Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

El fin de la campaña de Navidad se lleva por delante 60.404 empleos

Por Redacción Capital

Por su parte, la Seguridad Social informa de la pérdida de 231.250 afiliados medios en enero, lastrada por la caída del empleo en hostelería y comercio

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 60.404 personas en enero en relación al mes anterior tras el fin de la campaña de Navidad, lo que supone un aumento del 2,2% en términos porcentuales, según datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La subida de enero de este año es inferior a la experimentada en igual mes de 2023, cuando el desempleo aumentó en 70.744 personas, pero está por encima de la registrada en 2022 (+17.173 parados). Exceptuando ese ejercicio, el aumento del desempleo en enero de 2024 es el menor en este mes desde 2017, cuando se incrementó en 57.257 personas.

En este sentido, Trabajo ha destacado que la subida del desempleo registrada en enero de este año es un 32% inferior al aumento medio del paro desde 2001.

Tras el repunte de enero, impulsado sobre todo por el sector servicios y el desempleo femenino, el número total de parados alcanzó los 2.767.860 desempleados, «el nivel más bajo en los últimos 16 años para un mes de enero», ha subrayado el Ministerio.

Enero es un mes en el que siempre aumenta el desempleo por la finalización de los contratos asociados a las fiestas navidenas. Así, desde el inicio de la serie histórica comparable en 1997, el paro nunca ha bajado en un mes de enero. El mayor repunte en este mes, de casi 200.000 desempleados, se registró en 2008, mientras que el menor fue el de 1998, cuando se sumaron a las listas del desempleo 10.285 personas.

En términos desestacionalizados, el paro registrado disminuyó en el primer mes de 2024 en 27.691 personas.

En el último año el desempleo acumula un descenso de 140.537 parados, lo que supone un 4,8% menos, con un retroceso del paro femenino de 81.208 mujeres (-4,7%) y una caída del desempleo masculino de 59.329 varones (-5,1%).

El paro subió en enero en todos los sectores económicos, salvo en la construcción, donde se redujo en 1.234 personas (-0,6%). El mayor ascenso se lo anotaron los servicios, con 58.721 parados más (+3%), seguido de la agricultura, que sumó 1.256 desempleados (+1,3%); el colectivo sin empleo anterior, donde el paro aumentó en 1.221 personas (+0,5%), y la industria, con 440 desempleados más (+0,2%).

El paro se incrementó en enero en ambos sexos, aunque más entre las mujeres. En concreto, el desempleo femenino subió en 41.904 mujeres (+2,6%), frente a un repunte del paro masculino de 18.500 varones (+1,7%).

Así, al finalizar el primer mes de 2024, el número total de desempleadas se situó en 1.658.887 mujeres, su menor cifra en un mes de enero desde 2008, mientras que el de varones alcanzó los 1.108.983 desempleados.

Por edades, el paro entre los jóvenes menores de 25 años subió un 3,7% en enero, con 7.189 parados más que a cierre de diciembre, mientras que el paro de las personas con 25 años y más se incrementó en 53.215 desempleados (+2,1%).

Tras el avance de enero, el número total de parados menores de 25 años subió hasta un total de 201.154 desempleados, su cifra más baja en un mes de enero dentro de la serie histórica, según ha subrayado el Departamento que dirige Yolanda Díaz.

El paro registrado subió en enero en todas las comunidades autónomas menos en Baleares, donde bajó en 582 desempleados. Los mayores repuntes se registraron en Andalucía (+20.077 parados), Madrid (+9.646) y Comunidad Valenciana (+4.363).

En cuanto a las provincias, el paro sólo retrocedió en Baleares (-582 desempleados) y Álava (-132) y subió en el resto, principalmente en Madrid (+9.646 parados), Sevilla (+5.267) y Málaga (+4.088).

El paro registrado entre los extranjeros subió en 13.067 desempleados respecto al mes anterior (+3,7%), hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en 368.977, lo que supone 1.907 parados menos que un año antes (-0,7%).

En enero se registraron 1.185.600 contratos, un 1,2% menos que en el mismo mes de 2023. De todos ellos, 506.622 fueron contratos indefinidos, cifra casi un 4,5% inferior a la de un año antes.

En total, el 42,73% de los contratos realizados en enero fueron indefinidos, porcentaje que supera el registrado en diciembre, cuando la proporción de contratos fijos fue del 37,14%.

La caída interanual de la contratación indefinida en el primer mes del año se ha debido a los descensos de los contratos a tiempo parcial y de los fijos-discontinuos, pues los de tiempo completo sí aumentaron respecto a enero de 2023.

En concreto, se realizaron 243.365 contratos indefinidos a tiempo completo, un 2,9% más que en enero del año pasado; 146.368 contratos fijos-discontinuos (-15,8% interanual) y 116.889 contratos indefinidos a tiempo parcial (-2,5%).

De todos los contratos suscritos en enero, 678.978 fueron contratos temporales, casi un 1,3% más que en igual mes de 2023. En total, estos contratos representaron el 52,27% de la contratación total efectuada en el arranque del ejercicio.

«La contratación estable sigue siendo la tónica: el 42,7% de los nuevos contratos indefinidos», ha resaltado el Departamento que dirige Yolanda Díaz, que puso en marcha la reforma laboral hace algo más de dos año.

Caída de la afiliación

La Seguridad Social perdió una media de 231.250 cotizantes en enero respecto al mes anterior (-1,1%) por el fin de la campaña navideña, lo que se notó especialmente en la hostelería y el comercio, sectores donde la ocupación retrocedió en el arranque del año en 46.000 y 45.000 personas, respectivamente.

Tras el retroceso de enero, el número de afiliados medios se situó en 20.604.761 cotizantes, su nivel más elevado en este mes dentro de la serie histórica, según datos publicados este viernes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Es habitual que en el primer mes del año se destruya empleo por la finalización de los contratos ligados a la Navidad. El descenso de afiliados medios de enero de este año es el mayor en este mes desde 2020, cuando se perdieron algo más de 244.000 ocupados. En 2023, la afiliación bajó en enero en 215.047 personas, mientras que en 2022 y 2021 se perdieron 197.750 y 218.953 ocupados, respectivamente.

En el último año, la Seguridad Social ha ganado 523.537 afiliados en valores medios, con un crecimiento interanual del 2,6%.

GASTO EN PRESTACIONES

El Ministerio ha informado además de que el gasto en prestaciones por desempleo alcanzó en diciembre de 2023 (último dato disponible) la cifra de 1.923,2 millones de euros, un 5,4% más que en igual mes de 2022.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, ascendió a 1.070,1 euros en el mes de diciembre, un 5,4% más.

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario ascendió a 990,5 euros el pasado mes de diciembre, lo que supone un aumento de 60,9 euros sobre el mismo mes del año anterior (+6,5%).

El total de beneficiarios de prestaciones por desempleo se situó al finalizar 2023 en 1.835.927 personas, cifra ligeramente inferior a la de diciembre de 2022.

La tasa de cobertura, que un año antes estaba situada en el 68,65%, escaló en diciembre de 2023 hasta el 72,2%, «la más alta desde 2010», según ha subrayado Trabajo.

Los datos de prestaciones siempre van con un mes de retraso respecto a los datos de paro, de forma que el Ministerio ha publicado este viernes las cifras de desempleo de enero de 2024 y la estadística de prestaciones de diciembre de 2023.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.