miércoles 30 • noviembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Miguel Ángel Aguilar (FCA): “Estamos inundados de información sin contrastar y nos está hundiendo” 

“El impacto de la guerra será más leve si la UE hace compras conjuntas de gas o de petróleo” 

Miguel Ángel Aguilar: “Si me hubieran hecho caso, no se habría producido el intento de golpe de Estado del 23-F” 

Los orígenes de la Fundación Carlos de Amberes (FCA) datan del año 1594, cuando Carlos de Amberes, un mercader flamenco establecido en Madrid, cedió en escritura pública unos inmuebles para que sirvieran de albergue y hospedaje a los pobres y peregrinos procedentes de las XVII Provincias de los Países Bajos. En 1609, el Rey Felipe III aceptó el patronato de la Diputación para sí y sus sucesores en el trono de Castilla. 

Su patronato sigue hoy presidido por el Rey de España e incluye, además, a personalidades como el ministro de Cultura y Deporte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, el alcalde de Madrid y los embajadores de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo. En la actualidad sirve a un propósito útil: el de la construcción de una Europa unida y fiel a los valores solidarios que inspiraron a su fundador, Carlos de Amberes

Capital analiza la actualidad de la Fundación con su presidente ejecutivo, el periodista y escritor Miguel Ángel Aguilar. Con una dilatada carrera periodística, entre otros cargos, Aguilar ha sido director de “Diario 16” y del diario “El Sol”, corresponsal político de “El País” y director de información de la Agencia Efe. En la actualidad, colabora en medios como VozPópuli y la Cadena SER y es tertuliano en varios programas de televisión

Cuatro siglos de vida de una institución que nace como un albergue para pobres y peregrinos que viajaban a Madrid desde Flandes y que hoy en día tiene como objetivo la defensa de la unidad europea. ¿Dónde ha quedado esa misión inicial?  

Los fines iniciales se remontan a 428 años atrás, la institución nace en el momento en el que Madrid era la capital del Imperio Español. Aquí venía gente de todo lo que era la corona española. Se crean una serie de instituciones, y esta es una de las primeras, en la que los naturales de Flandes se organizan en su propia defensa y en atención a sus connaturales que se encuentran en situación de dificultad. 

A lo largo de los siglos, las necesidades son otras y se redefinen los fines de la Fundación hacia un modelo en el cual la cultura, los baluartes de la paz y la puesta en valor del pasado se convierten en piedras angulares de la institución. En 1988 se cambió la definición de fundación benéfico asistencial a fundación benéfico cultural

Es sorprendente que la Fundación haya llegado hasta nuestros días, 428 años, en medio de guerras civiles y multitud de vicisitudes históricas muy graves. Sin embargo, se ha sostenido, se recuperó de un letargo bastante prolongado y la nueva etapa se inauguró en diciembre de 1992 en presencia de los Reyes de Bélgica y los Reyes de España. 

Desde esa fecha, la Fundación ha iniciado una nueva andadura encaminada a fomentar los intercambios históricos, culturales y científicos entre España y las antiguas provincias de Flandes, territorios que hoy forman parte de Bélgica, Luxemburgo, Países Bajos y el norte de Francia, continuando el vínculo histórico que Carlos de Amberes quiso para la Fundación

MG 0715
Miguel Ángel Aguilar

Hablando de la unidad europea, ¿cómo ve el panorama tras la invasión de Rusia a Ucrania?  

Lo veo peligrosísimo, lo veo con la indignación de quienes consideramos que el recurso a la fuerza sin argumento alguno es un verdadero desafío. Creo que Putin estaba convencido de que iba a conseguir romper la Unión Europea, que no íbamos a ser capaces de dar una respuesta combinada, y, por el contrario, se han conseguido avances que no eran imaginables en el ámbito de la política de defensa, en la política de acogida a los refugiados, en la política energética… 

Los países miembros de la UE han reaccionado con inteligencia, con dignidad y con solidaridad y eso abre una ventana de esperanza. Naturalmente, no está todo hecho ni muchísimo menos y la situación de los ucranianos nos está interpelando de manera permanente. Tenemos que estar activos y de su parte. 

A nivel doméstico, ¿cómo nos puede afectar, principalmente, a nivel económico? 

Las guerras, como se suele decir, se sabe cómo empiezan, pero no cómo terminan. Ya estamos viendo las consecuencias: unas cosas disparan sus precios, otras cotizaciones se hunden, escasean productos, se paraliza cierta actividad, falta de transparencia en el comercio… 

En este sentido, España tiene dependencias como la energía y por ello estamos afectados muy directamente. El impacto puede ser más leve si la Unión Europea decide hacer una compra conjunta del gas o del petróleo. Tal como vimos a propósito de la Covid-19, con la compra de las vacunas. Esto puede aliviar la situación. 

FCA fue reconocida en 1997 como Centro Privado I+D sin ánimo de lucro por el Ministerio de Educación y Ciencia. ¿Qué supone este reconocimiento? 

Este reconocimiento supone llevar a cabo una serie de proyectos en los que hemos estado trabajando de modo permanente en red con otras instituciones análogas en otros países europeos. Ello nos ha permitido recuperar la historia de estos 400 años en lo que se refiere a momentos en los que tuvimos una interconexión muy fuerte: cómo hemos sido, cómo hemos evolucionado, qué nos ha unido y qué nos ha angustiado.  

La Fundación atesora una espectacular obra de arte “El martirio de San Andrés” de Rubens. ¿Qué otras joyas se pueden contemplar en este espacio? 

Nada comparable a esta obra. Pero sí hay una pequeña custodia que fue donada por el limosnero del rey Felipe III, encajes de Bruselas antiguos y un cuadro cedido por la Reina Fabiola que es un retrato de su abuelo hecho por Madrazo. 

Lo importante es la materia gris que aquí se ha puesto y lo que se ha conseguido para estar en el circuito del prestigio. Se han hecho exposiciones en el ámbito de las artes plásticas y en el ámbito de la presentación histórica de las realidades pasadas muy importantes.  

¿Cuáles son los próximos retos o iniciativas?  

Lo más inminente es la “Lección Conmemorativa”, una iniciativa instituida en 1990 bajo la advocación de su fundador, que ha sido encomendada en cada ocasión a una personalidad relevante que se haya distinguido por sus aportaciones a la construcción de la unidad europea en sus dimensiones diferenciales e irrenunciables. Este año se celebrará el día 30 de marzo con Mark Rutte, primer ministro de Países Bajos, que será presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.  

El reto más importante es conseguir la explotación de nuestros propios activos. Tenemos la idea de hacer una nueva reforma para poner en valor la fachada a la calle Claudio Coello, que, desde el punto de vista económico, es lo más valioso. Nos requeriría una inversión importante, por lo que queremos llegar a un acuerdo con alguien que después pudiera explotar parte del edificio y que eso nos pusiera en condiciones de una supervivencia estable, garantizando unos ingresos recurrentes que nos permitan recuperar gran parte de la actividad que ya tuvimos. 

MG 0697
Miguel Ángel Aguilar

En la actualidad colabora con Cadena Ser, Vozpópuli y en el programa “Espejo Público” en Antena 3. ¿Cuál es su opinión sobre los medios de comunicación españoles en la actualidad? 

Lamentablemente creo que los medios han dejado de cumplir con su obligación. No ha habido inteligencia, especialmente con el uso de las nuevas tecnologías. No se trata de renunciar a ellas, pero su uso, ¿garantiza intelectualmente algo? Garantiza que vas a poder utilizar el tiempo de forma más eficaz, pero nada más. 

El asunto que nos concierne son las libertades. Las libertades hay que ganárselas cada día, hay que evitar que se erosionen. La vigilancia y la defensa permanente de las libertades es donde no podemos decaer, donde no podemos desertar, ahí es donde se nos espera de verdad. Es un deber básico para que se mantenga la salud la democracia. Como dijo con gran acierto Heisenberg, “solo conocemos la realidad sometida a nuestro modo de interrogarla”. ¿Cómo la interrogamos? Desde luego no de esa manera que se ve tanto en la TV, en la radio, etc. que muchas veces da vergüenza. 

Muchos apuntan a que el formato impreso tiene los días contados. ¿Cree realmente que lo digital ganará al papel? ¿Qué consejo daría a medios como el nuestro que apuestan por ambos formatos? 

Creo firmemente que convivirán, una cosa no tiene por qué suprimir la otra. Los medios de comunicación impresos tienen una capacidad de supervivencia, no tienen que estar condenados a la extinción. La vuelta al prestigio es la clave para un medio de calidad y no competir en la aceleración ni en la inmediatez, tienen que competir en otras cosas.  

No tengo nada en contra de los medios digitales, me parecen maravillosos. Pero con esa idea de la inmediatez y de tratar de ser el primero, estamos inundados de información que no ha sido verificada, contrastada y eso es lo que nos está hundiendo. 

Ha escrito diversos libros, el último “En silla de pista” publicado en el año 2019, donde narra los acontecimientos vividos en su trayectoria en la profesión durante 50 años, desde la Dictadura, pasando por la Transición hasta llegar a la democracia. ¿Cuáles son los acontecimientos que más le han marcado tanto en lo profesional como en lo personal? 

Sin duda alguna, el momento más tremendo, angustioso y que más me marcó, fueron los fusilamientos del 27 de septiembre de 1975, dos meses antes de la muerte de Franco, en el polígono de tiro de Torrelodones. 

Algunos otros, como el cierre del diario Madrid, el 25 de noviembre de 1971; la primera vez que me procesa el Tribunal de Orden Público, en febrero de 1967; mi procesamiento por lo militar por la información de “intentona militar abortada en Madrid” que publiqué un año antes del 23 de febrero de 1981… Si me hubieran hecho caso, no se hubiera producido el golpe de Estado. 

¿Qué noticia le hubiera gustado dar en este tiempo? 

Ahora mismo, la noticia que me gustaría dar es que consigamos parar la guerra de Ucrania. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter