miércoles 08 • diciembre 2021

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Engracia Hidalgo (Ayuntamiento de Madrid): “Bajar impuestos reactiva la economía y amplía las bases imponibles”

La delegada de Hacienda y Personal del consistorio madrileño denuncia que “los ayuntamientos hemos sido los grandes olvidados de las políticas del Gobierno”

La “batalla” fiscal que se vive en España responde a un sistema descentralizado de competencias que permite que haya zonas del país en las que un ciudadano pague menos impuestos que en otras. En este contexto, los ayuntamientos y demás corporaciones locales también pueden elegir si deciden subir los tipos de sus tributos propios o bajarlos. El objetivo no siempre responde al aumento de la recaudación, aunque, a veces, se consigue de forma indirecta. 

Las distintas interpretaciones de los modelos fiscales dan lugar a vertientes más centradas en la socialdemocracia o a otras que podríamos catalogar como liberales. Al menos, en esencia. En esta segunda “rama” se enmarca el Ayuntamiento de Madrid, según podemos inferir de medidas como la última rebaja del IBI, y la estrategia la explica en conversación con Capital la delegada de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo.

El Gobierno prepara una serie de subidas de impuestos con el objetivo de cuadrar el déficit público por la vía de los ingresos. A nivel de la corporación local, ¿han recibido alguna petición o “sugerencia” en materia tributaria desde la Administración Central? 

Nuestra interlocución con el Gobierno central es a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). En estos dos años de Gobierno de coalición del PSOE con Podemos, los ayuntamientos hemos sido los grandes olvidados de sus políticas.  

Durante una de las peores crisis económicas y sanitarias derivadas de la pandemia de la Covid-19, la aportación del Gobierno al Ayuntamiento de Madrid se ha limitado a concedernos 43 millones de euros para compensar las pérdidas por el transporte, la mitad de lo que recibió Barcelona, teniendo mucha menos población que nuestra capital. 

Para el próximo año, hasta ahora todo lo que conocemos es a través de los medios de comunicación. A través de éstos, hemos tenido conocimiento de la intención del Gobierno de Sánchez de aprobar una nueva Ley de Vivienda, que además de ser intervencionista, pretende que los ayuntamientos incrementemos el IBI a las viviendas vacías un 150%. Una medida que, en Madrid, no se va a producir.  

La descentralización de competencias entre los distintos niveles de la Administración genera que haya sustanciales diferencias entre los modelos tributarios en función del territorio. ¿No cree que perjudica esto la unidad de mercado? 

Madrid siempre ha sido una Comunidad que ha apostado por una política de impuestos bajos, libertad de horarios y las mínimas trabas administrativas para atraer inversión y talento. Madrid se ha convertido en el espejo en el que se miran otras CCAA. Somos un referente en la política económica. Frente a la voracidad recaudatoria del Gobierno Central, aquí apostamos por una generar un clima de confianza para inversores, empresarios y ciudadanos. 

¿El Ayuntamiento prepara algún tipo de medida de corte fiscal para favorecer el crecimiento económico? 

Acabamos de aprobar la cuarte rebaja de impuestos en los últimos tres años, que permitirá a los madrileños ahorrar unos 500 millones de euros desde nuestra llegada al Gobierno de la capital. Este año aprobamos un nuevo paquete de rebajas que hará que el tipo general del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) pase del 0,456 % al 0,428 %, lo que supondrá un ahorro de más de 59 de millones de euros a los madrileños.  

También se incrementan en cinco puntos los porcentajes de la bonificación del impuesto de plusvalía por transmisiones mortis causa a favor de ascendientes, descendientes y cónyuge. Mantenemos las bonificaciones en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) por inicio de actividad y por creación de empleo, y las de promoción de energías renovables y fomento del uso del transporte colectivo.  

Además, se reduce el 100 % de la ‘tasa de mercadillos’, una medida que apoyará a más de 60 mercadillos, con unos 2.826 puestos, lo que supondrá un ahorro de 1,3 millones de euros.

Engracia Hidalgo, delegada de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Madrid, posa en su despacho.

El compromiso del equipo de Gobierno con el medioambiente se concreta en mantener la propuesta de bonificaciones fiscales dirigidas a promover la implantación de energías renovables en los edificios residenciales e instalaciones industriales.

En este apartado, se mantiene la bonificación del 50 % del IBI para los inmuebles de uso no residencial, así como del beneficio fiscal en este impuesto del 20 % al 30 % del coste real de la obra. También se establece una bonificación del 50 % de la cuota del IAE para la instalación de sistemas de aprovechamiento de la energía solar y geotérmica. 

Asimismo, dentro de la Estrategia Madrid 360, se mantiene una bonificación de entre el 10 % y el 50 % en la cuota del IAE para las empresas de la ciudad de Madrid que implanten planes de transporte que afecten al menos al 20 % de su plantilla mediante la adquisición de abonos anuales de transporte público o a través de la contratación del servicio de transporte. Esta medida pretende mejorar la eficiencia energética y contribuir al cambio de pautas en los desplazamientos de los trabajadores de la ciudad de Madrid. 

Los principales impuestos transferidos desde la Administración central a las corporaciones locales son el IBI, el IAE, y el IVTM. No obstante, los ayuntamientos pueden “crear” tributos propios en función de sus necesidades. ¿Madrid piensa utilizar esta capacidad o seguirá bajando tipos de los ya existentes?  

Las principales fuentes de financiación del Ayuntamiento de Madrid son la recaudación de los tributos locales, con el IBI como principal ingreso, y la participación en los tributos del Estado. No podemos crear impuestos, aunque si establecer bonificaciones y crear o suprimir tasas.

“Frente a la voracidad recaudatoria del Gobierno central, apostamos por un clima de confianza para inversores, empresarios y ciudadanos” 

Este equipo de Gobierno, con nuestro alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en ningún momento se ha planteado incrementar la presión fiscal, todo lo contrario, como partidarios de mantener una política equilibrada entre ingresos y gastos, que compagine una rebaja de impuesto con el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad.  

¿Cómo de fluida es la relación de las Agencias Tributarias locales, con la AEAT estatal? ¿En qué materias colaboran? 

La relación con la AEAT es de colaboración administrativa, trabajamos conjuntamente compartiendo datos claves para la recaudación e inspección municipal y además colaboramos con ellos en la campaña anual del IRPF dando servicios a través de nuestras Oficinas de Atención Integral al Contribuyente. En el periodo de la campaña de este año se han gestionados la presentación de más de 13.300 declaraciones. 

¿Cómo está evolucionando el fraude fiscal en Madrid? ¿Han detectado un repunte con motivo de la situación provocada por la pandemia? 

Durante la pandemia se frenó notablemente la actividad económica, lo que ha provocado que en impuestos como el ICIO se haya detectado una merma en las declaraciones, que no tiene por qué ser debida a fraude fiscal, sino más bien a la falta de actividad. Seguimos trabajando para facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias por parte de los contribuyentes de una manera proactiva, de forma que las posibilidades de fraude se limiten lo máximo posible. 

¿Qué modelo fiscal deberían implementar aquellos ayuntamientos, diputaciones o corporaciones locales que pretendan obtener resultados como los que logra Madrid? 

Tenemos claro que nuestro modelo es el de impuestos equilibrados para poder financiar unos servicios públicos de calidad. Bajar impuestos nos ha demostrado que reactiva la capacidad económica. 

Paralelamente, hemos elaborado unas ordenanzas fiscales de alta calidad técnica que tienen poca litigiosidad. Ello, unido a que actualmente estamos trabajando en una transformación de la gestión tributaria centrada en el ciudadano y con un fuerte componente tecnológico, convierte al de Madrid en un ayuntamiento pionero en esta materia. 

¿Es posible aumentar la recaudación bajando impuestos? 

Sin duda. La prueba más evidente la tenemos en la Comunidad de Madrid con impuestos mucho más bajos que en otras CCAA se recauda más. Esto es así porque, si pones las condiciones para que haya crecimiento económico, se amplían las bases tributarias. La mayor recaudación en nuestra región ha permitido a comunidad aportar 4.300 millones de euros al sistema de financiación actual, el 70% del total del fondo de solidaridad y el triple de lo que aporta Cataluña.  

La rebaja de impuestos está en el ADN del Partido Popular, en los años de nuestro gobierno hemos sido capaces de bajando impuestos, incrementar la actividad económica, crear empleo y mantener unos servicios públicos con unos altos índices de calidad. En la ciudad de Madrid, en cuatro rebajas de impuestos hemos ahorrado a los madrileños unos 500 millones de euros, sin descuidar la calidad de los servicios públicos que prestamos a los ciudadanos. 

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img