lunes 30 • enero 2023

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Vintae: la historia detrás de las bodegas “más rebeldes” del sector vitícola nacional 

“Vintae ha llegado a un punto de solidez financiera y gracias a Dios nos podemos dedicar un poco a lo que queremos” 

Es la bodega disidente, la rebelde, la que ha acabado con la imagen tradicional del sector vitícola para atraer a las nuevas generaciones a disfrutar de los matices que trae consigo cada botella de vino. Ese es el espíritu de Vintae, una empresa nacida en 1999 de la mano de José Manuel Arambarri, un enamorado del vino que quiso dedicar su vida a su pasión. No obstante, una enfermedad truncó sus expectativas y su hijo Richi, actual CEO de la compañía, asumió las riendas con solo 24 años. Desde entonces, esta marca no ha hecho sino crecer como una auténtica cuadrilla. 

Así lo revela a Capital Richi Arambarri, quien recuerda que no le “dio tiempo a pensar” si quería o no heredar el negocio familiar puesto que “fue una necesidad”. “Yo cuando terminé la universidad mi voluntad era trabajar fuera, viajar y haber conocido un poco el sector del vino en Estados Unidos. Pero luego la vida nos dio ese revés personal a mí familia y a mí una oportunidad profesional”. 

De esta forma nació la actual Vintae, una empresa marcada por “proyectos revolucionarios con rebeldía y conocimiento” iniciados por su padre y que él asumió y revolucionó. Aunque, añade, “tal vez esa falta de madurez me hizo lanzarme a cosas que igual después no hubiese hecho”. Sin embargo, salió bien.  

“Es cierto que muchas de las innovaciones ya venían de mi padre. El enfoque y el cómo hemos innovado en el mundo del vino de una forma mucho más atractiva y cercana es de mi generación, pero mucho del fondo es de lo que hizo mi padre: esos primeros viajes fuera de La Rioja para luego hacer realidad sueños como lanzar un proyecto de espumosos en zonas de altura de La Rioja. Precisamente es lo que estamos sacando ahora”.  

vintae 2

Un tiempo presente que sin duda pasa por un crecimiento exponencial ya sumado incluso en tiempos de pandemia. Y es que, ya en 2021, Vintae generó unos ingresos de 40 millones de euros, un 29% más que en 2020. ¿Cambiará la tónica este 2022? Lo cierto es que no. “La cosecha este año ha sido sorpresa porque el verano ha sido muy cálido y ha sucedido una cosa que no había conocido nunca: que la maduración se parase por exceso de temperatura, como si las viñas dijesen ‘vamos a hibernar estas dos semanas de tanto calor’”, comenta Arambarri, quien cree que estas condiciones generan “que los vinos sean muy sanos y creo que de buena calidad”.  

Esto espera que se vea compensado económicamente. “De momento estamos volviendo a crecer a doble dígito, y, aunque nos queda la recta final del cuarto trimestre, que es el de mayor facturación, creo que volveremos a estar alrededor del 14%”, vaticina éste con optimismo hacia su empresa, donde ya en 2020, año crítico a nivel global, “crecimos un 2% y esa ganancia de cuota se ha mantenido”. Un sentimiento que varía preguntado a nivel nacional, ya que considera que “España no ha llegado al nivel de ventas pre crisis y está todavía en recuperación”. Igualmente, apunta, “creo que ha habido un pequeño desinfle de expectativas por el miedo que se ha metido este verano”.  

Sin embargo, el sector vitícola es tan caprichoso como la propia meteorología. Por eso, dentro de las 14 Denominaciones de Origen en las que desempeña sus labores Vintae pueden ocurrir múltiples variables. ¿Cuáles están generando actualmente un mejor rendimiento? Lo cierto es que, en palabras del manager de la empresa, “las bodegas en las que tenemos una mayor presencia y conocimiento son realmente las que están tirando, pero el resto se mantienen porque son más pequeñas”. Al final, entiende éste, “estamos en una fase de madurez cualitativamente hablando” y nos gusta decir que “Vintae tiene bodegas en Castilla y León, Navarra, La Rioja, Rivera del Duero o Toro, con pequeños proyectos en otras zonas”. Dicho de otra forma, “somos una empresa de origen riojano con presencia consolidada en estas regiones y pequeños proyectos en otras zonas”.  

El estandarte: Hacienda López de Haro. Justo en ella, la Clásica se ha convertido y colado en el primer rioja rosado dentro de la lista de los 50 mejores vinos del mundo, aunque no es el único. Los vinos de esta firma acumulan galardones anualmente. ¿Cómo lograrlo? “Por las personas”. 

“Sé que suena a clase de escuela de negocio, pero es que Vintae es una familia, a veces nos autodenominamos como cuadrilla, y es una cosa en la que insisto mucho: que la gente entienda cuál es la misión de esta empresa”, explica Arambarri. “Vintae ha llegado a un punto de solidez financiera y gracias a Dios nos podemos dedicar un poco a lo que queremos”, recuerda éste, insistiendo en que su “mayor obsesión es que el equipo esté totalmente volcado en ello y que viva esa pasión e ilusión de realmente ser los mejores”. Y, “aunque en el vino no hay un mejor porque no se pueden comparar y es lo bonito del sector, sí dar lo mejor de nosotros mismos”. 

Además, argumenta Arambarri, “formamos parte de una evolución que se está dando en España y espero que se ponga al país en el lugar que se merece”. Una afirmación que parte de una realidad que considera que ha de cambiar: “España es el país que más barato vende del mundo y me parece una aberración porque otros que compiten con nosotros tienen costes de tierra o laborales más bajos que nosotros. De esto tendríamos que ser conscientes y nos gustaría que todos se involucrasen en cambiarlo”. 

Tradición por encima de todo 

Una transformación que en muchos casos pasa por la aplicación de las nuevas tecnologías a los procesos de producción con el fin de optimizarlos. No obstante, en Vintae reconocen ser más “tradicionales”. “Es curioso porque somos una compañía con mucha innovación en cuanto a lanzamientos y el uso de internet, pero luego los procesos de elaboración los mantenemos bastante tradicionales”, señala. Un ejemplo: “En Hacienda López de Haro, el 100% de nuestros vinos se elaboran con levadura autóctona. Es a la vieja usanza. Digamos que dejamos un poco más a la naturaleza hacer su labor. No hemos implementado ninguna técnica de big data para el tema del control, pero también es verdad que no elaboramos 100 millones de botellas. Estamos todavía en una dimensión humana”.  

De hecho, sus ventas también están ligadas a un sector tan tradicional como el Horeca. En concreto, un 70%. Ahora bien, ¿ha influido la pandemia en un trasvase al eCommerce? “Nosotros fuimos pioneros en la venta online, pero no a través de nuestro propio canal sino de especialistas online. Y solemos estar en el top 10 del ranking de ventas en estas vías, mientras que no ocurre lo mismo en el retail tradicional”, argumenta Arambarri. Sin embargo, “aunque nuestras ventas no sean especialmente grandes, en 2020 en online superamos el 10% del total”.  

Una línea impulsada también por la expansión internacional, ya que la exportación de Vintae en 2020 se incrementó en un 47%, estando ya presentes en más de 70 países. Este año y el comportamiento del mercado fue para Arambarri en ambos casos “curioso”, porque “cuando vino la pandemia hubo ciertos mercados con un enorme peso del consumo en el hogar en los que las ventas explotaron”. Un ejemplo, “Noruega, donde más del 90% del consumo es en el hogar y el mercado creció en su conjunto un 70%”. Sin embargo, “ya a finales de la segunda mitad de 2021 y este 2022 se ha notado la resaca de todo aquello y hemos recuperado cuota en mercados como Latinoamérica donde el consumo de vino es más social”. 

Precisamente en esta zona es donde Vintae busca desarrollarse –“estamos ahí, trabajando en eso”–, pero a su vez hay un continente aún por explorar que se les resiste: “Digamos que siempre tenemos un poco el ojo en África y cuando le podamos dedicar más tiempo intentaremos tener presencia”. Unas zonas que para Arambarri tienen un gran potencial, como el global de países en desarrollo. De hecho, revela éste: “En mercados tradicionales estamos teniendo evoluciones más humildes que en los mercados emergentes”.  

Apoyo al entorno rural a todas las escalas 

También quieren estar presentes en el mundo rural nacional, “un entorno que está muy abandonado” y en el que han desarrollado el Proyecto Cle al emprendimiento femenino en el medio rural, por el que se premian a aquellos proyectos liderados por mujeres en dichas zonas. “Hemos querido incentivar a la mujer en estos entornos precisamente donde su figura ha sido tradicionalmente más débil, porque hacen falta más mujeres en el campo. También hombres. Pero es verdad que la mujer ha sido el eslabón más débil y nos pareció muy interesante participar en este precioso proyecto porque es una pasada ver todas las candidaturas ligadas con la innovación”, subraya Arambarri. 

vintae 3

No obstante, no es el único proyecto de ayuda que desarrolla Vintae. Según explica su manager, “dentro de nuestras bodegas tenemos tres pequeños proyectos en desarrollo. Intentamos dar cobijo a proyectos dedicados al mundo del vino pero que no tienen la inversión que implica una bodega. Por eso les damos ayuda para que crezcan y cuando alcancen la madurez puedan salir de la bodega elaborando vinos de alto valor añadido”.  

De hecho, un aspecto que sorprende es que además de proporcionar herramientas a otros apasionados del vino a desarrollarse como empresas, también se han lanzado a dar salida a unos olivos que tienen en sus bodegas y que conviven con sus viñas. Así surgió Le Naturel, una pequeña línea de aceite de oliva virgen extra del que comercializaron 2.000 botellas. Aunque, preguntado por la apertura a este otro mercado, Arambarri lo duda.  

“Realmente lo hicimos para sacar el fruto. Tenemos unos olivos centenarios y queríamos sacar el producto como complemento. Pero no tenemos idea por el momento de lanzarlo. Ni queremos ni podemos, ya que el número de olivos es muy pequeño y difícil de rentabilizar”. Además, subraya, “no es nuestra área de expertise y ha sido más como un complemento, como una apuesta de valor”.  

Su gran estandarte definitivamente es el vino: su gran pasión. Tanto, que desde Vintae lo disfrutan a todas las escalas. Si no que se lo digan al Vintae Wine Fest, una fiesta alrededor de este producto con La Rioja como escenario.  

“Estas cosas son de las que te lías y estás donde estás”, confiesa Arambarri, que explica a esta revista cómo esta fiesta surgió de sus cumpleaños en época universitaria. “Mi cumpleaños coincide con la recogida de la vendimia, cuando La Rioja se pone guapa, y me parecía una ocasión ideal para traer a la gente de Barcelona, donde estudié, a vivirlo. Así empecé a alquilar un autobús que traía a gente de mi universidad aquí, pero de unos pocos pasamos a 50, 60, 100… y llegó un momento en el que no tuve la capacidad de organización”. En ese punto escaló a nivel empresa.  

“Y así hemos llegado hasta hoy, hasta la edición número 16”, comenta orgulloso Arambarri de esta fiesta temática que “no busca la rentabilidad, sólo maximizar la felicidad. Que la gente venga y descubra La Rioja”.  

Un lugar, su tierra, su región, en el que nace Vintae. Una empresa vitícola que tiene muy claro sus objetivos a medio-largo plazo. “De momento, consolidar las marcas en el mercado nacional y que ganen mucho en la alta hostelería. Además, el año que viene vamos a hacer un salto importante en inversión para tratar de consolidar nuestros medios de elaboración en las zonas más importantes con una ampliación en nuestra bodega Hacienda López de Haro, y plantaremos viñedos nuevos en Ribera del Duero”, augura Arambarri, quien, pese a todo, sentencia: “Cuando empecé con 23 años un año me parecía un montón, pero en este sector no es nada”. Por eso él mira a lo alto, al largo plazo, con un único fin: seguir disfrutando del vino, su gran pasión.  

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter