Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Capital Verde

El secretario de Estado de Transportes dice que la sostenibilidad «no tiene futuro» sin crecimiento

El secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible, José Antonio Santano, ha asegurado que la sostenibilidad y el desarrollo económico van de la mano, considerando que los objetivos de descarbonización no tienen futuro si no hay crecimiento económico. Durante su participación en la jornada 'SUMMIT 2024: Impulsando la Movilidad Sostenible desde las Empresas', organizada por Empresas por la Movilidad Sostenible, Santano ha advertido de que es un error confrontar ambos conceptos, ya que cree que la sostenbilidad y la economía son complementarios. "Son las dos caras de una única realidad que nos hará avanzar, que es desarrollarnos desde el punto de vista económico y hacerlo desde la sostenibilidad, esas son ideas básicas para cualquier país", ha argumentado. La 'mano derecha' del ministro Óscar Puente se ha referido así al hablar de la colaboración público-privada entre la administración y las empresas y defender que los objetivos medioambientales no se han fijado para hacerles daño, sino más bien al contrario, para incentivar su crecimiento económico. "La reorientación de nuestras políticas de movilidad e infraestructuras busca el abandono progresivo de los combustibles fósiles y avanzar hacia medios de transporte de cero emisiones, coches, autobuses, camiones, aviones, buques o trenes alimentados por energías renovables, campo en el que España tiene ventajas que debemos ser capaces de aprovechar", ha añadido. Aparte de los ya conocidos planes de movilidad para las empresas que la nueva Ley de Movilidad obliga a tener en las de más de 500 trabajadores, Santano ha destacado que los municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes también tendrán que contar con planes de movlilidad simplificados. El secretario de Estado ha recordado que el objetivo es que esta ley esté aprobada antes de finales de año, ya que el compromiso con Bruselas para la entrega de un nuevo paquete de fondos europeos…
B Corp se afianza como el movimiento líder que está impulsando la transformación empresarial sostenible en España. Tal y como recogen los datos de la memoria anual 2023 presentada hoy por su directora ejecutiva Belén Viloria en las instalaciones de Flax&Kale en Madrid, ya son 256 las empresas B Corp que forman parte de esta comunidad en nuestro país. Con un crecimiento del 27% respecto a 2022, gracias a las nuevas incorporaciones de compañías como Buff o Hijos de Rivera, B Corp consolida su posicionamiento como uno de los actores más notorios del ecosistema de impacto y encara un nuevo año con el firme propósito de seguir influyendo positivamente en el mundo empresarial, el ámbito legislativo y en el conjunto de la ciudadanía. El auge de empresas que buscan crear valor social, ambiental y económico no es solo una realidad a nivel nacional, sino que se traslada también al ámbito global. A día de hoy, esta comunidad está formada mundialmente por 8.000 compañías pertenecientes a 184 industrias y 93 países distintos, datos que reflejan un crecimiento del 47% con la adhesión de 516 empresas que se han sumado al movimiento en este último año, entre ellas, L’Occitane o SanPellegrino. Estas cifras  tanto a nivel global como en España ponen de manifiesto el creciente compromiso de las compañías por desarrollar soluciones innovadoras que permitan avanzar hacia una economía inclusiva, sostenible y regenerativa que genere valor social, económico y ambiental para todos los grupos de interés. Tal y como ha asegurado en el acto de presentación de resultados anuales Belén Viloria, directora ejecutiva de B Corp, “el prolongado crecimiento del movimiento B Corp en España y a nivel global es un indicador muy positivo que demuestra que seguimos avanzando en nuestro propósito de transformar el paradigma empresarial a través de una comunidad…
Cristina Sánchez (Pacto Mundial de la ONU España): “Es en Europa donde se vislumbra la posibilidad de posicionarse como una potencia en el desarrollo sostenible”  Mivi Clavera (Dirse): “Últimamente, debido al retraso en la conformación de gobierno, estamos retrasados en algunas trasposiciones”  Belén Viloria (B Corp): “Las administraciones deberían fomentar el avance en sostenibilidad de las empresas, poniendo el foco en simplificar los procesos, pero también incorporando incentivos y beneficios fiscales”  Mónica Chao (WAS): “Es difícil para las empresas cumplir con la normativa europea en materia de sostenibilidad”  La percepción de que la burocracia es una barrera para el avance en materia de sostenibilidad es un desafío común no solo de España, sino de toda Europa. En palabras de la CEO del movimiento B Corp, Belén Viloria, las administraciones deberían fomentar el avance en sostenibilidad de las empresas, poniendo el foco en simplificar los procesos, pero también incorporando incentivos y beneficios fiscales.   Y es que, para seguir avanzando en la Agenda 2030 y en los Acuerdos de París, situando así a España a la vanguardia de Europa, también es importante la aportación de asesoramiento y apoyo técnico o la inversión en educación y concienciación, tanto del tejido empresarial, como de la ciudadanía.  España y Europa hacia la sostenibilidad  Nuestro país, junto con otros europeos, está trabajando para convertirse en una referencia mundial en el ámbito de la sostenibilidad. La directora ejecutiva de Pacto Mundial de la ONU España, Cristina Sánchez, argumenta que, con un alto porcentaje de empresas implementando acciones relacionadas con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) -9 de cada 10 empresas ya realizan acciones a favor de la Agenda 2030- y una creciente conciencia sobre la importancia de la sostenibilidad, España está desempeñando un papel destacado en este campo.   Según los últimos datos recogidos en el Informe sobre…
La Cumbre del Clima en Dubái (COP28) ha presentado un nuevo borrador en el que propone a los países una “transición” para abandonar los combustibles fósiles para 2050 La 28 Conferencia de las Partes de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP28), que en principio finalizaba este martes, se ha visto obligado a llegar ‘in extremis’ a un acuerdo para la declaración final de esta. Así, la Cumbre del Clima en Dubái (COP28) ha presentado este miércoles un nuevo borrador en el que propone a los países una “transición” para abandonar los combustibles fósiles para 2050, después de que más de cien Estados pidieran una eliminación completa.  De este modo, la Presidencia emiratí de la COP28 ha propuesto un nuevo texto perfeccionado que, de ser aprobado, marcaría la primera vez que se abordan los combustibles fósiles en las conferencias internacionales sobre el clima. El documento, de 21 páginas, también incluye el objetivo de triplicar la capacidad de las energías renovables de aquí a 2030 y duplicar el ritmo de eficiencia energética durante este periodo, aunque los países del G20 ya se habían comprometido a ello; así como acelerar los esfuerzos para reducir progresivamente el uso “incesante” de la energía de cabrón y para dirigirse hacia sistemas energéticos con emisiones netas cero.  También han pedido reducir sustancialmente las emisiones distintas de dióxido de carbono a nivel mundial, incluida las emisiones de metano, para 2030; eliminar gradualmente los subsidios ineficientes a combustibles fósiles; y acelerar la reducción de emisiones del transporte por carretera. Buena sintonía con el acuerdo A nivel nacional, la principal reacción ha venido por parte de la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien ha expresado su satisfacción por el acuerdo alcanzado en la COP28. “¡¡¡Hecho!!!! ¡El acuerdo demuestra que París…
7 de cada 10 compañías está contratando o tiene previsto contratar personal para cubrir empleos y competencias green, según Manpower La transición ecológica de las empresas será una de las principales fuentes de creación de empleo en los próximos años, más de 30 millones de perfiles en todo el mundo En los últimos años, todo lo relacionado con la sostenibilidad y las políticas ESG (las relacionadas con el medioambiente, el ámbito social y el buen gobierno) han pasado de ser un asunto que sólo preocupaba a una pequeña minoría, a convertirse en elemento transversal de la estrategia de muchas empresas. De hecho, 7 de cada 10 compañías está contratando personal o tiene previsto hacerlo para cubrir empleos y competencias verdes, tal y como recoge el informe ‘Green jobs: tendencias de negocio y empleo sostenible’ de Manpower. No obstante, pese a que 8 de cada 10 compañías trabaja en su estrategia de ESG, el 94% afirma que carece del talento necesario para lograr sus objetivos. En este contexto, se prevé un crecimiento exponencial la demanda de perfiles y habilidades green lo que podría convertirlo en la principal fuente de creación de empleo en los próximos cinco años. De hecho, el Foro Económico Mundial estima en 30 millones los empleos que podrían crearse en el mundo antes de 2030 para estos profesionales y anticipa la urgencia de acelerar los procesos de upskilling y reskilling, ya que 6 de cada 10 profesionales necesitarán formación adicional antes de 2027 para dar respuesta a este nuevo paradigma. Detrás de este cambio de tendencia está el reto mundial de luchar contra el cada vez más evidente cambio climático y, además, una creciente exigencia de consumidores y profesionales liderada por la Generación Z, un colectivo especialmente concienciado. Tal es así, que casi la mitad de los consumidores a nivel mundial ha pagado más por adquirir…
Un informe de Ecoembes al que Capital ha podido acceder en primicia revela las principales dificultades de las pymes para adaptarse a la transición energética La sostenibilidad se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los gobiernos europeos. Entendiendo la gravedad de la situación, cada vez más leyes actúan como contención contra la huella de carbono en el continente. Pero no todas las empresas pueden adaptarse de igual forma a una transición que se está acelerando en los últimos años. Capital ha tenido acceso en primicia a un informe de Ecoembes que detalla las dificultades de las pymes para abrazar la transición verde. Gran carga administrativa El informe Economía circular: barreras y dinamizadores para su implementación efectiva en la pyme, elaborado por el Instituto Sindicalde Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS-CCOO) en colaboración con Ecoembes revela que una de las principales complicaciones para las pymes es la burocracia existente en nuestro país. Recordemos que España se sitúa en el puesto 34 de los 38 países analizados en el informe del Instituto de Estudios Económicos y la Tax Foundation sobre la fiscalidad en la OCDE, siendo además uno de los cinco países con peor competitividad fiscal. El esfuerzo fiscal, la presión fiscal normalizada en función de la renta, ya es un 53% mayor que el promedio de la Unión Europea.  El otro factor clave que menciona el informe es la excesiva burocracia de nuestro país. "En términos generales, la burocracia está siendo un obstáculo para el crecimiento de la PYME española y su capacidad para sumarse en tiempo y forma a las distintas transformaciones que está viviendo nuestro entorno, en particular, desde la perspectiva económica. Por ejemplo, en 2022, entre el BOE y los distintos boletines de las Comunidades Autónomas se publicaron 1.329.865 páginas enun contexto en el que vieron la…
La construcción y puesta en marcha de 32 plantas de producción de combustibles sostenibles de aviación en España crearía 270.000 puestos de trabajo, según PwC Los combustibles sostenibles de aviación conocidos como SAF (Sustainable Aviation Fuel) son aquellos que se utilizan en aviones a reacción y que necesitan cumplir con ciertos criterios y consideraciones sociales, económicas y ambientales. Es decir, son aquellos que están orientados a reducir el impacto en la atmósfera y, en pleno apogeo de las cuestiones ESG en el seno de las empresas y el eterno debate sobre la contaminación de las empresas de aviación, estas han puesto el foco en este tipo de combustibles. Así, parece que los hasta ahora conocidos combustibles fósiles serán cosa del pasado y es que la aviación ya cuenta con el sustituto: un combustible que es capaz de reducir sus emisiones en un 80% y que, además, puede utilizarse en los aviones y en las infraestructuras actuales sin necesidad de cambios. Sin embargo, su producción es aún escasa: según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la producción mundial de SAF en 2022 fue de aproximadamente 300 millones de litros, es decir, menos del 0,1% de la demanda mundial de combustible para aviones.  A pesar de que esta cifra no sea del todo esperanzadora, IATA sí ve oportunidades, ya que prevén que la producción de SAF en 2030 sea 100 veces superior a la cantidad de 2022, cuando se alcanzarían los 30.000 millones de litros. Y es justo aquí, en esta parte del proceso, en la que España podría jugar un papel vital. La importancia de España en el futuro del SAF Tal y como se detalla en el informe elaborado por PwC para Iberia y Vueling, para entender la relevancia del sector aeronáutico en la economía española. Solo hay que…
La intención de compra de vehículo eléctrico en España solo crece un 3% respecto a 2022, según un estudio de EY  La movilidad global parece haber recuperado su pulso. Según la encuesta Mobility Consumer Index, elaborada por EY, los consumidores de todo el mundo retoman sus antiguas costumbres de circulación y consumo. Entre 2020 y 2022, la preocupación por la salud y las limitaciones a los desplazamientos condicionaron los hábitos de los ciudadanos de todo el mundo a la hora de desplazarse.  Ahora, en 2023 y con la pandemia ya superada, los usuarios han retomado sus costumbres, pero se enfrentan a nuevas preocupaciones: “El coste del combustible o la sostenibilidad parecen haber desplazado a la salud y la higiene como factor decisivo en la toma de decisiones”, sostiene el informe de la consultora.  El respaldo al vehículo eléctrico crece, según EY, pero aún no lo suficiente. La razón: el coste de adquisición sigue siendo muy elevado, fabricarlo resulta muy contaminante y la reducción de emisiones respecto al motor de combustión solo se produce a partir de los 70.000 km.  El vehículo eléctrico necesita más respaldo  Las ventas y la confianza en el vehículo eléctrico crecen, aunque se desaceleran. En la última edición del estudio de EY, el 55% de los consumidores que declaran la intención de adquirir un vehículo en los próximos 24 meses se decantaría por uno eléctrico, frente al 52% en la edición anterior.  En España, afirman que se ha incrementado en un 3% en tan solo un año y se convierte en uno de los países europeos con mayor proyección, así como las ventas, que también incrementaron significativamente durante 2022: los coches eléctricos ya suponen el 18% de las ventas a nivel mundial, frente al 7% que representaban en 2020.  Sin embargo, son muchas las dudas que…
“Los responsables de sostenibilidad deben ocupar un lugar destacado en los órganos de dirección” La empresa del futuro será sostenible o no será. Más allá de la ‘moda’, lo cierto es que el nivel de escrutinio al que se ven sometidas las compañías en un entorno hiperconectado y cada vez más sensibilizado es enorme. Con esta premisa, Grupo Asisa acaba de renovar su estrategia ESG (medio ambiente, social y gobernanza, por sus siglas en inglés). La firma apuesta, entre otras medidas, por mejorar en un 25% sus niveles de eficiencia energética; eliminar los plásticos; reducir la huella de carbono; usar gas natural o energías renovables. Además, apuesta por el cuidado de la salud y la protección de las personas como ejes de su actividad. Analizamos la importancia de esta especialidad con Aline Gómez-Acebo, recién designada como directora de Sostenibilidad de la compañía aseguradora. La sostenibilidad es prácticamente una obligación para las empresas. ¿Cuánto hay de valor real y cuánto de ‘greenwashing’ en estos departamentos de las compañías? La sostenibilidad es un activo cada vez más importante en la estrategia empresarial de cualquier compañía. Ya no son creíbles las grandes campañas de marketing y pequeñas acciones puntuales aisladas, ahora el contexto es diferente: nuevos retos del mercado; exigencias de consumidores; clientes y empleados; la transparencia y responsabilidad que les exige a las compañías o la propia conciencia empresarial han arrinconado esta práctica dando paso a planes de sostenibilidad holísticos e integrados en la propia estrategia empresarial. Las compañías han entendido que la sostenibilidad es un activo que genera recursos, les hace ser más eficientes y mejora sus perspectivas de crecimiento y desarrollo a medio y largo plazo. Dentro de la amalgama de objetivos ESG, ¿cuál identificaría como el más urgente o de mayor impacto en el corto plazo? Los objetivos con…
La nueva directiva amplía la obligación de la elaboración de un Estado de Información No Financiera o en materia de sostenibilidad a las pymes que cotizan en bolsa Las cuestiones medioambientales tienen un peso incalculable en las empresas de todo el mundo en la actualidad y, bajo esta premisa, España se encuentra inmerso en un proceso de incorporar esta preocupación al reglamento español, tal y como hizo la Unión Europea. Así, recientemente ha concluido el trámite de audiencia pública del Anteproyecto de Ley por el que se regula el marco de información corporativa sobre cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), por la que se traspondrá la nueva Directiva sobre Sostenibilidad al ordenamiento jurídico. En este contexto, el Consejo General de Economistas de España (CGE) ha celebrado el segundo “Encuentro sobre sostenibilidad” del año, que tiene como objetivo ahondar en aspectos económicos relacionados con la sostenibilidad, como la taxonomía, el marco normativo o las finanzas, entre otros. Así, desde el CGE explican que la vigente Ley 11/2018, por la que se traspuso la Directiva Europea de 2014, introdujo la obligación de la elaboración de un Estado de Información No Financiera o en materia de sostenibilidad para empresas de determinada dimensión (grandes empresas de interés público o con más de 500 empleados, y a partir de 2021 a empresas con más de 250 empleados y/o 40 millones de euros en facturación y/o 20 millones de euros en activos totales). La nueva directiva sobre esta materia (Directiva UE 2022/2464 del Parlamento Europeo y del Consejo de 14 de diciembre de 2022) ha ampliado esta obligación a pymes que cotizan en bolsa. En estos momentos se está tramitando en España la trasposición de esta nueva directiva al ordenamiento jurídico español, habiendo concluido el pasado 25 de mayo el trámite de audiencia pública del…