Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

El renacer de la hipoteca inversa en España

Por Pablo Poyo

Economía ha dado «luz verde» al proyecto del Banco Santander y Mapfre para la comercialización de la hipoteca inversa

El Banco Santander y la aseguradora Mapfre ya tienen el permiso del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital para ofrecer las hipotecas inversas.

Según la información remitida este lunes por Mapfre en una nota de prensa, tras esta autorización, la sociedad conjunta avanzará con los trámites para la comercialización de la hipoteca. No obstante, hay que decir que este producto financiero no goza de excesivo éxito en nuestro país, pese a los intentos de varias entidades por comercializarlo. Pero, ¿en qué consiste?

¿Qué es una hipoteca inversa?

La hipoteca inversa es un producto financiero pensado para que las personas mayores puedan obtener un complemento de sus ingresos gracias a su vivienda, sin perder la propiedad ni el derecho de uso de la misma.

Es un tipo especial de préstamo hipotecario dirigido a personas a partir de 65 años, con vivienda en propiedad sin cargas, que permite obtener liquidez de ese patrimonio inmobiliario sin perder la titularidad de la vivienda, de la que se puede disfrutar hasta el momento del fallecimiento. El producto puede complementarse con un seguro de rentas vitalicias que les garantice el mismo nivel de ingresos de por vida.

Este tipo de hipotecas existen y son habituales en países como el Reino Unido, donde está pensado especialmente para las personas mayores con una vivienda en propiedad.

Esta alternativa no había terminado de despegar en España, en parte por los muchos flecos jurídicos que se tenían que resolver para que la oferta fuera interesante tanto para los clientes como para las compañías.

Las hipotecas inversas llegaron en 2007, pero entonces no terminaron de cuajar. Ahora están volviendo a ser impulsadas por las entidades financieras. Son un complemento para las personas mayores, pero también pueden suponer un riesgo para su economía.

Antes del Banco Santander y de Mapfre, el banco portugués BNI Europe fue el primero que trató de resucitar este tipo de hipoteca, con Óptima Mayores como asesor. Caser también ha comercializado hipotecas inversas, igual que Santalucía, ambas aseguradoras con Óptima Mayores. Otras entidades han valorado el producto y siguen a la espera de animarse. VidaCaixa llegó a hacer una prueba piloto antes de la pandemia.

En Estados Unidos, donde millones de personas han apostado por este tipo de hipoteca, un informe de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) avisa de que puede suponer un fraude contra los ancianos: las hipotecas inversas pueden ser productos complejos con una variedad de riesgos y costos. Se han informado numerosos esquemas de personas sin escrúpulos que utilizan ofertas engañosas y tácticas de alta presión para inducir a las personas mayores a utilizar los fondos de una hipoteca inversa para préstamos o inversiones inapropiados o costosos».

Se prevé que el producto se empiece a comercializar antes de que termine el ejercicio 2023, y se hará en régimen de exclusividad por las redes de oficinas de Santander y Mapfre en España. De hecho, los datos del Consejo General del Notariado indican que ya se han firmado 177 hipotecas inversas, una cifra muy pequeña que previsiblemente crecerá de cara a finales de este 2023, cuando está previsto que se empiecen a ofrecer a través de grandes entidades como la del Banco Santander y Mapfre.

El acuerdo entre Santander y Mapfre

El acuerdo entre ambas firmas se anunció en febrero de 2022 y desde entonces llevan tiempo trabajando en la oferta. La fórmula escogida fue una sociedad participada al 50% entre los dos para su distribución. Otras aseguradoras ya lo tienen en su catálogo, aunque todavía no ha tenido mucho recorrido en el país.

El director general de Banca Comercial de Santander España, Ángel Rivera, y el vicepresidente de Mapfre y CEO de la compañía en Iberia, José Manuel Inchausti, firmaban en febrero de 2022 el acuerdo por el que Santander Seguros y Mapfre se repartían el 50% de la sociedad conjunta que operaría, una vez obtenidas las preceptivas autorizaciones, como establecimiento financiero de crédito para desarrollar la hipoteca inversa, que se distribuiría en exclusiva a través de las redes de ambas compañías en España.

Bruselas dictaminó que la fusión propuesta no planteaba problemas para la competencia, dado que los negocios de ambas empresas no tienen una posición relevante al combinarse entre sí.

Con este acuerdo, Santander y Mapfre apuestan por liderar el negocio de hipoteca inversa en el mercado español y ofrecer servicios especialmente diseñados para el segmento senior.

Según Banco Santander, «la sociedad conjunta de Santander y Mapfre trabajará en el diseño, la configuración y las condiciones de la hipoteca inversa, con el foco en ofrecer al cliente senior servicios de valor y adaptados a sus necesidades, con procesos sencillos para facilitar la contratación del producto».

Esta alternativa tenía opciones similares en nuestro país, como la compra de la nuda propiedad de una vivienda, que es aquella que se realiza en un momento determinado, pero el propietario puede disfrutar del usufructo de la casa hasta su fallecimiento.

 

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.