sábado 21 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Factura de la luz: la empresa privada también “se enchufa” a rebajar su precio

Por David Herranz, director general de SwitchHero España 

factura de la luz

La factura de la luz es un dolor de cabeza para los españoles y para buena parte de los europeos. Más aún, cuando la subida del precio de la energía no parece tener frenos y encadena una sucesión de máximos históricos hasta situarse por encima incluso de los 300 euros el megavatio/hora (MWh), casi seis veces más que lo que registraba el año anterior.  

Y no solo es la luz. La escalada de precios se debe, entre otros factores, al encarecimiento del gas en los mercados internacionales, que ha llevado los precios de la luz incluso muy por encima de los españoles en países como Reino Unido (469 euros/MWh), Francia (353,09 euros/MWh) o Italia (347,35 euros/MWh). Y que se refleja además en la propia factura del gas. 

Esta situación, que dispara el IPC y empobrece poco a poco a negocios y familias, ya ha obligado al Gobierno a avanzar que prorrogará la bajada de los impuestos que afectan a la factura eléctrica durante el primer cuatrimestre de 2022 para contrarrestar el encarecimiento de la electricidad en el mercado mayorista. 

Medidas que reducen la factura de la luz

Estas medidas contemplan una reducción del IVA de la electricidad -pasando del tipo general (21%) al reducido (10%)-; la suspensión del impuesto a la generación eléctrica -que es del 7%-; y la rebaja del impuesto especial de electricidad que reciben las comunidades autónomas. 

Pero no son suficientes. Previendo que esta situación pueda convertirse en algo estructural y sostenido en el tiempo, el sector privado ha visto la oportunidad y también está moviendo ficha. En este contexto, han surgido iniciativas que buscan negociar de tú a tú con las energéticas en nombre de los consumidores para garantizar a los hogares un precio de la luz y del gas por debajo de la media del mercado. 

Así, teniendo en cuenta algunos datos como que solo el 11% de los consumidores entienden al completo su factura de la luz, según la OCU, estas iniciativas simplifican todos los trámites al usuario para que la factura energética no sea más un quebradero de cabeza. 

Seleccionar al mejor postor 

Así, este tipo de negocios que surgen en un contexto de oportunidad del mercado, analizan mensualmente el precio medio de la energía que ofrecen las principales comercializadoras, así como las ofertas que hacen los comparadores, para ofrecer al consumidor siempre un precio por debajo del mercado, tanto si las tarifas suben como si bajan. 

De esta forma, estos expertos negocian directamente con las energéticas, seleccionando entre ellas  al “mejor postor” para ofrecer el precio más bajo a sus clientes. De esta forma, llevan a cabo una negociación “win to win” en la que todos ganan. Por un lado, las comercializadoras captan y mantienen nuevos clientes a largo plazo, y, por otro, los clientes ven reducidos sus precios. A cambio, este negocio que ejerce como ese eslabón entre ambas partes, recibe una comisión -la misma en todos los casos- por parte las diferentes compañías con las que pacta. 

De esta forma, el consumidor se despreocupa de este trámite, para él a menudo tan complejo, y la empresa se encarga cada año de su negociación al terminar el contrato. Y es que, pasado este tiempo, las compañías eléctricas se reservan el derecho de modificar el precio, de ahí la importancia de firmar un contrato anualmente adaptado a las condiciones del mercado. 

Un modelo extendido en Europa 

Este modelo muy similar a lo que se conoce como compras colectivas es más desconocido en España pero que ya cuenta con largo recorrido en el norte de Europa, concretamente en países como Reino Unido, Bélgica, Alemania u Holanda. 

Partiendo de la experiencia que ya existe en otros mercados, surgen alternativas privadas a la subida de los precios de la energía en este momento de gran descontento los consumidores por los elevados precios de sus facturas y dando respuesta al desconocimiento absoluto del mercado. Porque, si hay una máxima en este mercado, es que nadie comprende su factura, pero todo el mundo busca el mejor precio. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter