viernes 24 • junio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Jorge Branger: “Da igual lo que hagas en tu vida, siempre necesitas la atención de la gente”

La revista Entrepreneur ha nombrado a Jorge Branger como uno de los 10 grandes genios del marketing en redes sociales de nuestro tiempo y como uno de los Top 20 Influencers Corporativos en LinkedIn

Jorge Branger es un joven emprendedor apasionado del marketing y las nuevas formas de hacer negocios. Fundador de dos empresas de marketing digital, Fluence Leaders y Flyt Experiences, cuenta con una cartera de clientes tales como Vodafone; Banco Santander; Merlin Properties; Telefónica; NH; BMW o Red Bull, entre otros. Creador de contenido, especialmente en LinkedIn (+ 140.000 seguidores), aporta valor de carácter empresarial. Está obsesionado con las nuevas tendencias y la digitalización, y lucha por descubrir los patrones detrás del éxito empresarial.

Con tan solo 24 años, la revista Entrepreneur lo ha nombrado como uno de los 10 grandes genios del marketing en redes sociales de nuestro tiempo y como uno de los Top 20 Influencers Corporativos en LinkedIn. Además, es LinkedIn Top Voices 2020 y es la persona menor de 30 años de habla hispana más seguida en la red social de negocios.

Fluence Leaders y Flyt Experiences. ¿Cuáles son los motivos que te han llevado a emprender estas empresas? Háblanos sobre ellas.

Desde muy pequeño he sido una persona bastante inquieta, siempre me ha gustado crear cosas, emprender. No sé si se lleva en el ADN, pero me lo han inculcado desde pequeño y siempre he tenido esas ganas. En concreto, las dos empresas que he fundado son de marketing digital. Nacen de darme cuenta que da igual lo que hagas en esta vida, siempre necesitas la atención de la gente. Da igual que vendas una botella de agua, que intentes ligar, siempre necesitas la atención de otra persona.

Y considero que, hoy en día, la atención está en las redes sociales al 100%. Es una realidad que todos los negocios se tienen que digitalizar, hoy la atención está en las redes, mañana quizás esté en el metaverso… Yo voy a ir siguiendo esto, no porque sea un apasionado de las redes, sino porque soy consciente de que la atención está ahí.

¿Cómo afrontas los continuos cambios que se producen en el ámbito del marketing digital?

Todo el equipo somos nativos digitales, somos millenials y Generación Z. Hemos nacido prácticamente con un teléfono en la mano, entendemos muy bien las necesidades y las tendencias y nos podemos meter con facilidad y autoridad. Es un sector que progresa y evoluciona permanentemente: nuevas plataformas, algoritmos que cambian de un día para otro… Por eso hay que estar en el día a día y actualizado constantemente. La formación, en este sentido, es fundamental.

¿Cuál es la importancia de la marca personal en el marketing digital?

Nos hemos dado cuenta de algo muy importante, que es que a las personas nos gusta seguir a otras personas, no nos gusta seguir a empresas. Y lo que buscan todas las compañías hoy en día es humanizarse al máximo desde dentro: la transparencia, los valores, esto es lo que buscan los seguidores.

La gente se enamora de las historias de los fundadores, de los altos ejecutivos, y, hoy, más que nunca, es necesario que estos representantes sean embajadores de sus compañías. Por tanto, la marca personal es primordial en la estrategia del marketing digital de una organización. Un ejemplo claro: Elon Musk tiene 90 millones de seguidores y Tesla solo 20; Bill Gates tiene 60 millones y Microsoft creo que solo 4. Queda patente que tienen más comunidad los fundadores y CEOs que sus propias empresas.

Solo 24 años y parece que todo son éxitos y reconocimientos. ¿Algún fracaso?

Yo creo que el fracaso forma parte del día a día de un emprendedor, del empresario, de la persona en general. Empresarialmente, fracasé al principio sobre todo con la gestión del equipo, tenía una filosofía muy alocada, muy empática con la gente, les nutría y al final eso me salpicó. Fue en ese momento cuando me di cuenta de que es esencial, dentro de una estructura empresarial, tener conciencia de quién eres, definiendo bien los roles de cada uno.

Por otra parte, para mí es un mito eso de que “fracasar sea bueno”. Cuando alguien monta un negocio, no debe pensar en el fracaso. Debes estar delirante en optimismo, para pensar que ese proyecto va a triunfar al 100% y que el fracaso no pueda ser una opción.

Uno de los servicios que ofreces es la creación de contenido. Desde hace unos años, “el contenido es el rey”. ¿Crees realmente que esto es así?

