Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

Ni el verano frena el paro: sube en 92.700 personas en el tercer trimestre, su mayor repunte desde la...

Por María Nogales

El total de desempleados subió así hasta los 2.855.200 personas y la tasa de paro avanzó dos décimas, hasta el 11,84%, según los datos de la EPA

El paro subió en 92.700 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 3,3% más que en el trimestre anterior y su mayor repunte en valores absolutos desde el tercer trimestre de 2020, en plena pandemia.

El total de desempleados subió así hasta los 2.855.200 personas y la tasa de paro avanzó dos décimas, hasta el 11,84%, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogidos por Europa Press.

Entre julio y septiembre se crearon en España 209.100 puestos de trabajo (+1%), casi tres veces más que en el mismo periodo de 2022, llevando el total de ocupados por primera vez en la historia a 21.265.900 personas.

El número de activos también alcanzó un nuevo máximo a cierre del tercer trimestre, con 24.121.000 personas, tras aumentar en los meses de verano en 301.900 personas (+1,3%). Así, la tasa de actividad escaló cuatro décimas, hasta situarse en el 59,41%.

En términos desestacionalizados, el paro registró un repunte del 0,01% entre julio y septiembre tras dos trimestres consecutivos de retrocesos, mientras que la ocupación creció un 0,75% en la serie desestacionalizada y acumula ya 13 trimestres seguidos de incrementos.

En el último año el paro se ha reducido en 125.000 personas (-4,2%) y se han creado 720.100 empleos (+3,5%), mientras que el volumen de activos se ha incrementado en 595.100 personas (+2,5%).

El secretario de Estado de Economía, Gonzalo García Andrés, ha destacado en rueda de prensa que el aumento del desempleo en el tercer trimestre en 92.700 personas se explica por el fuerte incremento de la población activa en los meses de verano.

En lo que respecta a la ocupación, García Andrés ha subrayado que la creación de empleo se aceleró en el tercer trimestre pese a un contexto internacional «complejo», gracias a «la fortaleza» de la economía española, el «buen funcionamiento del mercado laboral» y las reformas estructurales adoptadas por el Gobierno.

El secretario de Estado de Economía ha puesto el acento en el nuevo máximo histórico de ocupación y población activa, así como en el descenso de la temporalidad y de la tasa de parcialidad.

En su opinión, el comportamiento de la población activa «es un muy buen indicador de las oportunidades que el mercado de trabajo ofrece a los ciudadanos y de sus perspectivas de encontrar un empleo».

Nuevo máximo de trabajadores indefinidos

Según el INE, el número de asalariados superó por primera vez los 18 millones de personas en el tercer trimestre tras aumentar en 266.000 personas (+1,5%), de los que 232.100 tenían contrato indefinido (+1,6%) y 33.900, contrato temporal (+1,1%). De este modo, la tasa de temporalidad se redujo hasta el 17,26%, frente al 17,35% del trimestre anterior, y el número de asalariados indefinidos superó los 14,99 millones, nuevo máximo histórico.

«La mejora de la calidad del empleo continúa, con mayor estabilidad en el empleo (1,1 millones más de contratos indefinidos en el último año), descenso de la tasa de temporalidad (17,2%) y más contratos a tiempo completo», ha remarcado en un comunicado el Departamento que dirige, en funciones, Nadia Calviño.

La creación de empleo entre julio y septiembre se concentró de nuevo en el sector privado, que generó 192.200 puestos de trabajo, un 1,1% más, hasta un total de 17.731.100 ocupados, su mayor cifra desde el cuarto trimestre de 2017. Por su lado, el sector público, tras dos trimestres de caídas, creó 17.000 nuevos empleos en los meses de verano, un 0,5% más que en el trimestre anterior.

El número de ocupados a tiempo completo se incrementó en 379.700 personas entre julio y septiembre (+2,1%), hasta los 18.588.700 ocupados, récord histórico de la EPA. Por su parte, los asalariados a tiempo parcial disminuyeron en 170.600 (-6%), hasta sumar 2,67 millones de personas.

