miércoles 07 • diciembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Alpine A110 S, escalando a lo más alto 

Con casi 70 años de historia, 2021 supuso su año de consagración en la que Alpine pasa a ser la marca dedicada a los coches deportivos innovadores de Renault

Si hablamos de Alpine, tenemos que hablar de deportividad y competición. Con casi 70 años de historia, 2021 supuso su año de consagración pasando a ser la marca dedicada a los coches deportivos innovadores, auténticos y exclusivos del Grupo Renault. Una consagración materializada en la escudería de la compañía ese mismo año, pasando a denominarse Alpine F1 con el icónico Fernando Alonso y Esteban Ocon como pilotos. La apuesta del grupo por la marca Alpine es total, con una internacionalización de la marca que será palpable este año en España pasando de 2 a 15 puntos de venta. 

La F1 es la columna vertebral de Alpine. Está en el centro de la empresa” con estas palabras definía Luca de Meo, responsable del Grupo Renault, la filosofía de la compañía. Y es que los coches de Alpine suponen la adaptación del vehículo de competición a la circulación cotidiana. Vehículos con una filosofía deportiva materializada en cada modelo como bien refleja su última creación: el Alpine A110 S.  

La versión más deportiva de la línea A110 se sitúa en lo alto de la gama y pone el énfasis en la eficacia y la ligereza. Este coupé biplaza de motor central destaca por los formidables logros dentro de su motor, al conseguir incrementar 40 CV (pasando de 252 a 292 CV) con apenas 141 kg de más en el peso del vehículo

Un coche diseñado para ofrecer una experiencia de conducción deportiva única, siendo el claro reflejo en ciudad de la conducción de máxima competición: 300 caballos, neumáticos más anchos, suspensión, asientos Sport, … todo un escenario cuidado al detalle para conseguir generar una sensación deportiva única. 

El equipamiento exterior destaca por la incorporación (opcional) del kit aerodinámico, compuesta por un alerón trasero fijo, una lama delantera (ambos en fibra de carbono) y carenados más grandes en la parte delantera y bajo el coche para mejorar la eficiencia del suelo plano; siendo una prueba más del carácter deportivo de este nuevo modelo.  

Con una carrocería casi igual al resto de modelos A110, salvo por su color naranja fuego bitono exclusivo, los detalles son los que marcan la diferencia: llantas de 18 pulgadas GT Race de color negro brillante, neumáticos delanteros 215/40 R18 y traseros 245/40 R18, además de pinzas de freno en color naranja.  

En el interior del coche el carácter deportivo sigue más que palpable con los asientos ajustables Sabelt Sport montados sobre dos rieles visibles, y tapizados en una combinación de microfibra y cuero negro con costuras naranjas, los pedales sport de aluminio y un interior totalmente recubierto de microfibra con pespuntes naranjas. La pantalla táctil de 7 pulgadas toma el protagonismo en el salpicadero siendo la parte más visible del nuevo sistema multimedia Alpine inspirado en el universo de los smartphones. 

En cuanto al motor, se consigue subir de 252 a 292 CV manteniéndose el par de 320 Nm (retocando el motor Renault 1.8 turbo de cuatro cilindros). La potencia es pilar del modelo, consiguiendo registros que solo vehículos con el doble de caballos pueden alcanzar: aceleración de 0 a 100 en 4,2 segundos y 260 km/h de velocidad máxima. Con respecto a la caja de cambios, se mantiene la misma unidad EDC de doble embrague y siete relaciones de los modelos anteriores; ofreciéndose 3 modelos de conducción para ofrecer la máxima optimización.  

Capital Febrero Motor 004

Una potencia perfectamente adaptada a la conducción con un comportamiento en carretera envidiable. En este nuevo modelo se consigue corregir reacciones inesperadas en la trayectoria que podían darse en los modelos predecesores con una mayor sujeción delantera que obedece mejor al volante independientemente del ritmo. Una sujeción total proporcionada por sus neumáticos más anchos y los muelles más rígidos. que fortalecen el agarre y mejora la estabilidad ante cambios bruscos de dirección con una respuesta más progresiva y fácilmente controlable. 

Hablamos de la adaptación perfecta del coche de competición al ciudadano. Un vehículo que, pese a su potencia, consigue una adherencia perfecta al asfalto en altas velocidades. Un equilibrio basado en la distribución, concentrándose el 44% del peso en la parte delantera y un 56% en la trasera para aumentar la sensación de conducción. 

El coche ‘de calle’ de Fernando Alonso llega al mercado para competir a otros deportivos con el paso por curva como especialidad. Un vehículo al que la palabra ligereza define a la perfección y que será muy apreciado por los amantes de la conducción deportiva segura. 

Longitud: 4,18 m largo x 1,80 m ancho x 1,25 m alto 

Motor: de cuatro cilindros 

Potencia: 300CV 

0-100: 4,4 segundos 

Velocidad máxima: 275 km/h 

Precio: desde 74.800€ 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter