sábado 27 • noviembre 2021

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- publicidad -
- Advertisement -spot_img

Juan Ángel López-Manzanares: “La Colección Thyssen acoge cualquier tema del debate público”

Con sede en el Palacio de Villahermosa, en el Paseo del Prado, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, con casi tres décadas de historia, expone una de las colecciones de arte más importantes del mundo. Capital habla con Juan Ángel López-Manzanares, conservador del museo y comisario del Centenario del Barón Thyssen, para comentar la gestión de las exposiciones y obras del museo, así como la labor de EducaThyssen. Y recuerda la vida del Barón Thyssen en el centenario de su nacimiento, que se celebra este 2021. 

En el verano de 2021 la Colección Thyssen-Bornemisza ha sido reinstalada. ¿Cuál ha sido el motivo de esta reestructuración? 

El motivo ha sido el acuerdo al que ha llegado el Ministerio de Cultura y Deporte con la Baronesa Thyssen. Es un acuerdo para la cesión de su colección durante 15 años con posibilidad de compra al final del período. La colección se ha instalado en la planta baja al cambiar todo el recorrido de la colección. El siglo XX es donde ocupa ahora la Colección Carmen Thyssen, que todavía no se ha abierto al público, pero ya está colgada, y se ha redistribuido la colección permanente entre el edificio nuevo y el antiguo. 

Ofrecen contenido en sus salas y exposiciones temporales vía realidad virtual. ¿Cómo funciona?, ¿tiene éxito entre el público? 

Se hacen cada vez más actividades virtuales porque los museos cerraron el año pasado. En 2020 hubo unos 340.000 visitantes presenciales y normalmente solemos rondar el millón. Sin embargo, las personas que visitaron el museo a través de la página web fueron 3,5 millones, con 12 millones de visitas contado por páginas. Las actividades de EducaThyssen han tenido mucho seguimiento porque se ha establecido una relación con universidades de Hispanoamérica. Hay mucha gente que conoce el museo, pero realmente nunca ha estado. 

Desde la apertura del Museo en 1992, ¿destacaría alguna exposición temporal por el éxito de asistencia? 

Hay una especie de lucha sobre cómo se deben cuantificar las exposiciones. Las que mayor acogida de público han sido ‘Hooper’ en 2012, con 320.000 visitantes; la segunda, la de ‘Antonio López’, con 317.000, y la tercera, la de ‘Gauguin y el simbolismo’, con 280.000. Depende un poco de las modas. Hay que intentar que no sean solo exposiciones ‘blockbuster’. En ‘Hooper’ contribuyó que el espacio era mayor. Antes las salas se llenaban y ahora los museos limitan aforo para que la visita sea más agradable. 

Ofrecen visitas online guiadas en tiempo real. Este servicio, ¿estaba disponible antes de la Covid-19 o fue a raíz de ella?  

No, no existían. Antes eran visitas en grupo presenciales porque es más enriquecedor, pero algunas guías tenían tabletas que mostraban contenidos. Basándonos en esa idea, hacemos visitas que no solamente explican la colección, sino que, a base de fotografías de detalle ves cosas que normalmente pasan desapercibidas. Esto permite ver la colección de manera más completa. Y cuando finalice la pandemia pretendemos dejarlo instaurado. Ahora muchos museos están haciendo actividades online que las están cobrando. Este año, el 52 % del presupuesto de los actos corporativos se ha generado por estas visitas virtuales. Ha supuesto un comodín en una situación complicada. 

Se ha celebrado este año el centenario del Barón Thyssen, que tenía una de las colecciones de arte privado más importantes del mundo. ¿Cómo era el Barón? 

Empecé a trabajar en el Thyssen en 1998 y alguna vez lo vi, pero no tuve contacto directo. Destacaría tres rasgos. Primero, que era una persona muy cosmopolita. Viajaba constantemente y hablaba perfectamente cinco idiomas: holandés, alemán, francés, inglés e italiano. Tenía una mentalidad más abierta que la de su padre. El segundo es que no era nada dogmático y sabía aprovechar la vida. Y el tercero, que era muy generoso. Cuando heredó su colección en Villa Favorita, hizo construir una galería para sus pinturas, que al principio no se enseñaba más que a familiares y coleccionistas, y en 1948 él empezó a enseñarla al público, y realizó exposiciones de masas desde 1975. 

¿Cuándo empieza a tener consciencia de lo valioso que era el arte de su padre? 

Es curioso, porque tenía un contacto muy ligero con el arte. No le interesaba, pero fue cambiando. Es como las novelas en las que el viaje de formación del protagonista va variando. Empieza a coleccionar según los gustos de su padre, pero conoce a gente y comienza a interesarle el arte moderno. Iba aprendiendo según iba leyendo sobre la Historia del Arte, atendía a exposiciones y conocía movimientos distintos. Se interesó por él y empezó a coleccionar. Fue agrandando su gusto. A partir del 73, invirtió mucho en Estados Unidos y se interesó por el arte americano y del s. XIX. Este es el único museo en Europa que tiene arte americano del siglo XIX.  

¿Es cierto que vendió la colección al Estado español por un precio muy inferior al que realmente era? 

Sí. Si observamos los datos, él la vendió por 350 millones de dólares, pero estaba valorada en 1.500, pero no es tan sorprendente. Según los estudios, es cierto que él pagó menos dinero, pero a su vez el Estado español se comprometió a perpetuidad a cubrir los gastos que tuviese la Fundación Thyssen. No solamente es comprar la colección, sino que se compromete en el futuro hasta siempre a intentar que haya una gestión lo más eficiente posible y a pagar el 10 %. Con lo cual, lo que se aseguraba es que tenía un museo con su nombre al que no le iba a pasar nada en el futuro. Es un pago reducido en el momento, pero también un compromiso muy a largo plazo.  

En EducaThyssen hacen visitas, actividades y cursos destinadas al público joven, ¿notan una buena acogida? 

En los museos, en general, el público joven es muy minoritario. Antes de los 35 años, los visitantes no suelen venir a los museos, y es importante que vengan. El museo cada vez lleva más acciones destinadas a este público. En EducaThyssen, muchos se enganchan al museo por los talleres porque al final es una cosa de educación. Entre las iniciativas para jóvenes, hay una iniciativa en colaboración con una colección de arte contemporáneo que ha creado Francesca Thyssen, única hija del barón, con artistas muy jóvenes para ayudarles a que creen obra.  

¿Qué diría que tiene el Thyssen que le diferencie de otros museos de Madrid? 

Cuando se estuvo negociando para que viniese el Thyssen a Madrid se habló mucho de este tema. El Thyssen complementa el resto de los museos. El padre del barón intentó coleccionar con una visión muy enciclopédica en el que esté el arte universal. Puedes recorrer casi toda la Historia del Arte occidental. El barón dice en sus memorias que coleccionaba de esta manera para mostrar a través del arte los cambios en la humanidad. La Colección Thyssen te permite que cualquier tema que está en debate público tenga referencia en el museo. Se complementa con el Prado y el Reina Sofía, es menos uniforme y más polivalente desde mi punto de vista. Todos los museos son muy distintos, ir a un museo es como pasearte por una ciudad. 

¿Qué futuro cree que le espera al mundo de los museos y las exposiciones de arte entre el público joven? 

Creo que vendrá más gente joven. Es muy difícil, porque a los jóvenes, en general, les gusta otro tipo de ocio. Yo entiendo que la dinámica de los museos de estar quieto delante de un cuadro es distinto al mundo de ahora, que se mueve muy rápido. Se intentan hacer unas narrativas dentro del museo que sean asimilables por los jóvenes. Un museo tiene una colección y la puedes contar y vivir de muchas maneras. ‘Giovanna Tornabuoni’ es el cuadro más famoso de aquí, pintado en 1498, y representa muy bien el papel que tenía la mujer en esa época, no es tan distante de lo que puede ocurrir en Afganistán. Es curioso, porque los cuadros, aunque tengan 500 años, a veces cuentan historias que son cercanas. No es algo que sea ajeno a nosotros. 

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img