domingo 27 • noviembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Olga Sánchez Rodríguez (AXA): “La línea recta no siempre es el camino más directo”

Capital habla este 8M con Olga Sánchez, CEO de AXA y presidenta de la Fundación AXA, para desgranar desde su perspectiva si el sector asegurador ha evolucionado en la senda machista

La experiencia es la que forma a los buenos escaladores. La líder de AXA España lo sabe bien. Después de pasar por diez puestos distintos, en 2019, su nombre encabezó el organigrama de la multinacional francesa. Así llegó a estar al frente de un grupo asegurador que, según afirma, le ha dado la libertad de encontrar la felicidad en su desarrollo profesional. Pero la CEO madrileña llegó a este sector veinticinco años antes, cuando el actual 20% de los asientos ocupados por ejecutivas, en el máximo instrumento de gobierno de las aseguradoras españolas, aún era impensable.

Hoy, la líder de AXA conversa con Capital y apunta con firmeza las directrices que han guiado su camino hacia la excelencia: “La premisa de la que hay que partir es la de tratar de hacer lo mejor que puedes tu trabajo. Y hacerlo con pasión. Al menos eso es lo que yo he intentado. Eso, y saber esperar. En las carreras profesionales, y me atrevería a decir que también en la vida, la línea recta no siempre es el camino más directo. También creo que es necesario un punto de valentía, de atreverse, de decirse a una misma que puede con el reto al que se enfrenta, de empoderarse”.

Licenciada en Empresariales por la Universidad Complutense, Olga Sánchez es una enamorada del barrio madrileño de Vallecas que la vio crecer. Allí descubrió el mundo, pero también los estragos del paro que padeció su padre y que la llevaron a elegir una carrera que no conocía el desempleo: “Puede resultar poco glamuroso, pero para atenerme a la verdad de los hechos debo decir que fue una cuestión de pragmatismo. En mis años universitarios España vivía una crisis económica que se estaba cebando con la tasa de paro y alguien me dijo que los actuarios eran una profesión muy poco afectada por el desempleo. Y hacia allí me dirigí cuando terminé Economía. De forma muy muy resumida podríamos decir que un actuario evalúa, a través de modelos estadísticos y matemáticos, riesgos futuros y los trae al ahora para estimar un coste en el tiempo presente. Es, os aseguro, una profesión apasionante“.

Olga02
Olga Sánchez, CEO de AXA.

Fiel al principio de que juntarse es un comienzo, seguir juntos un progreso y trabajar juntos un éxito, Sánchez afirma con rotundidad que “quien quiere acaba con la brecha de género porque solo es una cuestión de voluntad y de tiempo”. La ejecutiva señala que son muchos los factores que han contribuido a la creación del techo de cristal: “Un techo que tenemos que romper. El problema hay que afrontarlo desde muchas perspectivas para que sea efectivo. Yo no soy una experta, pero, por ejemplo, considero que las cuotas temporales de mujeres pueden ser efectivas, a pesar de que en un principio no era partidaria de ellas. Tenemos que forzar una presencia equitativa. Y después, cuando se haya logrado, retirar los estímulos y fomentar que, de manera natural, se mantenga”.

Esta es la filosofía que mantiene el grupo, en “la que tratamos de aplicar en AXA España y en la que yo creo. De hecho, en 2019 renovamos nuestro acuerdo con el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad para fomentar una participación equilibrada de mujeres y hombres en puestos pre-directivos, directivos y Comité Ejecutivo. Y este compromiso se refleja en la evolución de la presencia de mujeres en los órganos de dirección de AXA, durante los últimos años, que persigue llegar al balance de género en todos los niveles organizativos en 2023”.

Tres décadas en AXA

Precisamente ese mismo año, la máxima directiva de la aseguradora estará de aniversario: cumplirá tres décadas de dedicación a la compañía. Sin embargo, el tiempo no borra cómo fue la primera vez que presidió un consejo de dirección: “He de decir que me sentí como en casa, muy arropada, porque todos ellos y ellas, hasta el día anterior, habían sido mis compañeros. Y así los considero a día de hoy. Era el mismo equipo, capitaneado por mi antecesor Jean-Paul Rignault con el que llevaba años trabajando”.

Convencida de que si algo les falta a los directivos españoles es “un poco más de empatía, que nunca viene mal”, cuando se convirtió en directora general redujo el número de miembros del comité de dirección y apostó también por el trabajo en remoto: “La decisión del teletrabajo en aquel momento no fue completamente mía, aunque yo la impulsara. Es un modelo, una cultura de empresa marcada desde el Grupo AXA en París y que impregna a todas las entidades de AXA en el mundo. De hecho, ahora nos encontramos en un estadio más avanzado que denominamos Smart Working: una nueva forma de trabajar más humana y eficiente”.

Con el convencimiento de que la soberbia es el peor pecado que un directivo puede cometer, Olga Sánchez reconoce que trata de liderar “con el ejemplo”. Quienes trabajan muy cerca de ella afirman que capacita a sus trabajadores, inspira entusiasmo y nunca dice `yo´ sino `nosotros´: “Es una forma de management con la que me identifico. Creo que soy una persona a la que, antes de tomar una decisión, le gusta oír lo que tengan que decir los demás. Distintos puntos de vista, distintos enfoques, siempre aportan y enriquecen, aunque a veces no todos los comparta. Pero siempre ayudan a tomar mejores decisiones”.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter