sábado 25 • junio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Así son los perfiles humanísticos que demandan las empresas

Las nuevas humanidades vienen de la mano de la interpretación de datos, conocimientos de programación y ser capaces de trabajar con herramientas digitales

Los perfiles humanísticos siguen siendo necesarios fuera del ámbito académico y encuentran cada vez más su lugar en las empresas. Este tipo de conocimientos que engloban Historia, Lengua y Pensamiento se están adaptando a un mundo donde predominan las especialidades en ciencias o aquellas que disfrutan de una mayor versatilidad como en el caso de las ciencias sociales. Pero, si hay dos conceptos que están marcando dicho rumbo, esos son la tecnología y la digitalización.

Cada vez más, el exceso de técnica ha provocado que sean necesarias aquellas profesiones orientadas a entender el comportamiento humano y potenciar, además, la humanización del entorno laboral gracias al desarrollo de las soft skills. Según Luis Fernando Rodríguez, ingeniero, sociólogo y CEO de Watch Act: “Las humanidades tienen mucha importancia en las organizaciones pero es necesario que salgan del mundo académico”.

El acceso al mundo empresarial debe hacerse mediante la convergencia entre estas habilidades humanísticas, como es el espíritu crítico, las habilidades lingüísticas, la resolución de problemas complejos y la creatividad junto con el afán de comprender el entorno digital y tecnológico de nuestra época.

Las nuevas humanidades vienen de la mano de la interpretación de datos de carácter social, aquéllos que por depender de varios factores relativos necesitan de una visión holística que comprenda plenamente los factores,  y sobre todo de la trasposición de estas habilidades al terreno social y laboral donde entran en juego las soft skills, que favorecen un entorno laboral adecuado y pleno para un mejor ejercicio de la actividad empresarial.”El profesional humanista también debe tener conocimientos de programación, estar abiertos a trabajar con herramientas digitales y ser capaces de emplear datos”, según explica Javier Puebla, CEO de Talentoo. 

“Desde hace unos años las empresas invierten muchos recursos en conocer a sus clientes y entender cómo piensan”, continua el CEO de Talentoo. Para ello, “los perfiles de carreras humanísticas tienen más acentuadas estas competencias y pueden favorecer esa misión”. Empresas tecnológicas como Google contrataron a 4.000 doctores de filosofía en 2012 con el objetivo de que sus equipos STEM (ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas) trabajaran con ellos para dirigir correctamente sus servicios a los clientes.

Y, aunque los perfiles más demandados por las empresas sigan siendo los tecnológicos, las humanidades empiezan a cobrar relevancia, sobre todo aquellas profesiones que integran habilidades digitales o tecnológicas. Según Puebla, “en el futuro creo que se va a potenciar el estudio de materias de humanidades en las carreras STEM y el estudio de materias STEM en las carreras humanitarias. La mejor colaboración entre ambos mundos será beneficiosa para las organizaciones y sus clientes”.

Los perfiles humanísticos más demandados por las empresas son aquellos que se orientan a la comunicación corporativa. Las áreas de marketing y comunicación, acompañadas de la digitalización, han favorecido una mejor conexión con los clientes, constituyéndose como  “roles que forma parte ya del core de la empresa”, como asegura Francisco Javier Moreno, CEO del Instituto Internacional de Intraemprendimiento e Innovación-14. “La comunicación cobra cada vez más importancia porque se trata de mejorar las relaciones con los stakeholders, proveedores, clientes y los propios trabajadores. Esta comunicación dentro y fuera de la empresa se ha convertido en algo fundamental”, asegura el directivo.  

De esta forma, el elemento humano continúa teniendo un papel relevante dentro de las compañías. Una de las especialidades que más popularidad está teniendo es la psicológica por ofrecer alternativas para que los empleados de las empresas consigan un mayor rendimiento, bienestar y calidad de vida. Otras especialidades como la filología ha servido para trabajar dentro en procesamiento natural del lenguaje en materia de inteligencia artificial, y carreras como bellas artes se han orientado hacia el diseño y creación de videojuegos, animación digital o creación web.

Según indica el artículo Relaciones entre humanismo y la empresa, de la Universidad de Comillas, las antiguas letras y ciencias deberían poder converger y complementarse. “No tiene mucho sentido hablar de ciencias y letras como algo contrapuesto o como conocimientos que no se puedan complementar. En nuestra opinión, hablar sobre humanismo, empresa e innovación exige moverse entre saberes interdisciplinares y fronteras de conocimiento.”

Las soft skills, el valor humano en las empresas

Habilidades como saber emplear bien el tiempo, negociación, liderazgo, gestión de conflictos o pensamiento estratégico son algunas de las aptitudes más demandadas por las empresas hoy en día. La mayoría de ellas están clasificadas con el fin de conseguir tres objetivos principales: resultados o beneficios, un buen ambiente interprofesional y, en último lugar, competencias estratégicas.

 Las soft skills están siendo muy empleadas por parte de las organizaciones porque se ha demostrado que mejoran la productividad dentro de la empresa ya que hacen un mayor hincapié en favorecer las relaciones interprofesionales. Según indica Hans Hensel Mestanza, Coach y formador de habilidades interpersonales: “La productividad está íntimamente relacionada con la satisfacción del trabajador en su entorno laboral”.

Tal y como indica el experto, cada vez es más importante favorecer el desarrollo de este tipo de habilidades porque pueden ser complementarias a las competencias técnicas, ya que todavía hacen falta herramientas para paliar problemas subyacentes en los equipos de trabajo. “Se ve que en grandes multinacionales, las personas tienen un gran nivel técnico pero les cuesta comunicarse con su equipo porque no se nos enseñaba, afortunadamente eso está cambiando”. 

Desde las especialidades humanísticas, existe un fomento de este tipo de habilidades porque en ellas se da una tendencia hacia el autoconocimiento, la comunicación con los demás, que no ocurre en otras especialidades más técnicas o científicas. “Por ello es importante que las soft skills lleguen a los grados técnicos, porque son necesarias también competencias como estas que favorezcan la comunicación y el contacto interpersonal en el ámbito laboral”.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter