martes 09 • agosto 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Dr. Enrique Grande (MD Anderson): “La segunda opinión en oncología es un derecho y un deber”

“La complementación del sistema sanitario público con el privado que tenemos en España es difícil de ver en otros países” 

“Ser oncólogo es un privilegio, los pacientes me enseñan más a mí que yo a ellos”

MD Anderson Cancer Center Madrid es filial de MD Anderson Cancer Center de Houston. Con más de veinte años de historia en nuestro país, en la actualidad, el centro dispone de modernas instalaciones, más de 150 especialistas médicos formados en oncología y un equipamiento tecnológico de última generación para el diagnóstico y tratamiento de los diferentes tipos de cáncer. 

Toda esta infraestructura, junto a un abordaje multidisciplinar, sitúan a MD Anderson Madrid como uno de los centros hospitalarios más punteros de Europa en el tratamiento del cáncer. El equipo de investigación de la Fundación MD Anderson Cancer Center España es el encargado de desarrollar ensayos clínicos en la Unidad de Ensayos Clínicos Fase I para encontrar la mejor manera de prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad. 

Se cumplen cinco años desde su nombramiento como jefe de Oncología Médica de MD Anderson Madrid. ¿Qué valoración hace de este tiempo?  

Hago dos valoraciones. Primero, desde el punto de vista profesional puro y duro en el cual la medicina privada ha cambiado muchísimo. Se ha dado un salto muy importante, se está avanzando en una dirección en la cual creo que la calidad está aumentando mucho, y no solo me refiero a MD Anderson Madrid, sino a toda la oferta de medicina privada oncológica en la Comunidad de Madrid (CAM), que es el ámbito geográfico en el que me encuentro. 

Cada vez disponemos de mejores técnicas diagnósticas que permiten un acceso mucho más rápido a la innovación para los pacientes. Y tenemos un acceso a la investigación que ya se hacía pero que se ha incentivado en estos últimos años. El número y la calidad de los ensayos clínicos que estamos haciendo es llamativo, estamos a la altura de los mejores centros de nuestro país y en línea con lo que se está haciendo en otros países. Es un avance muy importante que redunda en el mejor cuidado de los pacientes de cáncer.  

Una segunda reflexión, desde un punto de vista personal, es que estos cinco años han sido retadores y excitantes. Tengo el convencimiento de que he crecido mucho como médico y como gestor en el ámbito de la salud. Esto es muy relevante, hasta que no lo haces no te das cuenta de lo que nos falta de gestión a los médicos en general. Es algo que no se da en la carrera de medicina, vas aprendiendo, pero es muy importante y cada vez más.

Los recursos son limitados y la gestión de estos recursos debe hacerse de una manera muy racional. Estos cinco años me han permitido crecer sin ningún lugar a dudas como profesional en medicina. 

2022 06 09 9562

La investigación es fundamental para el desarrollo de nuevas terapias. ¿Cree que se ha avanzado suficiente en esta área? ¿Qué proyectos se llevan a cabo en la Fundación MD Anderson España en este sentido? 

Si algo ha tenido la pandemia es que nos ha ayudado desde el punto de vista de sociedad a comprender lo importante que es la investigación en medicina. Aplicado al mundo del cáncer, creo que los que nos dedicamos a esta enfermedad lo tenemos claro desde hace tiempo. Cada vez es más fundamental poder ofrecer más alternativas de tratamiento, más esperanza a los pacientes de cáncer.

Partiendo del mayor conocimiento de la biología molecular de los tumores, esto nos permite desarrollar fármacos dirigidos a estas alteraciones puntuales que condicionan el desarrollo del cáncer. El poder aplicar esos fármacos dirigidos que ya han demostrado su eficacia en el laboratorio en modelos animales o en cultivos celulares es una opción para los enfermos de cáncer. 

Un paciente que entra en un ensayo clínico es un paciente muy valiente, porque acepta ese riesgo, pero, sobre todo, porque acepta la responsabilidad de ser uno de los primeros que reciba una de esas moléculas tan prometedoras. Si alguna vez ambicionamos curar esta enfermedad, esta curación solamente se va a producir a través de la investigación clínica. 

“La pandemia ha ayudado a la sociedad a comprender lo importante que es la investigación en medicina” 

Dr. Enrique Grande

La prevención y el diagnóstico precoz son pasos esenciales para tener elevadas posibilidades de curación en multitud de tumores. ¿De qué forma se impulsa y se conciencia a la sociedad desde MD Anderson Madrid? 

El diagnóstico, cuanto más inicial se pueda hacer del tumor, mayores son las posibilidades de poder operarlo o radiarlo y acabar directamente con él. Cuando decimos que no curamos el cáncer, nos referimos a ese cáncer que ya ha dado metástasis, que ya se ha ido del órgano en el que se origina, a través de la sangre o de los vasos linfáticos, y desafortunadamente se ha extendido. 

Si somos capaces de hacer ese diagnóstico precoz, tendremos mayores posibilidades de encontrar el tumor todavía localizado y poder quitarlo. Por eso es importante insistir en todas las medidas, primero de educación, llevar una vida activa en el sentido físico, evitando los factores de riesgo, como fumar o beber alcohol; evitar la exposición a agentes que pueden ser carcinógenos ambientales; tomar una dieta rica y otras actividades de vida saludable. 

Pero, sobre todo, hay una serie de actividades de screening de detección precoz de determinados tumores que son fundamentales. Por ejemplo, en las mujeres las revisiones ginecológicas, las mamografías son esenciales; en los hombres, el PSA para el cáncer de próstata. No nos olvidemos de que el tumor más frecuente en nuestro país, porque afecta tanto a hombres como a mujeres, es el cáncer de colon. Es esencial que las colonoscopias las llevemos a cabo a partir de los 40 ó 45 años, o incluso antes en aquellas con familias con antecedentes o agregación de casos anteriores. 

Háblenos sobre el servicio de segunda opinión médica. ¿En qué consiste? 

La segunda opinión en oncología creo que es un derecho y un deber de los pacientes a los cuales se les diagnostica cáncer. ¿Por qué digo derecho y deber? Por una razón muy sencilla. Una segunda opinión médica significa aumentar el conocimiento del paciente y de los familiares y acompañantes del paciente sobre cuál es el diagnóstico, cuál es el pronóstico y sobre todo cuáles son las alternativas de tratamiento, que pueden ser una cirugía u otra, una técnica quirúrgica u otra. 

Hablo, por ejemplo, del acceso a la cirugía robótica, una técnica de radioterapia u otra. No es lo mismo una máquina de radioterapia que otra y no es lo mismo la experiencia de un profesional que otro. Y desde el punto de vista de los tratamientos sistémicos, no solo tenemos quimioterapia, terapias dirigidas, la nueva inmunoterapia… Está cambiando el panorama de qué podemos ofrecer a los enfermos de cáncer.  

Desafortunadamente, en la mayoría de los sitios se ofrece al paciente lo que está en la guía local del hospital, no lo que está en la guía nacional o lo que está en la guía europea. Dejen al paciente empoderarse, que sea el paciente el que decida. Que conozca todas las alternativas que hay. Ocurre que las medicaciones oncológicas o las nuevas tecnologías en oncología tienen un coste que es muy elevado en la mayoría de los casos.

Muchos pacientes me dicen “usted ofrézcame lo mejor, ya veremos cómo lo costeamos, pero permítame saber que existe esa alternativa”. Desgraciadamente, no todos los pacientes conocen que tienen alternativas adicionales a lo llamado estándar en su centro de referencia. 

¿Por qué es importante pedir siempre una segunda opinión médica? ¿Qué beneficio obtiene el paciente? 

La segunda opinión médica en oncología permite conocer si existe disponible un ensayo clínico en el cual el paciente o las características del tumor del paciente lo hagan ser elegido. La investigación, como hemos comentado antes, es muy importante, pero, sobre todo en el cáncer, para un paciente concreto, significa una opción más, una fuente de esperanza más que se añade a los tratamientos estándares.

Eso es lo importante de poder participar en un ensayo clínico. Nadie le puede garantizar que va a responder, que va a ser maravilloso, que lo va a tolerar muy bien. Pero lo que sí se le puede asegurar es que tiene una opción más de responder. ¿Cuánto cuesta esa esperanza? 

¿Qué valor diferencial obtiene un paciente si se trata en MD Anderson Madrid? 

Un paciente que acude a nuestro centro tiene dos puntos diferenciadores de los cuales nos sentimos orgullosos. El primero y más importantes es el tratamiento humano y multidisciplinar. Nosotros solo nos dedicamos al cáncer. Esto hace que todas las personas que trabajan en esta institución sean especiales. Tienen un comportamiento, un cariño, una dedicación y una orientación que, desafortunadamente, en otros sitios donde se tratan pacientes con distintas patologías, se tiende a no ser selectivos, todo lo cariñosos que deberíamos ser o tener todo el tacto que deberíamos tener. 

En MD Anderson Madrid ese contacto y aproximación con el paciente se nota desde que uno entra hasta la salida. Es el sello que tenemos en el hospital. Cada uno de los profesionales que trabaja aquí ofrece lo mejor de sí mismo para el tratamiento de los pacientes, para que sea cuidado de la mejor manera posible. 

¿Cuáles son los retos más inmediatos para acabar con la enfermedad? 

Yo diría que son tres los retos fundamentales. El primero es aumentar la supervivencia, esa ansiada curación del paciente de cáncer. En algunos tumores llegamos a unas tasas de curación que son realmente altas, pero necesitamos aumentar esas cifras en la mayoría de los tumores sólidos. 

El segundo sería que ese aumento en la expectativa de vida de los pacientes se vea acompañado de calidad de vida. Muchas veces tenemos grandes éxitos, entendido éxito como prolongar la vida del paciente, pero desafortunadamente unos efectos adversos asociados a la medicación que damos condicionan esa vida del paciente de forma negativa. 

Y el tercer reto, que desde el punto de vista de la investigación es esencial, sería encontrar biomarcadores. Esto significa que sepamos seleccionar de antemano qué paciente va a responder a los fármacos que tenemos, tanto desde el punto de vista de la eficacia como desde el punto de vista de la toxicidad. De tal manera que podamos hacer esa mejor gestión de los recursos, que son limitados, para gastarlos en aquellos pacientes que más se van a beneficiar y no lo gastemos en aquellos pacientes donde esos fármacos no van a ser eficaces o van a ser demasiado tóxicos. 

¿Qué avances ha logrado España en oncología en España en los últimos tiempos?

Honesta y humildemente, digo que España está en lo más alto en investigación y tratamiento y manejo de los pacientes de cáncer. Lo digo sin ningún complejo. Soy muy afortunado en muchos sentidos y uno de ellos es que viajo mucho invitado por distintos países para transmitir el conocimiento y últimas novedades en la enfermedad. No tengo ninguna envidia de ninguno de ellos y siempre digo que tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, tanto desde el punto de vista público como privado. Esta complementación de los sistemas que tenemos en España es difícil de ver en otros países. 

2022 06 09 9568

El proceso de tratamiento oncológico es durísimo para la persona, pero ¿cómo es la vida de un paciente tras el cáncer? ¿Qué procesos físicos y mentales atraviesa el paciente y cómo les ayudan desde MD Anderson Madrid? 

Cada vez disponemos de más y mejores alternativas de tratamiento en cuanto a eficacia y en cuanto a tolerabilidad, que permiten hablar de largos supervivientes de cáncer. Es decir, pacientes diagnosticados de cáncer, no solo con tumores primarios, sino pacientes con metástasis que, gracias a los fármacos nuevos que tenemos, cinco o 10 años después siguen entre nosotros y tienen las mismas necesidades que otras personas en cuanto al seguimiento clínico.

Y además se añade un seguimiento de las toxicidades que pudiera haber, una mayor propensión a desarrollar segundos tumores, es decir, necesitan un cariño, un cuidado más especial y más cercano. Desde MD Anderson Madrid ponemos a disposición de los pacientes esas consultas de largos supervivientes, esos cuidados específicos que a día de hoy no tienen cáncer, pero que tienen una mayor susceptibilidad para poder desarrollar esos segundos tumores. 

Tratar todos los días con pacientes oncológicos y sus familias debe ser duro. ¿Cómo es su día a día en la profesión? ¿Qué es lo más satisfactorio de su oficio? 

Cualquiera que se dedique al tratamiento de pacientes de cáncer (cirujano, oncólogo, radioterapeuta, enfermera, auxiliar…) tiene que tener esa empatía, ese tacto especial. Son situaciones que son muy tensas en la mayoría de las ocasiones.

Hay que darse cuenta de que estamos dando información, pronósticos, diagnósticos que cambian no solo la expectativa de vida de los pacientes, sino de sus familias. Se les viene todo encima y la forma de reaccionar es muy variable. Desde personas y familias que se hunden hasta aquellas que vuelcan la frustración en el profesional que les está dando la noticia. 

Esa empatía es lo fundamental que podemos ofrecer. El cuidado del paciente no solo es cómo le operas o qué tratamiento le pones, es el tratamiento de psicología (psicooncología); es el manejo de los hábitos de vida del paciente; un cuidado nutricional también es esencial; el cuidado del dolor… Ese abordaje múltiple de las necesidades que un paciente puede tener es primordial. 

Ser oncólogo es un privilegio, siempre digo que yo soy un afortunado. La realidad es que los pacientes me enseñan más que yo a ellos. Y una de las principales enseñanzas que me hacen es disfrutar de la vida. Hasta que no nos quitan algo no nos damos cuenta de lo que tenemos.  

Fotografías: Santi Burgos

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter