Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

El paro baja hasta en 130.197 personas, su menor nivel en 16 años

Por Redacción Capital

Los mayores de 25 años y las mujeres concentran en mayor medida el descenso del desempleo y los temporales marcan mínimo histórico

La Seguridad Social gana 540.000 afiliados en 2023 y marca nuevo máximo anual: 20,83 millones de ocupados

El paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo registró en 2023 un descenso de 130.197 personas (-4,6%), hasta un total de 2.707.456 desempleados, la menor cifra en un cierre de año desde el ejercicio 2007, ha informado este miércoles el Ministerio de Trabajo y Economía Social, que ha destacado que estos datos evidencian que 2023 ha sido un año «muy positivo» en términos de empleo «pese a la incertidumbre de la coyuntura internacional».

Con el descenso registrado en 2023, el paro encadena tres años consecutivos de retrocesos tras el contabilizado en 2021, cuando se experimentó una caída récord de 782.232 desempleados por el fin de las restricciones asociadas a la pandemia, y el registrado en 2022 (-268.252 parados).

Así, dentro de la serie histórica comparable, iniciada en 1996, la bajada del paro de 2023 se queda por debajo de las registradas en 2022 y 2021, pero mejora los datos de 2020 y 2019. En concreto, en 2020, el primer año de pandemia, el paro se disparó en 724.532 personas, mientras que en 2019 se redujo en algo más de 38.000 personas.

A los 2,7 millones de desempleados con los que se cerró 2023 se ha llegado después de que el paro bajara en diciembre en 27.375 personas respecto al mes anterior (-1%), su menor descenso en un mes de diciembre desde 2020, cuando subió en algo más de 36.000 personas.

Este retroceso del desempleo en diciembre se concentró en las mujeres, con 28.120 paradas menos (-1,7%), frente a un aumento del paro masculino de 745 varones (+0,07%). Entre los menores de 25 años, el desempleo se redujo en diciembre en 12.014 personas (-5,8%).

En términos desestacionalizados, el paro bajó en diciembre en 6.562 personas respecto a noviembre.

Servicios, a la cabeza de los descensos

El paro disminuyó el año pasado en todos los sectores económicos, especialmente en los servicios, que restaron 81.333 desempleados en el año (-4%). Le siguieron, en valores absolutos, la industria, con 17.731 parados menos (-7,6%), y la agricultura, que registró un descenso de 15.483 desempleados y lideró las caídas en términos relativos (-13,6%).

La construcción y el colectivo sin empleo anterior, por su parte, recortaron su cifra de parados en 13.339 y 2.311 personas en 2023, con caídas porcentuales respecto a 2022 del 5,9% y del 0,9%, respectivamente.

El paro bajó en 2023 en ambos sexos, aunque en mayor medida entre las mujeres. Así, el desempleo femenino descendió en 73.175 mujeres respecto a 2022 (-4,3%), frente a un retroceso anual del paro masculino de 57.022 desempleados (-5%). De este modo, al finalizar el año, el número de mujeres en paro se situó en 1.616.973 y el de hombres, en 1.090.483 desempleados.

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años apenas disminuyó un 0,9% en 2023, con 1.786 parados menos que en 2022, hasta situarse en un mínimo histórico de 193.965 desempleados. Por su parte, el paro de las personas con 25 años y más bajó en 2023 en 128.411 desempleados (-4,8%), hasta un total de 2.513.491 parados.

Andalucía y Canarias lideran el descenso del paro en 2023

El paro descendió en 2023 en todas las comunidades autónomas, especialmente en Andalucía (-32.157 desempleados), Canarias (-15.315), Comunidad Valenciana (-13.722), Galicia (-12.718) y Castilla y León (-9.376).

En valores relativos, el mayor retroceso del desempleo fue para Baleares (-11,5%), seguida de Aragón (-9,5%) y de Galicia, donde el paro bajó el año pasado casi un 9%, con 9.669 desempleados menos.

Por su parte, los menores descensos anuales del desempleo en términos absolutos se dieron en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con 16 y 408 parados menos que en 2022, y en La Rioja, que restó 1.033 desempleados en el año.

Según los datos de Trabajo, el paro registrado entre los extranjeros disminuyó en 2023 en 3.559 desempleados (-1%) respecto a 2022, hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en 355.910, lo que supone 1.529 parados menos de los que había en noviembre (-0,4%).

La contratación cae un 15,6% en 2023

En cuanto a la contratación, en 2023 se realizaron 15.444.205 contratos, un 15,6% menos que en 2022, de los que 6.620.983 fueron indefinidos, el equivalente al 42,87% del total, con un descenso del 5,8% sobre el año anterior.

Dentro de los contratos indefinidos efectuados en el conjunto del pasado ejercicio, 2.756.443 fueron a tiempo completo, un 7% menos que en 2022, y 1.550.774 a tiempo parcial, casi un 11% menos que en el año anterior.

De todos los contratos suscritos en 2023, más de 8,8 millones fueron contratos temporales, cifra que es la menor de la serie histórica, un 21,8% inferior a la de 2022 y en torno a la mitad de la del periodo 2015-2019, antes de la reforma laboral.

El Ministerio que dirige Yolanda Díaz ha destacado que de la estabilidad en la contratación se beneficiaron en 2023 de manera especial los jóvenes, que firmaron un 42,6% de contratos fijos, seis veces más que la media de 2006 a 2021.

Además, Trabajo ha resaltado que los sectores más favorecidos por la estabilidad que ha proporcionado la reforma laboral han sido los de agricultura y construcción. En 2023, el 72% de los contratos registrados en la construcción han sido indefinidos, porcentaje que alcanza el 52% en el caso de la agricultura.

Atendiendo sólo a los contratos efectuados en el mes de diciembre de 2023, las oficinas de empleo contabilizaron 1.116.153 contratos, un 6,2% menos que en el mismo mes de 2022. De todos ellos, 414.562 fueron contratos indefinidos, cifra un 10,7% inferior a la de diciembre de 2022.

En total, el 37,14% de los contratos realizados en diciembre fueron indefinidos, porcentaje que se ha reducido más de cuatro puntos respecto al mes anterior, cuando la proporción de contratos fijos fue del 41,47%. Los contratos temporales, por su parte, representaron el 62,7%, con 701.591 contratos, un 3,3% menos que en diciembre de 2022.

Del total de contratos indefinidos suscritos en el último mes del año pasado, 168.161 fueron a tiempo completo, un 6% menos que en diciembre de 2022; 149.845 eran contratos fijos-discontinuos, un 15,7% menos, y 96.556 eran contratos indefinidos a tiempo parcial, un 10% menos.

Superávit de 5.502 millones en el sistema de protección por desempleo

El Ministerio ha informado además de que el gasto en prestaciones por desempleo alcanzó en noviembre de 2023 (último dato disponible) la cifra de 1.904 millones de euros, un 9,2% más que en igual mes de 2022.

Las prestaciones abonadas desde enero de 2023 incorporan la subida de la base reguladora hasta el 60% a partir del séptimo mes, frente al porcentaje del 50% que se venía aplicando desde 2012 para el cálculo de la prestación.

Como consecuencia de ello, la cuantía media bruta de la prestación contributiva por desempleo aumentó el pasado mes de noviembre un 7,2% interanual, hasta los 982,7 euros mensuales.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, ascendió a 1.066,7 euros en el mes de noviembre, lo que supone un 7,6% más.

El total de beneficiarios de prestaciones por desempleo se situó al finalizar el penúltimo mes del año pasado en 1.824.163 personas, un 1,4% más que en noviembre de 2022, alcanzando la tasa de cobertura el 71,1%, frente al 66,27% de noviembre de 2022.

El Ministerio ha subrayado que el sistema de protección al desempleo presenta un superávit de 5.502 millones de euros «gracias al impulso del empleo».

Los datos de prestaciones siempre van con un mes de retraso respecto a los datos de paro, de forma que el Ministerio ha publicado este miércoles las cifras de desempleo de diciembre y la estadística de prestaciones de noviembre.

La Seguridad Social gana 540.000 afiliados en 2023 y marca nuevo máximo anual

El número medio de afiliados a la Seguridad Social cerró 2023 en un nuevo máximo anual de 20.836.010 cotizantes tras ganar 539.740 ocupados en el año (+2,7%), su segundo mayor incremento anual desde 2018, cuando el sistema sumó 564.000 trabajadores, ha informado este miércoles el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El repunte de la ocupación registrado en 2023 fue superior al de 2022, año en el que la afiliación media registró un crecimiento de 471.360 afiliados, pero inferior al de 2021, ejercicio récord en 16 años con la suma de 776.478 ocupados tras las restricciones en pandemia.

De este modo, 2023 es el tercer año consecutivo en el que crece el empleo después de que 2020, primer año de pandemia, se llevara por delante 360.105 puestos de trabajo.

La ministra de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, Elma Saiz, ha destacado que a lo largo del año pasado «se ha registrado un máximo histórico de la serie cada mes».

«España está mostrando una capacidad de resiliencia encomiable. 2023 ha sido un año histórico en creación de empleo desde todas las perspectivas, con el que se consolida el cambio estructural de nuestro mercado de trabajo», ha añadido la ministra.

A los 20,83 millones de ocupados medios con los que el sistema cerró 2023 se llegó después de que la Seguridad Social sumara en diciembre 29.937 afiliados medios (+0,1%), su mayor repunte en este mes desde 2019 si se descuenta diciembre de 2021, ejercicio marcado por el Covid.

En términos desestacionalizados, el número de cotizantes a la Seguridad Social aumentó en diciembre en 23.287 trabajadores (+0,1%), cerrando el año en 20.774.625 ocupados, el mejor dato de la serie histórica.

En 2023 la Seguridad Social ganó 533.731 afiliados en valores desestacionalizados, lo que sumado al incremento de 2022 arroja un millón más de afiliados en ambos ejercicios.

Además, el Departamento que dirige Elma Saiz ha destacado que el nivel actual de empleo supera en más de 1,4 millones al existente antes del inicio de la pandemia, en diciembre de 2019.

El Ministerio también ha remarcado que, en comparación con los grandes países europeos y con respecto al nivel previo a la pandemia, la creación de empleo en España (+7,2%) ha superado a la de Francia (+5,1%) y Alemania (+1,4%).

Lo mismo sucede si se atiende a la ganancia de ocupados desde que se inició la guerra en Ucrania: mientras que en España el empleo ha crecido un 5,4%, en Francia y Alemania lo ha hecho menos de un 2%.

Al finalizar diciembre de 2023, la ratio cotizante/pensionista alcanzó el 2,42, su máximo valor en diez años, mientras que los ingresos por cotizaciones crecieron hasta noviembre (último dato disponible) a un ritmo interanual del 10,3% (+8,3% si se excluyen las cuotas procedentes del Mecanismo de Equidad Intergeneracional, en vigor desde enero de 2023).

Según Inclusión, este repunte de los ingresos se debe al «fuerte dinamismo» del mercado laboral y a la mayor calidad del empleo.

El empleo femenino, en máximos

De los casi 540.000 afiliados medios que sumó la Seguridad Social en 2023, algo más de la mitad, el 55%, eran mujeres y casi cuatro de cada diez, extranjeros.

En concreto, la ocupación media femenina creció en 2023 en 297.079 afiliadas (+3,1%) y cerró el año en un nuevo máximo histórico de 9.856.258 mujeres cotizantes. La afiliación masculina, por su parte, aumentó en promedio en 242.661 ocupados (+2,2%), hasta sumar 10.979.753 trabajadores.

La afiliación media de extranjeros se incrementó en 208.057 cotizantes en 2023, un 8,4% respecto a 2022, hasta situarse en 2.668.776 ocupados, nuevo máximo a cierre de un ejercicio.

El Régimen General, el más numeroso del sistema, ganó el año pasado 525.380 afiliados medios (+3,1%), hasta un total de 17,4 millones de ocupados, mientras que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) sumó 15.966 nuevos cotizantes (+0,5%) y acabó 2023 con 3.344.368 ocupados.

El Régimen del Mar, por su parte, registró 1.520 bajas en el año (-2,5%) y el Régimen del Carbón perdió 86 afiliados respecto a 2022 (-8,8%).

Educación, hostelería y comercio, principales impulsores del empleo

Dentro del Régimen General, la educación lideró el aumento de la ocupación en 2023 tanto en términos absolutos como relativos tras ganar 148.744 nuevos cotizantes respecto a 2022 (+13,7%) en valores medios.

Destacaron también los aumentos absolutos de los afiliados medios en hostelería, con 75.646 ocupados más (+5,9%), y en el comercio, que sumó 61.370 cotizantes en el año (+2,4%). En el lado de los descensos, sobresale la Administración Pública, que perdió 68.178 cotizantes en 2023 (-5,6%).

Por su parte, el Sistema Especial Agrario registró 16.341 bajas el año pasado (-2,3%), mientras que el Sistema Especial de Hogar perdió 3.783 afiliados respecto a 2022 (-1%).

El Ministerio ha subrayado que el crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es «especialmente intenso» en sectores de alto valor añadido, como informática y telecomunicaciones, que cuenta con un 25,2% más de afiliados que antes del Covid, o actividades profesionales, científicas y técnicas, donde la ocupación ha aumentado un 15,8%.

De hecho, según Seguridad Social, uno de cada cinco nuevos afiliados, esto es, 314.000 personas, se han incorporado a estos dos sectores «altamente productivos» desde que finalizó la pandemia.

La temporalidad, en el 14%

Según el Ministerio, los datos de diciembre de 2023 reflejan los efectos positivos de la reforma laboral sobre la estabilidad del empleo y la mejora de su calidad desde que esta norma entró en vigor hace dos años.

Así, el porcentaje de afiliados con contrato temporal se situó a cierre del año en mínimos del 14%, frente a la media del 30% de antes de la reforma laboral. En el caso de los menores de 30 años, la temporalidad se ha reducido en 31 puntos, hasta el 22%.

Al mismo tiempo, la Seguridad Social contabiliza ahora más de 3,1 millones de afiliados más con contrato indefinido que en diciembre de 2021, último mes antes de la entrada en vigor de la reforma laboral.

Según el Ministerio, los efectos de la reforma laboral también se notan en la evolución de los contratos indefinidos a tiempo completo a lo largo del año, que crecen con mayor intensidad (+5,5% en promedio en 2023) que los de tiempo parcial (+5,2%) y que los fijos-discontinuos (+3,7%).

Todas las comunidades ganan cotizantes en el 2023

Todas las comunidades autónomas ganaron en 2023 afiliados medios respecto a 2022.

En valores relativos destacan los incrementos de la ocupación en Canarias (+3,9%) y Madrid (+3,8%).

En términos absolutos, Madrid lideró el repunte de la ocupación en 2023, con 135.033 nuevos afiliados, seguida de Cataluña (+94.028 cotizantes); Andalucía (+64.358 afiliados) y Comunidad Valenciana (+61.198).

Por otra parte, el Ministerio ha informado de que los trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se mantuvieron en diciembre en niveles mínimos, en el entorno de los 11.000 afectados, que suponen menos del 0,1% del total de afiliados.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.