miércoles 07 • diciembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

Ciudades inteligentes y seguras, difícil combinación 

- Advertisement -spot_img

“El uso de toda solución tecnológica implica riesgos de ciberseguridad inherentes a la misma” 

En estos últimos años vemos cómo bajo el nombre de smart cities o ciudades inteligentes, y la puesta en marcha de soluciones tecnológicas aplicada a sus infraestructuras y su gestión, prometen poblaciones más sostenibles, conectadas, optimizadas y seguras.  

Y a simple vista, las smart cities deberían ser más seguras que las ciudades actuales, gracias al uso de soluciones tecnológicas para prevenir, mitigar e impedir problemas relacionados con accidentes, delincuencia o ataques organizados.  

Ahora bien, ¿cómo contribuye la tecnología a afrontar los retos de seguridad de las ciudades modernas? Básicamente, a través de la recogida y análisis de datos procedentes de cámaras y sensores. Recientemente, un estudio del McKinsey Global Institute señalaba que la gestión del big data procedente de cámaras, sensores y terminales podría reducir el crimen entre un 30 y un 40%, y el tiempo de respuesta a emergencias hasta un 35%.  

Precisamente, en el caso de la seguridad ciudadana, el empleo de cámaras, sistemas de protección y de control de accesos proporciona a los cuerpos de seguridad información en tiempo real sobre altercados en espacios públicos y delitos cometidos en la calle, pero también sobre venta ambulante ilegal, plantaciones ocultas, obras realizadas sin autorización, vertidos ilegales, entre otras actividades ilegales o delictivas.b4000a8e 0729 423d 95ba 0322f0f9bca6 

Hemos visto que la capacidad de recoger y gestionar información que ofrece la tecnología permite grandes avances en el camino hacia la construcción de ciudades más seguras. Pero no debemos perder de vista que el uso de toda solución tecnológica implica riesgos de ciberseguridad inherentes a la misma, lo cual nos lleva a preguntarnos qué riesgos específicos de seguridad tienen las smart cities que no sufran las ciudades tradicionales y si verdaderamente podemos lograr una ciudad seguridad al 100%.  

Pero si el lector quiere profundizar más en los tipos de ciberataques que puede sufrir una ciudad inteligente recomiendo la lectura de esta interesante información de Juan Miguel Revilla sobre la que he basado gran parte de este artículo, titulado ‘La seguridad, parte esencial de las ciudades inteligentes’.  

La ciudad de los prodigios  

Un buen ejemplo de todo lo descrito en este artículo es Neom, la ciudad inteligente del futuro que Mohammad bin Salman Al Saud, príncipe heredero de Arabia Saudí, quiere construir en mitad del desierto en el año 2025. Con una extensión de 26.000 metros cuadros, superficie similar a Bélgica y mayor que Kuwait o Israel, Neom se sitúa en el extremo norte de la costa del Mar Rojo. 

El presupuesto inicial asciende a 500.000 millones de dólares y pretende convertirse en un centro global con las mejores características de todo el mundo.  

El internet inalámbrico de alta velocidad formará parte de una red satelital avanzada de conectividad y será gratuito. El gobierno electrónico servirá al ciudadano para acabar con la burocracia porque ya no se usará el papel en las transacciones y procedimientos. En cuanto a la movilidad, no habrá coches: se apuesta por la conducción automatizada en el transporte y la creación de un servicio público de taxis voladores, naves eléctricas de despegue y aterrizaje verticales. Además, con el carbono neto cero como objetivo principal en la construcción, la energía que se usará será solamente renovable (solar, eólica e hidrógeno verde). 

Mediante la Inteligencia Artificial (IA), el 90% de los datos recogidos van a hacer posible la mejora de la capacidad de las infraestructuras a unos niveles que superarán el 1% que habitualmente presentan las smart cities por todo el planeta. En Neom, el sistema tendrá cámaras equipadas con Inteligencia Artificial y reconocimiento facial, drones y micrófonos instalados en cada uno de los rincones de la ciudad. Uno de los problemas en lo que ya están trabajando los responsables de Neom es cómo manejar la ingente cantidad de datos que se generarán, entre habitantes y turistas, sin que haya brechas en la privacidad.20c86398 f840 42db 9477 ee7a2dfe24f9 Un claro ejemplo de ciudad inteligente donde se garantiza la seguridad total.  

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img