viernes 24 • junio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Estas son las condiciones que necesita un empleado para quedarse en su empresa

Las contínuas rotaciones pueden llegar a generar altos costes para las empresas y perder productividad debido a la inseguridad que experimente el trabajador en su puesto

En una sociedad donde la competitividad institucional y empresarial es exigente, el talento se ha convertido en ese “escalón” necesario para lograr el éxito. Cada vez es más importante proteger la satisfacción general del personal para sacar el máximo potencial del trabajador. Por ello, ya no solo es cuestión de grandes salarios, sino también de distintos planes de estrategias que tiene que abordar una empresa para que sus colaboradores no la abandonen y fomentar la adherencia. 

Es bien sabido que las excesivas rotaciones de empleados en los negocios generan un alto coste derivado también de aspectos menos evidentes como la pérdida de productividad y la inseguridad en el puesto, además de elevar los gastos con el nuevo reclutamiento y formación de nuevos empleados. Según un estudio de Deloitte, “las políticas de retención de talento se han vuelto estratégicas para mitigar los costes de pérdida y asegurar que la empresa no sufra los efectos de la rotación de su personal clave”. 

De esta manera, ambientes donde se fomente un trato agradable, un desarrollo progresivo de los empleados en su línea de carrera profesional, una buena formación para el crecimiento del personal y una alta compensación económica se han convertido en las principales condiciones para que los empleados decidan quedarse.

Tal y como explica Mar Cárdenas, directora del máster de Recursos Humanos de ESIC Business & Marketing School, lo que más motiva a los trabajadores es “saber que pueden aprovechar todo su potencial desarrollando su actividad profesional y que además perciban que sus valores están alineados con el propósito de la empresa“. Y añade: “Entre otras claves, que los empleados sean justamente compensados por su aportación de valor y  que tengan la libertad de poder trabajar desde dónde sea, teniendo claro qué se espera de ellos y que se desarrolle cierto acompañamiento en su viaje laboral. Además de  aprender y tener espacios para aportar y compartir”. 

Comunicación, cultura y conocimiento, claves para la retención

Desde los departamentos de Recursos Humanos el acercamiento al trabajador tiene que ser pleno. Según indica Rafael Gozalo co-CEO de The Power MBA, uno de los puntos claves es la comunicación. Tiene que hacerse desde arriba, desde los managers ”intentando hacer partícipes a los empleados tanto de las cosas buenas, como de las malas y el por qué de determinadas políticas y decisiones”. “Es muy importante que la información fluya bien de arriba a abajo y viceversa. Todo parte de que exista una bidireccional idas en la información y que esta fluya correctamente”, advierte el co-CEO.

Por otra parte, se tiene que fomentar la adherencia, sobre todo en un contexto donde abunde el  teletrabajo y en el que el empleado continúe sabiendo su relevancia en la empresa. “Hacer sentir a la plantilla que el proyecto en el que trabaja tiene importancia y ayudarles a saber cuánto contribuyen a la estrategia y objetivos de la compañía, porque, después de todo, a nadie le gusta trabajar en cosas que sentimos que son totalmente indiferentes e innecesarias”. “A nadie le apetece levantarse por la mañana e ir a trabajar para algo que siente que no cuenta.”, concluye Gozalo.

Entre otras estrategias, conocer a tus empleados en cada una de sus etapas profesionales y crear una cultura de empresa fuerte donde se sientan incluidos son dos de las más relevantes . Según explica Raúl Almeida Rodrigues de Jeff,“ es muy importante crear estrategias de retención customizadas para cada etapa de la vida de un empleado en la empresa, un empleado con 6 meses tiene demandas muy diferentes a otro que lleva 3 años. Se debe comprender los ciclos y crear acciones acordes.

Además de fomentar una cultura de empresa flexible que consiga la inmersión de los trabajadores con el objetivo de percibir las demandas individuales y asegurar que los empleados tengan un contexto suficiente para proponer acciones y cambios con sentido es la visión de negocio”. 

De esta forma, la integración de estrategias en el ámbito laboral que abarquen una mejora en la comunicación corporativa, el desarrollo de herramientas para el conocimiento de los trabajadores y el fomento de una cultura de empresa que impulse la inclusión de todos los profesionales puede llegar a crear el ambiente idoneo para la retención del personal, además de fomentar la productividad y ayudar a su formación y desarrollo en el negocio.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter