viernes 07 • octubre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Blue Monday: ¿Cómo le sacan partido las empresas de marketing al día más triste del año?

Este Blue Monday, Capital habla con expertos del Marketing para conocer todo lo que se esconde en el día ‘más triste del año’, una herramienta empresarial que surgió como una campaña publicitaria

Hoy es Blue Monday o, como se conoce desde hace algunos años, el día más triste del año. Una conclusión que llega por la conjunción de distintas variantes como la lejanía de las vacaciones, la cuesta de enero, las bajas temperaturas y la conciencia de haber fracasado en los propósitos para el nuevo año. Sin embargo, y aunque parece tener cierta lógica, la realidad es que este día nació como parte de una campaña publicitaria de la compañía Sky Travel y elaborada por la empresa de marketing y comunicación Porter Novelli.

“El Blue Monday es relativamente reciente“, explica a Capital José Ruiz, especialista en Neuromarketing y estudios de comportamiento del consumidor. “Casi todas las ofertas terminan teniendo resultados porque la gente ve una oportunidad”, apunta, matizando que los orígenes de esta fecha están en el mundo online –lo que contribuyó a su viralización– y en el sector viajes concretamente, “con lo que es una manera de darle un empujón a un sector que en este mes no es especialmente activo”.

De esta manera, a la sensación de oportunidad que tiene cualquier promoción, como es el caso del actual periodo de rebajas, al Blue Monday se le suma la perspectiva desde la que se enfoca. “No tienes que estar más deprimido que cualquier otro día, pero lo cierto es que se basa en variables que las personas están pensando o sintiendo en estos días“, explica Ruiz. “Siempre, cuando un mensaje, del tipo que sea, te toca de cerca de algún modo, le prestas más atención”, añade. Por este motivo, las empresas de marketing intentan, en sus campañas del Blue Monday, “lanzar mensajes de cosas que te preocupan o sobre las que estás pensando en estas fechas”.

“Al final, somos todos más parecidos de lo que creemos“, reconoce Ruiz. “El ser humano es muy social, y esto hace que, aunque no restemos la importancia de la individualidad, nuestras características sociales sean fundamentales. Igual que aprendemos a caminar porque vemos a todos alrededor haciéndolo, aprendemos otras muchas pautas sociales”, explica. “Nos sentimos bien cuando nos sentimos integrados en la pauta social, aunque no seamos conscientes de ellos”.

Por otro lado, Ruiz señala que en una campaña como esta es fundamental la creatividad, porque, más que “captar la atención del consumidor”, lo que se busca, en medio de tanta oferta, es destacar por encima de otras marcas: “Es una guerra entre competidores“, asevera.

Asimismo, incide en el valor que tiene la información a la hora de generar campañas como esta, basadas en lo que piensan o sienten los consumidores. “La mayoría de las empresas no explota la información del consumidor que le ofrece el mundo online”, dice Ruiz. Sin embargo, la conquista está sobre todo “en la captación de atención: qué dices, qué pones y como lo expresas para que, en ese segundo en el que le aparece el anuncio, se pare”.

rebajas 1

Blue Monday y neuromarketing

“Desde el neuromarketing lo que hacemos es obtener información”, aclara el experto. “Lo que pasa es que, en lugar de pararnos en dónde hace la gente clic, lo que hacemos es medir las reacciones y las emociones. Medimos cómo reaccionamos, cómo nos sentimos, de una manera objetiva”, explica, y subraya que “la clave del éxito es la información. Cuanta más información tienes, menos riesgo tienes de equivocarte porque menos variables estás dejando al azar”.

Por su parte, Glòria Vallès, profesora de marketing en el EAE Business School, subraya que las empresas de marketing “siempre necesitan excusas para crear cosas nuevas“. En este caso, “rescatar el mes de enero, que es normalmente bajo en ventas”. “Hay que seguir innovando en cosas que llamen la atención del consumidor”, asevera.

“Lo más importante de entender de esta fecha es que es una creación de marketing para aprovechar la temporada baja de viajes, y a partir de ahí hicieron un estudio en base a variables supuestamente científicas”, añade. Lo que sí está claro es que cuando se compra, sobre todo cuando es para uno mismo, “se produce en el cerebro una sensación de bienestar debido a la producción de dopamina, lo cual es aprovechado por las empresas en el Blue Monday”. “Están diciendo, en realidad, quiero que te des una recompensa”.

De hecho, las palabras de Vallès vienen refutadas por un estudio realizado por el Journal of Consumer Psychology, en el que se ha demostrado que comprar es positivo para mejorar el estado de ánimo debido, precisamente, a esa segregación de hormonas del bienestar.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter