “Europa está dormida entre China y Estados Unidos. Debemos ser capaces de crear campeones europeos en la digitalización”.

La difusión del modelo liberal, en el ámbito económico, pasa por educar a los emprendedores del futuro en clave social. Y la FNF seguirá al frente del debate ideológico allí donde se produzca.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img