Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Empresas

Así ha evolucionado el SMI en España en comparación con Europa 

Por María Nogales

El SMI español ha sido el que más ha crecido en comparación con los principales países, un 47% en los últimos cinco años

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ha vuelto a subir en España y es que el Ministerio de Trabajo ha acordado este viernes, junto con CCOO y UGT subir el SMI para 2024 un 5%, lo que supone una subida de los 1.080 euros mensuales por catorce pagas hasta los 1.134 euros.

Tal y como explicaban esta misma mañana las fuentes del Ministerio tras la reunión con los agentes sociales, esta subida se aplicará con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2024. 

El secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, que ha agradecido a sindicatos y empresarios su esfuerzo negociador, ha subrayado que esta subida del SMI beneficiará a más de 2,5 millones de personas, de las que un tercio serán mujeres y jóvenes, que podrán a partir de ahora «vivir mejor».

«Esta subida nos permitirá también subir el salario por hora de las empleadas de hogar y seguir avanzando en un país más próspero, que acabe con el diferencial salarial con Europa, que siga luchando contra la brecha de género y que redima del elemento fatal que es la pobreza salarial», ha resaltado Pérez Rey.

La negociación para aumentar el SMI ha traído bastante cola y casi muere en el intento de llegar a un consenso. De hecho, se podría decir que ha muerto en el intento, ya que las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme no se han sumado al acuerdo porque no se han atendido sus demandas de indexar el SMI a los contratos públicos y de establecer bonificaciones para el sector del campo. 

Tanto Trabajo como CCOO y UGT estaban dispuestos a firmar una subida del 4% si las organizaciones empresariales se sumaban a un pacto tripartito. En caso de no hacerlo, el Ministerio y los sindicatos aseguraron que la subida iba a ser «más ambiciosa» que ese 4% inicial y de hecho los sindicatos estaban pidiendo un 5%.

La postura de CEOE

Al respecto, en su día, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, apuntó que “está muy bien pedir”, en referencia a esta petición de subir el SMI en torno al 5% para 2024, a la vez que solicitó tener en cuenta el impacto que tiene el aumento de los salarios en las empresas.

«Está muy bien pedir, pero yo creo que esto también afecta y aquí hablo en nombre de miles de pymes y autónomos», a lo que añadió una advertencia sobre el “peligro de desbancar” las tablas salariales con los incrementos del salario mínimo que solicitaban los sindicatos, ya que se podría correr el riesgo de “romper la estabilidad”.

Y es que la propuesta de la CEOE pasaba por subir el salario mínimo interprofesional un 3% para 2024, desde los 1.080 euros actuales por catorce pagas hasta los 1.112,4 euros al mes, y aplicar otra subida del 3% para 2025, lo que le hubiera situado por entonces en 1.145,77 euros mensuales. El planteamiento empresarial implicaba, por tanto, una subida del SMI, en dos años, de 65,77 euros, el equivalente a un alza del 6% respecto al importe actual, previo a la subida acordada hoy por el Ministerio de Trabajo.

Ante este acuerdo, CEOE y Cepyme, en un comunicado conjunto, lamentan “profundamente” el escaso esfuerzo del Gobierno para que pudieran entrar en el acuerdo para la actualización del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2024. 

“Las empresas españolas fuimos las primeras en poner sobre la mesa una propuesta de subida del SMI, de entre el 3% y el 4%, en línea con los incrementos acordados con los sindicatos en el V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC)”, reza el comunicado.

Así, continúa explicando que en aquel momento ya avanzaron que era necesario hacer compatible esta subida con la supervivencia del tejido empresarial, y por tanto del empleo y el conjunto de los salarios, en el ámbito de la contratación con las administraciones públicas y en el sector agrario.

“Tras el crecimiento de la economía o los buenos datos del empleo de este año, en gran parte por los esfuerzos de contratación realizados por las empresas, también vemos que los indicadores de inversión se están deteriorando en un segundo plano por esa falta de confianza que se percibe, siendo la inversión la palanca de la productividad, la actividad, el empleo y las alzas salariales del futuro”, sostienen. 

Una subida acorde con la Carta Social Europea 

El Ministerio de Trabajo, a principios de diciembre, ya mencionó que la subida del salario mínimo interprofesional podría situarse por encima del 60% del salario medio neto recomendado por la Carta Social Europea y comprometido en el acuerdo de investidura entre PSOE y Sumar. 

La realidad es que el SMI con el que España comenzaba el año, el de 1.080 euros mensuales por catorce pagas, ya se encontraba en el 60% del salario medio neto, pero, para que se siga cumpliendo con esa equivalencia, debe actualizarse cada año teniendo en cuenta dos parámetros: la subida salarial media en los convenios colectivos y la inflación, para que no pierda poder adquisitivo, tal y como explicaron desde el Ministerio. 

Tomando ambos elementos, la subida que debería experimentar el SMI en 2024 para seguir representando el 60% del salario medio neto tendría que situarse entre el 3,6% en el que se prevé que acabe el año la subida salarial media pactada en convenio y el 3,8% de la inflación (media noviembre 2023 sobre diciembre 2022).

El SMI que más ha crecido en comparación con los principales países

Desde el Consejo General de Economistas (CGE) ya planteaban allá por octubre que, a pesar de que en los últimos años el SMI español haya sido el que más ha crecido en comparación con los principales países (un 47% en los últimos cinco años), hay quien aún creía que no era lo suficiente como para cumplir con el objetivo de que toda persona trabajadora pueda cumplir sus necesidades básicas, especialmente, en un escenario inflacionista. 

Y parecían no equivocarse. De hecho, los economistas esbozaron una posible solución para poder seguir subiendo el salario mínimo interprofesional sin perjudicar a la creación de empleo: rebajar las cotizaciones que pagan las empresas a la Seguridad Social, pues ello reduciría el coste del trabajo, fomentaría la creación de empleo y desincentivaría la economía sumergida.

En comparación con Europa, desde CCOO apuntaban a que se debe converger con el SMI de los países del entorno español y que el impulso del SMI debe proceder en gran medida de la capacidad de hacer crecer el salario medio y el valor añadido generado en España.

Así, afirmó que “hasta 2018 el SMI en relación con el salario medio se situaba en España en niveles muy por debajo al de los principales países con salarios mínimos en Europa. Desde entonces, la subida del SMI en España ha permitido que esta relación SMI/salario medio se sitúe por encima de los niveles relativos de Alemania o Países Bajos, pero por debajo de los de Francia, Polonia o Portugal”. 

La realidad es que la gran mayoría de los países de la Unión Europea, incluyendo España tienen establecido por ley un salario mínimo interprofesional y suelen ajustarse cada año para hacer frente a la inevitable inflación y adaptarse, por tanto, al coste de vida. 

Según reflejan los datos de Eurostat con respecto al SMI de 2023, España ocupa el puesto nº8 del ranking, aunque aún se sitúa muy por debajo del fijado en algunos países como Luxemburgo (2.387 euros) o Países Bajos (1.934 euros).

Si se observa el ranking elaborado en 2023 por Eurostat (en el que los salarios mínimos se registran en doce pagas) y se entiende que, el resto de los países mantiene el mismo SMI que ese año, España continuaría ocupando el octavo puesto del mismo, con un SMI de 1.323 euros mensuales en doce pagas, ya que Francia, que es el país que se encuentra inmediatamente por encima de España, contaba ya en 2023 con un SMI de 1.709 euros mensuales en doce pagas. 

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.