sábado 27 • noviembre 2021

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- publicidad -
- Advertisement -spot_img

Mabel Tapia, (Museo Reina Sofía): “El Guernica tiene la cualidad de emanciparse de su autor”

En 1990 se inaugura en la capital el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y surge en España la aparición de un museo de arte moderno y contemporáneo. El recinto es un organismo autónomo dependiente del Ministerio de Cultura, con sede en el antiguo Hospital de San Carlos de Madrid. El establecimiento es una exhibición cuyo objetivo es exponer, difundir y dar visibilidad al arte contemporáneo a través de exposiciones, actividades, formación y asesoramiento en referencia a los contenidos que presenta.

El museo explica que las instituciones son las principales estructuras de invención de lo social, de hacer afirmativo y no limitativo. Capital charla con Mabel Tapia, subdirectora artística del Museo, sobre el papel de las instituciones respecto al arte y la cultura y comenta la recepción popular del famoso cuadro del Guernica, la visión del público del arte contemporáneo y la gestión llevada a cabo por el museo nacional durante los meses más duros de la pandemia.

Un museo de arte contemporáneo

Cuesta definir qué es el arte, sobre todo cuando este es del todo subjetivo. Aquí entra el arte contemporáneo y el debate de qué es arte y qué no. La subdirectora artística comenta que es un planteamiento recurrente que se basa en tener más perspectiva, “hay que romper la distancia de lo que es el arte”. Afirma que, aunque resulte raro, el arte dialoga con los espectadores y las prácticas artísticas se encuentran muy cercanas a la vida cotidiana.

Desde el museo, señalan que están desarrollando varias líneas que buscan precisamente la evolución del mismo en un espacio de lo común. Tapia comenta que, habitualmente, se piensa que como institución pública se contrapone a lo privado, pero el asunto se basa en “conseguir la dicotomía entre ambas”.

“Necesitamos que las instituciones se planteen preguntas”, afirma Tapia, que considera que las instituciones asumen una herencia que no se cuestiona, además de que deben intentar generar espacios de discusión y de apertura para expandir los modos de narrar y contar. “Estamos remontando toda la colección para que pueda narrar de otra manera”, expone la subdirectora artística.

El Reina Sofía tiene entre sus objetivos promover el conocimiento y el acceso al público del arte contemporáneo. “El museo está abierto a diferentes movimientos, perspectivas y comunidades”, apunta Tapia, que añade que la misión del mismo es poner en el centro tanto sus propias propuestas como ser abiertos a otras inquietudes. Por esto, el Reina Sofía recibe importantes obras gracias a donaciones de coleccionistas, artistas, empresarios e instituciones valoradas por un comité experto.

La gestión del Reina Sofía

La institución trabaja desde todas las líneas del arte contemporáneo, incluyendo al cine y el vídeo. Montan ciclos cinematográficos y exponen archivos de vídeo al público, además del cine de verano, que suele ser exitoso entre las familias y los niños. El Área de Educación del Reina Sofía ofrece talleres infantiles, visitas a escuelas o cursos dedicados al público infantil.

“Es una maravillosa herramienta de construcción de perspectiva del mundo”, así responde la subdirectora artística a si la posible incomprensión del arte moderno puede disminuir si se muestra desde un principio al ciudadano. Explica que son mecánicas diferentes que diseñan para los más pequeños, que construyen el mundo de forma más completa. Según sus palabras, la idea que se quiere alcanzar realizando estos talleres y actividades es que el arte sea un lugar donde poder compartir experiencias entre los niños. Incluso en pandemia, cuando también se organizaron iniciativas para ellos.

La crisis sanitaria ha provocado que lugares en los que la presencialidad va implícita, como son los museos, se tengan que reinventar. Tapia narra cómo fue transformar la actividad rutinaria del Reina Sofía. “La gestión fue intensa, muy cuidada y llevó mucho tiempo y energía”, así describe el cambio llevado a cabo debido a la Covid-19.

fachada reina sofia

El Reina Sofía tiene sede en un antiguo hospital, por lo que cuenta con la ventaja de tener características estructurales como techos altos o salas grandes, idóneas para lograr un espacio más seguro. Además, las exposiciones de los primeros espacios en abrir en la desescalada y desde el Reina Sofía realizaron prácticas de aforos y personal previas para conseguir una apertura garantizando la seguridad. A la mala situación, la subdirectora artística afirma que los usuarios reaccionaron muy bien, “lo bonito es que hubo muy buena recepción, y mucha emoción”, confirma Tapia.

El Guernica

Una de las grandes obras emblemáticas que tiene expuesta el Reina Sofía es el reconocidísimo Guernica de Pablo Picasso. El Guernica es un cuadro de 1937 pintado en la capital francesa, que representa el bombardeo de la ciudad surgido durante la Guerra Civil española.

Varias de sus figuras son simbólicas y suscitan comentarios dispares, pero la subdirectora artística afirma que las opiniones son positivas, “el Guernica tiene un aura muy compartida por el público que empatiza con él”, confirma. Según comenta, hay todo un trabajo de investigación detrás de la pieza artística, que ha trascendido y es bandera de muchos otros asuntos y marcos culturales.

Tapia narra que el cuadro tiene la cualidad de emanciparse con su autor y crear afecto. “Hemos construido una idea de genio que tiene que ser repensada”, señala la subdirectora, que argumenta que existe una discusión más que llamativa ante la figura de Pablo Picasso.

Este y muchos temas del ámbito artístico, ya sea sobre obras o sobre los propios artistas, están abiertos a debate. Además, ahora existen herramientas para que el ciudadano tenga la posibilidad de repensar y replantearse la Historia del Arte. De hecho, Madrid es una de las ciudades que más importantes del mundo en cuanto a la riqueza y variedad museística que hay, aunque Mabel Tapia aclara que no existe ninguna confrontación entre ellos, sino acompañamiento.

Explica que el Museo Reina Sofía colabora con otras instituciones y realiza alianzas que se configuran para pensar en un mejor futuro. “Se intenta generar una trama de lugares y de pensamiento”, afirma. Todos los sitios donde el arte y la cultura sean protagonistas, van de la mano los unos con los otros para también apoyarse entre ellos.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img