Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

¿Temen los españoles otra crisis?

Por Pablo Poyo

Aunque la confianza de los consumidores subió dos puntos en julio, las expectativas sobre el futuro inmediato de la economía han empeorado

Los datos de julio indican la mejora en la confianza del consumidor respecto a la economía. Concretamente, subió dos puntos en julio respecto al mes anterior, hasta situarse en 94,4 puntos, su nivel más alto desde octubre de 2021, cuando alcanzó los 97,3 puntos, según ha informado este martes el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

A pesar de ello, el miedo a una nueva crisis económica sigue atenazando al consumidor español, que mira con lupa para no gastar más de lo debido.

Malas expectativas y temor a la inflación

Los datos de julio son buenos. La confianza de los consumidores encadena cuatro meses consecutivos de ascensos, aunque el del séptimo mes del año ha sido el más moderado de todos.

El avance de la confianza en julio se debe principalmente a la mejor valoración que hacen los ciudadanos de la situación actual, ya que las expectativas de futuro apenas variaron respecto al dato de junio.

En concreto, la valoración de la situación actual creció 3,9 puntos en julio respecto al mes anterior, hasta situarse en 87,1 puntos, en tanto que el indicador de expectativas mejoró una décima, hasta los 101,7 puntos.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) recoge mensualmente la evaluación de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Pero el ICC no es el único índice que hay que tener en cuenta. Los españoles tienen miedo de la debilidad de la economía nacional. Así lo recoge al menos el CIS, donde la valoración de la evolución de la economía en el futuro inmediato decrece en julio, con un retroceso de 2,7 puntos respecto al mes anterior.

Por otro lado, el CIS observa en julio un aumento de 13,9 puntos de los temores en relación con la inflación, mientras que las expectativas sobre un futuro aumento de los tipos de interés descienden, en cambio, 0,8 puntos en relación al mes anterior.

No todos los sectores están de acuerdo con estos datos. Las cifras marcan las diferencias. La actividad del sector servicios de España se contrajo en agosto de este año por primera vez desde octubre de 2022, según el índice PMI, que se ha reducido desde los 52,8 puntos de julio a 49,3 puntos, por debajo de los 50 puntos que separan la expansión de la contracción.

Es más, algunos las entidades bancarias ya advierten de una contracción de la economía española del 0,1%. La caída del PMI de servicios en España ha puesto fin a una racha de expansión de nueve meses consecutivos. Aunque el deterioro de la actividad del sector servicios español fue leve en general, «el ritmo de declive fue el más fuerte en poco menos de un año», según el índice PMI que elabora S&P Global.

En cuanto a los precios, los costes de los insumos aumentaron por trigésimo noveno mes consecutivo a su tasa más pronunciada en tres meses. Las empresas continuaron repercutiendo estos aumentos de los costes a sus clientes, lo que llevó a un aumento sostenido de los precios de venta.

La situación de los hogares y de la economía

La situación económica de los hogares influye en gran medida sobre las decisiones de los consumidores. De este modo, el informe del CIS manifiesta que el 31% de los encuestados llega justo a fin de mes, mientras que el 51,1% consigue ahorrar aunque sea un poco de dinero.

Sin embargo, el 16,7% de los hogares asegura que le resulta difícil llegar a final de mes, de los cuales el 5,1% ha tenido que recurrir a préstamos y contraer deudas para hacer frente a ciertos pagos. En este sentido, el 45,2% de las familias indica que su situación económica es igual que hace seis meses, el 35,2% dice ser peor y solo el 19% asegura que es mejor. 

¿Cuáles son las razones que citan los consumidores para asegurar que la situación es peor que la de hace unos meses? A la cabeza se encuentra el alza continuada de los precios/inflación (59,9%), seguido del aumento del gasto familiar (15,9%) y del estancamiento de los salarios (10,9%), algo de lo que llevan mucho tiempo quejándose los consumidores españoles.

A pesar de los datos, la mayor parte de los encuestados considera que la situación económica de su hogar dentro de seis meses será igual (41,1%) o mejor (31,6%), mientras que solo un 23,7% cree que será peor que en la actualidad.

Por otro lado, casi la mitad de los españoles considera que la situación actual de la economía del país respecto a hace seis meses es peor, con la valoración negativa de un 46,5% de los encuestados. Por su parte, un 29% cree que es mejor y un 20,2% opina que la situación no ha variado desde hace un semestre.

Además, el informe indica que la situación de la economía española dentro de seis meses, en comparación con la actual, tendrá una ligera mejora para el 36% de los españoles, mientras que para el 40% será peor e igual para el 13,4%.

Con todo, lo que más parece preocupar a los españoles es la inflación de los alimentos, que se sitúa en el 10,8%, superando la media del 9,2% de la OCDE. Hay que recordar que productos tan básicos como el aceite de oliva (85%), el azúcar (44,9%), la leche (19,7%), las patatas (19,3%) o la carne de porcino (15,7%) siguen subiendo y, de momento, no se espera una bajada generalizada de los precios.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.