Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

El paro disminuye en 24.573 personas en noviembre a pesar de la caída del empleo

Por María Nogales

La Seguridad Social pierde 11.583 afiliados en noviembre por el desplome de la hostelería

El paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 24.573 personas en noviembre en relación al mes anterior (-0,9%) gracias, sobre todo, al sector servicios, que concentró buena parte del descenso del desempleo.

Con el retroceso del paro en noviembre, el primero tras tres meses consecutivos de incrementos, el número total de parados se situó en 2.734.831 personas, su menor cifra en un mes de noviembre desde 2007, según datos publicados este lunes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

La bajada del desempleo en noviembre de este año es inferior a los descensos registrados en 2022 (-33.512 parados) y 2021 (-74.381 desempleados). Exceptuando dichos ejercicios, afectados por la excepcionalidad de la pandemia, el de noviembre de este año ha sido el segundo mejor registro del desempleo en un mes de noviembre de toda la serie histórica, sólo mejorado por el de 2015, cuando el paro bajó en 27.071 personas.

Desde el inicio de la serie histórica comparable, en 1996, el paro ha subido en noviembre en 21 ocasiones y ha bajado en siete, siendo el mayor repunte el de 2008 (+171.243 desempleados) y el mayor descenso, el de noviembre de 2021 (-74.381 parados).

En términos desestacionalizados, el paro bajó en noviembre de este año en 34.785 personas.

En el último año el desempleo acumula un descenso de 146.549 parados, lo que supone un 5,09% menos, con un retroceso del paro femenino de 82.466 mujeres (-4,8%) y una caída del desempleo masculino de 64.083 varones (-5,5%).

Los servicios impulsan la bajada del paro

El paro se redujo en noviembre en todos los sectores económicos, especialmente en los servicios, con 17.335 desempleados menos que en octubre (-0,9%). Le siguieron la industria, con 2.654 parados menos (-1,2%); la agricultura (-2.175 desempleados, -2,1%); el colectivo sin empleo anterior (-1.337 parados, -0,5%), y la construcción, con 1.072 desempleados menos (-0,5%).

El paro retrocedió en noviembre en ambos sexos, aunque algo más entre las mujeres. En concreto, el desempleo femenino bajó en 15.962 mujeres (-0,9%), frente a un descenso del paro masculino de 8.611 varones (-0,8%).

Así, al finalizar noviembre, el total de mujeres desempleadas se situó en 1.645.093 paradas, su cifra más baja en este mes desde 2008, mientras que el número de hombres en paro totalizó 1.089.738 desempleados.

Por edades, el paro entre los jóvenes menores de 25 años disminuyó un 2,6% en noviembre, con 5.588 parados menos que a cierre de octubre, mientras que el paro de las personas con 25 años y más descendió en 18.985 desempleados (-0,7%).

Trabajo ha destacado que el total de menores de 25 años en paro alcanzó al finalizar noviembre la cifra más baja en este mes dentro de la serie histórica, con 205.979 desempleados.

Andalucía y Madrid lideran el descenso del paro

El paro registrado subió en noviembre en nueve comunidades autónomas y bajó en ocho, especialmente en Andalucía (-8.852 desempleados); Madrid (-6.753) y Comunidad Valenciana (-5.111).

Por contra, los mayores aumentos se dieron en Castilla y León (+1.801 parados), Baleares (+1.327 desempleados) y Castilla-La Mancha (+933 parados).

En cuanto a las provincias, el paro retrocedió en noviembre en 30 de ellas, especialmente en Madrid (-6.753 desempleados), Valencia (-4.098 parados) y Sevilla (-2.974 desempleados). Por contra, aumentó en 22 provincias, principalmente en Baleares (+1.327 desempleados); Málaga (+583 parados), y Ciudad Real (+569).

El paro registrado entre los extranjeros subió en 4.483 desempleados respecto al mes anterior (+1,3%), hasta situarse el total de inmigrantes en desempleo en 357.439, lo que supone 5.786 parados menos que un año antes (-1,6%).

Los contratos fijos-discontinuos bajan un 7,8%

En noviembre se registraron 1.356.293 contratos, un 4,8% menos que en el mismo mes de 2022. De todos ellos, 562.466 fueron contratos indefinidos, cifra un 8,6% inferior a la de noviembre de 2022.

En total, el 41,47% de los contratos realizados en noviembre fueron indefinidos, porcentaje más de dos puntos inferior al registrado en octubre, cuando la proporción de contratos fijos fue del 43,59%.

Del total de contratos indefinidos suscritos en noviembre, 233.918 han sido a tiempo completo, un 7,4% menos que en igual mes del año pasado; 196.274 eran contratos fijos-discontinuos (-7,8%) y 132.274 eran contratos indefinidos a tiempo parcial (-11,6%).

De todos los contratos suscritos en noviembre, 793.827 fueron contratos temporales, un 1,9% menos que en igual mes de 2022 y la menor cifra de temporales desde que hay registros, según ha resaltado Trabajo.

En los once primeros meses del año, se han firmado algo más de 6,2 millones de contratos fijos, un 5,4% menos que en igual periodo de 2022, y 8,13 millones de contratos temporales, un 23,1% menos.

La recaudación de cuotas por desempleo, en máximos

El Ministerio ha informado además de que el gasto en prestaciones por desempleo alcanzó en octubre (último dato disponible) la cifra de 1.822,5 millones de euros, un 7,3% más que en igual mes de 2022.

Las prestaciones abonadas desde enero de este año incorporan la subida de la base reguladora hasta el 60% a partir del séptimo mes, frente al porcentaje del 50% que se venía aplicando desde 2012 para el cálculo de la prestación.

Como consecuencia de ello, la cuantía media bruta de la prestación contributiva por desempleo aumentó en octubre un 7,8% interanual, hasta los 974,2 euros mensuales.

El gasto medio mensual por beneficiario, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, ascendió a 1.073,1 euros en el mes de octubre, lo que supone 71,4 euros más que en igual mes de 2022 (+7,1%).

El total de beneficiarios de prestaciones por desempleo se situó al finalizar el décimo mes del año en 1.736.502 personas, un 0,1% más que en octubre de 2022, alcanzando la tasa de cobertura el 67,07%, su valor más alto en un mes de noviembre desde 2011, según ha destacado Trabajo.

Los datos de prestaciones siempre van con un mes de retraso respecto a los datos de paro, de forma que el Ministerio ha publicado este lunes las cifras de desempleo de noviembre y la estadística de prestaciones de octubre.

El Ministerio de Yolanda Díaz ha subrayado que la mejora de la calidad del empleo ha llevado a crecer «de forma significativa» la recaudación por cuotas de desempleo. De hecho, prevé que ésta alcance su
máximo histórico en 2023, con 27.300 millones de euros, frente a los 21.600 millones de euros que estima de gasto en prestaciones.

Así, el saldo entre ingresos por cuotas de desempleo y el pago de prestaciones se situará este año, según los cálculos de Trabajo, en máximos de 5.702 millones, «superando el superávit del año anterior y batiendo récord en dos años consecutivos».

Este dato contrasta con el déficit de 16.087 millones de euros registrado durante la crisis pandémica y los 76.340 millones de euros del saldo negativo experimentado en la crisis financiera.

La Seguridad Social pierde 11.583 cotizantes en noviembre

La Seguridad Social perdió una media de 11.583 cotizantes en noviembre respecto al mes anterior (-0,06%) debido, principalmente, al descenso de afiliados en el sector de la hostelería, que cerró el mes con 115.539 ocupados menos, y a la caída del empleo extranjero, en el que se concentró la pérdida de puestos de trabajo.

Con el retroceso de noviembre, el sistema se situó en 20.806.074 ocupados, su nivel más elevado en este mes dentro de la serie histórica, según datos publicados este lunes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que ha destacado que entre el 15 y el 29 de noviembre se superaron de manera continuada los 20,8 millones de afiliados en la serie diaria.

La caída de afiliados registrada en noviembre de este año es el peor registro en este mes desde 2019, cuando la ocupación bajó en 53.114 personas. En noviembre de 2022 se perdieron 155 cotizantes, mientras que en noviembre de 2021 y de 2020 se ganaron, respectivamente, 61.768 y 31.638 ocupados.

No obstante, el Ministerio ha resaltado que el retroceso en 11.583 ocupados experimentado en noviembre de este año es «mucho menor» al descenso medio en 36.000 cotizantes registrado en los meses de noviembre del periodo 2016-2019.

En el último año, la Seguridad Social ha ganado 522.443 afiliados en valores medios, con un crecimiento interanual del 2,6%, la misma tasa que en octubre.

En términos desestacionalizados, el número de cotizantes a la Seguridad Social subió en el penúltimo mes del año en 10.350 afiliados (+0,05%) respecto al mes anterior, hasta un total de 20.751.338 trabajadores, el nivel más elevado de la serie.

«El mercado laboral muestra un notable dinamismo a lo largo de 2023, con un nuevo aumento del empleo en noviembre», ha afirmado la ministra de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, Elma Saiz, en referencia a los datos desestacionalizados.

El Ministerio ha subrayado que, dentro de la serie desestacionalizada, se han creado 510.444 empleos en los once primeros meses del año, una de las mayores cifras de la serie histórica para el periodo enero-noviembre.

Además, el Departamento que dirige Elma Saiz ha destacado que el nivel actual de empleo supera en casi 1,4 millones al existente antes del inicio de la pandemia. Desde febrero de 2020, siete de cada diez puestos de trabajo se han creado en el sector privado.

El Ministerio también ha remarcado que, en comparación con los grandes países europeos y con respecto al nivel previo a la pandemia, la creación de empleo en España (+7,2%) ha superado a la de Francia (+5%) y Alemania (+1,4%). Lo mismo sucede si se atiende a la ganancia de ocupados desde que se inició la guerra en Ucrania: mientras que en España el empleo ha crecido un 5,3%, en Francia y Alemania lo ha hecho menos de un 2%.

Al finalizar el penúltimo mes del año, la ratio cotizante/pensionista alcanzó el 2,41, su máximo valor en diez años, mientras que los ingresos por cotizaciones crecieron hasta octubre (último dato disponible) a un ritmo interanual del 10% (+8,1% si se excluyen las cuotas procedentes del Mecanismo de Equidad Intergeneracional, en vigor desde enero de este año).

Según Inclusión, este repunte de los ingresos se debe al «fuerte dinamismo» del mercado laboral y a la mayor calidad del empleo.

Baja la ocupación en ambos sexos y entre los extranjeros

El descenso mensual de afiliados medios en noviembre afectó mayoritariamente a las mujeres, que perdieron en el mes 7.949 cotizantes respecto a octubre (-0,08%), frente a un retroceso del empleo masculino de 3.634 ocupados (-0,03%).

Pese a esta caída, la cifra de mujeres trabajadoras continuó a cierre de noviembre en máximos históricos, con un total de 9.828.346 afiliadas, mientras que el número de varones ocupados finalizó noviembre en 10.977.728 cotizantes.

El Ministerio ha subrayado que, en comparación con el nivel previo a la pandemia, la afiliación femenina, que ya supone el 47,2% del total, ha crecido un 8,7% en el periodo enero-noviembre, tres puntos más de lo que ha aumentado la masculina.

Por su parte, la afiliación media de extranjeros descendió en noviembre en 16.273 cotizantes, un 0,6% respecto al mes anterior, hasta situarse en 2.667.664 ocupados.

La hostelería pierde 115.500 empleos

Por regímenes, el General, el más numeroso del sistema, perdió 9.091 afiliados medios en noviembre (-0,05%), hasta un total de 17.400.505 ocupados, mientras que el Régimen de Autónomos (RETA) restó 1.070 afiliados a sus filas (-0,03%), lo que situó el total de cotizantes por cuenta propia en 3.343.702.

Dentro del Régimen General, el fin del buen tiempo llevó a la hostelería a protagonizar la mayor caída de la ocupación al perder 115.539 cotizantes respecto al mes anterior (-7,7%). Le siguieron, muy de lejos, la Administración Pública, con 3.717 afiliados menos (-0,3%), y la agricultura, que restó 2.583 ocupados (-3,1%).

En el extremo contrario, destacaron el comercio, que sumó 23.257 cotizantes en noviembre (+0,9%), y la educación, que ganó 38.024 ocupados (+3,2%).

Por su parte, el Sistema Especial Agrario registró 18.033 nuevos empleos en el penúltimo mes del año (+2,7%), y el del Hogar añadió 420 afiliados (+0,1%).

El Ministerio ha subrayado que el crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es «especialmente intenso» en sectores de alto valor añadido, como informática y telecomunicaciones, que cuenta con un 24,8% más de afiliados que antes del Covid, o actividades profesionales, científicas y técnicas, donde la ocupación ha aumentado un 15,5%.

De hecho, según Seguridad Social, uno de cada cinco nuevos afiliados, esto es, 308.000 personas, se han incorporado a estos dos sectores «altamente productivos» desde que finalizó la pandemia.

La temporalidad, en mínimos del 13%

Según el Ministerio, los datos de noviembre reflejan «con claridad» los efectos positivos de la reforma laboral sobre la estabilidad del empleo y la mejora de su calidad desde que esta norma entró en vigor hace casi dos años.

Así, el porcentaje de afiliados con contrato temporal se mantuvo en noviembre en el 13%, mínimo histórico, frente a la media del 30% de antes de la reforma laboral. En el caso de los menores de 30 años, la temporalidad se ha reducido en 32 puntos, hasta el 21%.

Al mismo tiempo, la Seguridad Social contabiliza ahora más de 3,1 millones de afiliados más con contrato indefinido que en diciembre de 2021, último mes antes de la entrada en vigor de la reforma laboral.

«Gracias a la reforma laboral, España está mejorando intensamente la calidad y la estabilidad de los trabajos, con una fuerte reducción de la temporalidad, especialmente entre los jóvenes, y un buen comportamiento en actividades de alto valor añadido», ha resaltado la nueva ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Baleares lidera el descenso de afiliados medios

La afiliación media bajó en noviembre en nueve comunidades autónomas y subió en ocho regiones, principalmente en Madrid (+34.376 ocupados), Andalucía (+20.222 cotizantes) y Comunidad Valenciana (+20.002 afiliados).

Los mayores descensos, en términos absolutos, se registraron en Baleares, que perdió 90.495 afiliados, y Castilla y León, con 7.096 cotizantes menos que en octubre.

Por otra parte, el Ministerio ha informado de que los trabajadores en ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP) se situaron al finalizar noviembre en 10.185, por encima de los 9.958 del mes anterior.

En total, a 30 de noviembre había 11.356 trabajadores en ERTE, de los que 10.185 estaban en un ERTE-ETOP y 1.171 en un ERTE por fuerza mayor. Estos últimos han bajado respecto a la cifra del mes anterior (1.355).

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.