lunes 16 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Preparados para el Metaverso

Macarena Estévez, Divulgadora – Linkedin Top 2020, aproxima a Capital las posibilidades de Metaverso: “Estamos ante un nuevo mundo con su propia economía paralela en el que faltan por definir temas como la regulación o la ética” 

Al cabo del día, vamos y venimos a internet con diversos propósitos, usando diferentes dispositivos y estando en lugares distintos. Dentro de unos años, seguiremos haciendo esto mismo, pero en lugar de hacerlo en las dos dimensiones actuales que han caracterizado tanto la web como la web2, será en un mundo tridimensional. Esta será una de las características de la web3 y que es la base sobre la que se levanta el metaverso. 

Por tanto, podremos llegar a casa, merendar, ponernos las gafas de realidad virtual y entrar en el metaverso de Meta para estar un rato con los amigos, en un entorno virtual que nos apetezca, que podría ser un bosque de árboles de color azul, o el mismísima Marte. Dependerá de las experiencias que Meta haya diseñado para nosotros. 

Quizás la situación sea otra. Por ejemplo, una reunión de trabajo en la que varios de mis compañeros me ayudan a pensar sobre una visión tridimensional en realidad aumentada de los últimos componentes fabricados en la empresa. En este caso, tendremos que llevar unas gafas de realidad aumentada, distintas de las de realidad virtual.  

Podríamos imaginar un sinfín de situaciones que, de una u otra manera, ponen de manifiesto que el metaverso nos va a llevar a nuevas maneras de experimentar la vida. No es algo que vaya a anular nuestra existencia física, sino que la va a enriquecer.  

Para que el metaverso sea realmente la nueva versión de internet, debería ser, como éste, un conjunto descentralizado de redes de comunicaciones interconectadas con una familia común de protocolos que garantice que las redes físicas heterogéneas que la compongan constituyan una red lógica única de alcance mundial. Estamos en el camino hacia ello, pero tiene que seguir así hasta el final. 

De todas las características que tiene el metaverso, hay dos fundamentales: la persistencia y la interoperatividad. La persistencia implica la duración o existencia del metaverso en el tiempo. Aunque no esté ningún usuario conectado al metaverso, el sistema sigue funcionando y no se para. Además, las posiciones en las que se encontraban los usuarios al cerrar sus sesiones serán guardadas y se cargarán en el mismo punto cuando vuelvan a conectarse. 

La interoperatividad entre metaversos (en internet vamos de una página a otra y haremos lo mismo en el metaverso) es la posibilidad de que cada metaverso reconozca la identidad digital de las personas que navegan. Aunque se cambie el avatar, se tienen que reconocer la identidad y los activos de cada persona. Si estoy en el metaverso de Nike y allí me he comprado unas zapatillas, seré capaz de llevarlas cuando entre en el metaverso de Zara o en cualquier otro. 

Actualmente, ya existen metaversos que se pueden visitar. Tres muy conocidos donde se pueden comprar terrenos donde edificar son: Decentralan, donde la oferta de tierra es limitada y solo la comunidad tiene el mandato de crear más tierra; SandBox, que tiene parcelas iguales que se pueden combinar para generar lugares más grandes; o Somnium Space, con 5.000 parcelas de tierra divididas de manera desigual en otras.  

El metaverso no va a ser solo un espacio de ocio en el que pasemos el rato haciendo cosas increíbles. También va a poder ser un espacio de trabajo en el que se realicen reuniones virtuales o donde se trabaje con gemelos digitales para testar productos antes de lanzarlos. Incluso un espacio personal donde invitemos solo a quien queramos.     

Ahora bien, si compro un terreno en el metaverso para edificar una casa a la que vengan mis amigos, ¿qué notario firmará esa operación? En el metaverso no hay notarios (por ahora), sino una cosa que se llama NFT (Non Fungible Token), una especie de vale digital que es único e irrepetible y que otorga el sentido de la propiedad. 

Un token es una unidad de valor basada en criptografía y emitida por una entidad privada en una “blockchain”, como Bitcoin o Ethereum. Un token no fungible otorga además la característica de unicidad. Aquellas piezas digitales que sean consideradas NFTs serán como cuadros originales de un pintor: aunque se copien, nunca serán como los originales. 

Estamos ante un nuevo mundo de experiencias y atractivo para cualquier persona, porque se va a construir con ese fin. Las marcas deberán tener presencia en el mismo si quieren interactuar con sus clientes y ofrecerles nuevas y sorprendentes vivencias. Un mundo con su propia economía paralela donde todavía queda mucho por definir en base a temas tan importantes como la regulación o la ética.   

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter