Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Empresas

La victoria pírrica de Tesla tambalea sus cimientos

Por Pablo Poyo

Tesla ha logrado que su Model Y se convierta en el vehículo más vendido del mercado, al tiempo que sus acciones caen casi un 13% tras publicar sus resultados

Tesla, la compañía del magnate Elon Musk, se ha alzado con el «premio» de coche más vendido del año 2023, gracias al despegue de su Model Y, uno de los vehículos eléctricos más de moda en el planeta.

A pesar de ello, los malos resultados económicos y los augurios del propio Musk confirman que el primer puesto de la marca americana va a ser solo temporal, porque vienen nubes negras en el horizonte.

Un resultado peor de lo esperado

El pasado 25 de enero, Tesla publicó sus resultados económicos. A pesar de que su producción de vehículos aumentó un 35% el año pasado, y que sus beneficios se incrementaron hasta los 19.337 millones de dólares -un 19% más que el año anterior-, las acciones de la firma han caído con fuerza, alrededor del 13%.

Las razones son evidentes. Los resultados obtenidos son decepcionantes, al menos desde el punto de vista empresarial. Y es que en un mercado donde la especulación no se puede pasar por alto, los accionistas esperaban unos ingresos de ceca de 26.000 millones de dólares, pero el resultado final apenas ha sobrepasado los 25.000 millones.

Por otra parte, los beneficios por acción se habían estimado en 0,74 dólares, pero se han quedado en 0,71 dólares. En cuanto al volumen de venta interanual, este apenas ha aumentado un 1%.

Sin embargo, lo que verdaderamente preocupa a los inversores es que el margen operativo del trimestre ha descendido un 8,2% interanual, mientras que el margen de beneficios de la empresa se ha situado en un 0,5% por debajo de lo esperado por los expertos.

Sobre este aspecto, Josh Gilbert, analista de mercado de eToro, subraya que la compañía “ha fallado en la mayoría de los indicadores clave” ya que “los beneficios, los ingresos y los márgenes brutos fueron insuficientes en el cuarto trimestre”.

Además, añade que «cabe esperar que las acciones de Tesla retrocedan en los próximos días, con los 194 dólares como nivel clave a vigilar por los inversores, su mínimo del cuarto trimestre. Una ruptura por debajo de ese nivel podría presionar aún más a la baja a la favorita de los inversores minoristas, especialmente después de perder su corona de vehículos eléctricos a manos de BYD a principios de este año».

Es precisamente la marca china BYD la que levanta ampollas en la empresa americana. Tesla señaló este miércoles que en 2023 produjo 1.845.985 vehículos, pero lo cierto es que la compañía asiática logró superar a la americana en ventas en el último trimestre del año. La empresa de Musk vendió un total de 484.507 unidades, pero BYD superó la cifra y se colocó como líder, tras vender 526.409 vehículos en esos tres meses.

Que las acciones hayan caído un 13% -es decir, unos 80.000 millones de dólares en Bolsa- no es lo único preocupante. Tesla ha querido hacer saber a clientes y accionistas que «la producción de vehículos en este 2024 puede ser notablemente más baja» que la del año pasado, ya que está trabajando en el lanzamiento de «la próxima generación de vehículos».

Elon Musk ya avisa: «Las automovilísticas chinas son las más competitivas del mundo y tendrán un éxito significativo fuera de China dependiendo de qué tipo de barreras se establezcan». Además, afirmó que «Tesla es una compañía de inteligencia artificial y robots y no de automóviles», añadiendo que la empresa está concentrada en nuevos proyectos «apasionantes», lo que ha dado pie a especular sobre si esta «victoria» de 2023 no ha sido más que la última batalla antes de la caída final.

Como nota positiva, Musk ha querido dejar claro que 2023 ha sido «un gran año, con récords de producción y entregas y un sólido flujo de caja a pesar de un entorno con tipos de interés muy elevados».

Los datos positivos del Model Y y la competencia con BYD

El 2023 ha sido un año muy positivo en cuanto cifras de ventas para la empresa de fabricación de vehículos pues, como hemos visto, Tesla ha logrado ser la firma que más coches eléctricos ha vendido en el mundo. Por si fuera poco, su Model Y se ha alzado con el primer puesto en cuanto a los coches más vendidos del año se refiere.

Así las cosas, hay que decir que el Model Y, enseña de los vehículos eléctricos para Tesla, ha conseguido superar a otros modelos que parecían inalcanzables: el Toyota Rav4 y el Toyota Corolla.

Esta hazaña supone que el ModelY se convierte en el primer coche 100% eléctrico que logra desbancar a la japonesa Toyota. El coche de la compañía estadounidense cerró el pasado año con unas ventas de 1,23 millones de unidades, lo que supone un incremento interanual del 64%. Según los datos, supera tanto al Toyota RAV4, con 1,07 millones de ventas, como al Toyota Corolla, con 1,01 millones de unidades comercializadas.

La compañía nipona tiene el récord de más años manteniendo su Corolla en la cima de vehículos más vendidos del planeta, y solo los Ford de las F-Series lograron arrebatarle el primer puesto en 2017. Ahora, la firma estadounidense ha reclamado el trono.

Por otro lado, las matriculaciones del modelo «Y» de Tesla alcanzaron las 255.000 en Europa, lo que supone 19.000 unidades más que su rival en el segundo puesto, el Dacia Sandero.

A pesar de todo, la competencia china es demasiado fuerte. BYD ha logrado vender cerca de 3 millones de vehículos este año, aunque solo 1,57 fueron 100% eléctricos, siendo el resto híbridos. Y si bien los de Musk han crecido un 38% este año, los chinos han incrementado sus ventas en un 72%, y esperan seguir aumentando sus números.

Sin duda, el alzarse con el vehículo eléctrico más vendido en el último trimestre del año ha dado un empujón a la empresa china. Y aunque el Model Y ha logrado ser el coche más vendido del año, BYD ya ha desarrollado la competencia directa de este modelo: el SUV Seal U.

El Seal U, que se puede adquirir a partir de 42.290 dólares, es algo más barato que su rival, que cuesta 42.990. Además, gracias al Plan Moves, ambos vehículos pueden ver su precio reducido hasta los 34.080 en el caso del Seal U y hasta los 35.760 en el caso del Tesla.

La batería del Seal es de 71,8 kWh, lo que le permite tener una autonomía de hasta 500km, algo superior tanto a la batería del Tesla (60kWh) como a su autonomía (450km).

En cualquier caso, los chinos parecen estar convencidos de poder dar el sorpasso, mientras que Tesla está pensando en otras cosas, como el futuro lanzamiento de su nuevo modelo de culto, el Cybertruck.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.