Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Empresas

Los fabricantes de coches chinos desembarcan en España

Por Pablo Poyo

El fabricante chino BYD ha entrado a formar parte del Anfac, mientras Galicia se postula para acoger la primera fábrica de coches eléctricos procedentes de este país en Europa

Los vehículos chinos han llegado a España. No es algo extraño, pues hasta ahora, al menos diez fabricantes chinos de coches eléctricos tenían presencia en nuestro país. Con la incorporación de Omoda y Jaecco, que pertenecen al grupo Chery International y cuyo lanzamiento está previsto para junio, España aumentará la lista de vehículos disponibles procedentes del Gigante Asiático.

Las marcas chinas se están haciendo un hueco en el mercado español, y la llegada de BYD, Aiways, DFSK y DR son una prueba clara de ello. También conviven otras menos conocidas, como JAIC, Maxus y la otrora británica MG, que logró colocar su MG ZS entré los coches más vendidos de España en el mes de abril.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el interés de estas empresas en España tiene sentido. No en vano, nuestro país cuenta con la ventaja de una industria automovilística muy desarrollada, hasta el punto que se trata del segundo mayor fabricante europeo, solo por detrás de Alemania.

BYD y su adhesión a Anfac

Hace una semana se conocía la noticia de que la firma china Build Your Dreams (BYD) pasaba a formar parte de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac). La adhesión fue aprobada por la junta directiva de la patronal automovilística española el pasado 18 de abril, y de este modo, la organización aumenta su número hasta las 56 marcas.

BYD es un fabricante que a diferencia de la mayor parte de las automovilísticas tradicionales europeas o norteamericanas, cubre gran parte de la cadena de valor del coche, ya que no solo se dedica al ensamblaje del vehículo, sino que además produce baterías y componentes como los semiconductores.

El pasado junio alcanzó su valor máximo en Bolsa, superando los 142.000 millones de dólares de cotización. En este primer trimestre del año se ha convertido en la firma más vendida del mercado chino y para acelerar su expansión ha aterrizado en varios países de Europa. Entre estos se encuentra España, que abrió las puertas al fabricante asiático en marzo.

A pesar de tratarse de una empresa pública, Warren Buffet adquirió en 2008 el 20% de las acciones de la compañía, aunque para 2023, el magnate estadounidense ha decidido deshacerse de un buen número de ellas, hasta quedarse con apenas el 10% de la marca.

Por su parte, Chery Automobile Co., también conocida como Chery International en el extranjero o simplemente Chery, es una empresa estatal con sede en la ciudad de Wuhu. El 20% de sus acciones están en manos de la Shanghai Automotive Industry Corporation (SAIC). Sus modelos más conocidos son el Tiggo 8 PRO y el Tiggo 8 PRO MAX, el primero de ellos eléctrico.

Galicia y Barcelona a la caza de oportunidades

Al parecer, los fabricantes asiáticos están en la búsqueda de un terreno donde poder fabricar desde baterías hasta coches eléctricos, y Galicia es la región con más posibilidades. Una delegación de Build Your Dream se reunió esta pasada semana con la Xunta de Galicia para llegar a un acuerdo sobre la futura fabricación de vehículos de gama eléctrica en España, según informa la prensa.

Eso sí, BYD demanda unos terrenos de aproximadamente un millón de metros cuadrados de superficie. Y aunque parece una barbaridad, no lo es para esta clase de industria. La nueva planta ocuparía, por ejemplo, 180 hectáreas menos que la fábrica que posee SEAT en Martorell.

Otra de las exigencias de BYD es seguridad jurídica. La marca china está interesada en lo que se conoce como la Plisan (Plataforma Logística Industrial de Salvaterra – As Neves).

Estos terrenos situados en la provincia de Pontevedra estuvieron durante años en el centro de un litigio por su uso y titularidad que llevó a paralizar las obras de su creación durante años. Ahora, el litigio ha concluido y las primeras empresas ya se han instalado en la Plisan. Hay que darse prisa, pues en Europa, otros países como Francia, Alemania, Hungría o Polonia están al acecho de esta clase de oportunidades.

El fabricante espera alcanzar unas 800.000 ventas al año en Europa de aquí a 2030, siempre y cuando se cumplan las demandas pedidas y se acabe instalando la planta en la región.

Por su parte, según avanzó hace un mes el medio especializado La Tribuna de Automoción, el fabricante chino de coches eléctricos Chery habría firmado un acuerdo con BTech para estudiar la posibilidad de fabricar 50.000 vehículos anuales de la marca Omoda en los antiguos terrenos de Nissan en Barcelona.

Chery aterrizó en octubre en España, a cuatro días del fin previsto del proceso de reindustrialización, lo que provocó que finalmente quedara fuera al no tener tiempo de presentar su propuesta. Ahora, con la firma de este acuerdo entre QEV Technologies, BTech y Chery, el nuevo D-Hub de Barcelona podrá volver a fabricar a pleno rendimiento.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.