Más empleo y más paro en ambos sexo, sobre todo en mujeres

El repunte del paro en el tercer trimestre afectó a ambos sexos, aunque en mayor medida a las mujeres. En concreto, el desempleo femenino subió en 68.400 mujeres (+4,6%), frente a un avance del paro masculino de 24.400 parados (+1,9%). Con estos datos, la tasa de paro femenina repuntó cuatro décimas, hasta el 13,59%, mientras que la masculina subió algo menos de una décima, hasta el 10,26%.

La creación de empleo también afectó a hombres y a mujeres. Los primeros se hicieron con 130.500 nuevos puestos de trabajo (+1,1%) y ellas ganaron 78.600 empleos (+0,8%), marcando la ocupación femenina un nuevo máximo histórico de 9.878.200 trabajadoras.

Por sectores, el desempleo sólo bajó en el tercer trimestre en la construcción, con 21.100 parados menos (-19,2%), situándose el total de desempleados en este sector en 88.900 personas, su menor cifra de toda la serie.

Por contra, el paro subió en el resto de sectores, principalmente en el colectivo de los que buscan su primer empleo (+40.900 desempleados, +14%) y en los servicios (+35.900, +3,4%). Le siguieron la agricultura, con 16.900 desempleados más (+12,9%), los parados de larga duración, que sumaron 15.400 desempleados (+1,5%) y la industria, con 4.700 parados más (+3,3%).

Los servicios, la industria y los extranjeros tiran del empleo

Por su parte, la creación de empleo en el tercer trimestre afectó a todos los sectores menos al de la agricultura, que perdió 47.800 puestos de trabajo en el trimestre (-6,4%).

El mayor repunte de la ocupación se lo anotaron los servicios, con 138.700 empleos más (+0,85%). La construcción, por su lado, generó 19.500 puestos de trabajo entre julio y septiembre (+1,4%), en tanto que la industria creó 98.800 empleos (+3,6%), situándose el total de ocupados en este sector en 2.824.900, su mayor cifra desde el segundo trimestre de 2009.

La estadística muestra que el aumento de la ocupación en el tercer trimestre se concentró principalmente en los extranjeros, entre los que se crearon 146.600 empleos (+5,1%), frente a un aumento de la ocupación entre los españoles de 62.600 puestos de trabajo (+0,3%).

Los españoles también concentraron el repunte del desempleo registrado entre julio y septiembre, con 95.100 parados más (+4,4%), frente a un retroceso del paro entre los extranjeros de 2.300 personas (-0,4%).

Según la EPA del tercer trimestre, los trabajadores por cuenta propia bajaron en 60.200 personas (-1,9%) entre julio y septiembre, lo que situó el número total de autónomos en 3.136.100 personas. En el último año, el colectivo acumula un aumento de 14.600 autónomos (+0,5%).

La media de horas efectivas trabajadas cae a mínimos desde 2008

Entre julio y septiembre, 1.415.100 ocupados trabajaron desde su domicilio más de la mitad de los días, el equivalente al 6,7% del total de ocupados, frente al 16,2% de los que llegaron a teletrabajar en el segundo trimestre de 2020, cuando comenzó la pandemia.

El número total de horas efectivas semanales trabajadas en el tercer trimestre aumentó un 2,4% interanual. En concreto, se trabajaron 607,89 millones de horas, la cifra más alta en un tercer trimestre desde el ejercicio 2008.

No obstante, el número medio de horas efectivas semanales trabajadas por todos los ocupados bajó un 1,3% interanual, hasta situarse en 29,5 horas, su menor cifra en un tercer trimestre desde 2008, cuando comienza esta serie en la EPA.

El secretario de Estado de Economía ha señalado, que desde 2018 y gracias a la política económico del Gobierno, se ha logrado «un cambio estructural en el mercado de trabajo», con más de 1,7 millones de ocupados desde entonces y casi 1,3 millones de nuevos activos.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.