El contenido de valor es el rey siempre. Algunas empresas ven las redes sociales como un sprint, yo lo veo más como un maratón, en donde la creación de una comunidad aporte un sentido de pertenencia por la marca o la persona son necesarias y esto se cultiva a lo largo del tiempo, no de la noche a la mañana.

Muchos influencers y marcas fracasan porque crean contenidos virales que suben en visualizaciones de seguidores, pero no son una comunidad real y fiel. Yo prefiero escalar exponencialmente poco a poco y cultivar esa comunidad.

Ahora los consumidores buscan contenido que aporte valor real y que sea didáctico. Por tanto, aunque el objetivo final de la empresa es vender, no todo el contenido debe crearse con esa finalidad.

¿Son las marcas conscientes de todas las posibilidades que les ofrece un contenido de calidad? ¿Cuál es tu valor diferencial para ayudar a las compañías en este sentido?

No lo son. Creo que se tienen que concienciar del potencial que hay y el abanico tan inmenso de posibilidades del que disponen para aportar valor a su marca. Entendemos que las grandes empresas tienen que seguir una cierta línea corporativa; sin embargo, deberían buscar más esa flexibilidad para hacer cosas nuevas y sobre todo ser más atrevidos.

En estos momentos y dentro de unos límites, pienso que tienen que arriesgar más. Si no, puede pasar lo que le ocurrió a Nokia, Blockbuster… Es una realidad que nos cuesta mucho educar al cliente en lo que somos buenos que es generar autoridad, credibilidad, engagement…

El valor diferencial está en nuestro equipo. Predicamos con el ejemplo, somos jóvenes, intentamos anticiparnos a las tendencias. Aparte de esto, al ser pequeños en comparación con las grandes compañías de marketing y publicidad, nos sumergimos literalmente en la empresa y nos convertimos en su departamento de marketing digital, Somos una extensión más.

Aparte de la creación de contenido, otro de los servicios que ofreces es el marketing de influencers, una tendencia en boga que deja muchas polémicas. ¿Cómo consideras que debería ser la relación entre marcas e influencers?

Hay un gran número de errores tanto por parte de las marcas como por los influencers que se tienen que modificar para que haya una relación sana. Lo esencial es que haya un match perfecto entre ambas partes. Muchas veces, las marcas solo se fijan en el número de seguidores, en el número de likes y no en la calidad del influencer.

Hay que valorar el nivel de engagement y no tanto el número de usuarios, que en ocasiones pueden no ser reales. Analizamos campañas y nos sorprendemos con los datos tan desastrosos que arrojan. Las empresas deben fijarse en la analítica, en los datos y en la parte intuitiva de las agencias para ver si un influencer realmente encaja con la marca.

Por parte de los influencers, considero que deben dejar de “prostituirse”, de hacer campañas con todas las marcas. Tienen que ser conscientes de que, si el producto o servicio de una compañía no va con sus valores y su línea, no deben trabajar para ella. Espero y deseo que los perfiles que van a predominar son los que aportan valor, que sean reales, que tengan algo que decir a la sociedad.

¿Cuáles crees que son las tendencias en marketing digital?

Comunidad, comunidad y comunidad. Triple comunidad. Nunca he visto una tendencia tan clara. Va a ser la propia comunidad la que tome decisiones en las empresas; forme parte del proyecto; sean los prescriptores; sea la voz… Los influencers van a ser los mismos clientes y la misma comunidad.

Visualizo un futuro no muy lejano en el cual la comunicación sea horizontal, la marca habla con sus seguidores y los seguidores con la marca. En EEUU ya se habla de la figura del “community builder”, un perfil que se encarga de generar conversación, debate con la comunidad.

El próximo mes de octubre saldrá a la luz tu primer libro, “El Club del 1%”. ¿Qué podemos saber?

Se trata de un libro que explora las facetas más personales de los empresarios y emprendedores más importantes de habla hispana, en el que estos comparten sus secretos, aprendizajes, experiencias, lecciones, estrategias y reflexiones exclusivas para inspirar a las nuevas generaciones.

¿Qué consejos darías a aquellas personas que quieran emprender un negocio?

Tomar acción es fundamental. Si tienes una idea, si tienes algo en mente, si tienes ganas, no te quedes en aprender y escuchar. La mejor forma de aprender es ir haciendo y descubriendo mientras haces.

¿Cuál es tu máxima cuando vienen malos tiempos?

El mundo no espera a nadie. Delira con optimismo y sigue adelante.

¿Cómo definirías tu visión de futuro en una frase?

La comunidad es el nuevo rey, y las redes sociales, su trono.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter