Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Lifestyle

Bloke core, un gol a la moda

Por Enrique Fernández

La nueva vida de las camisetas de fútbol, del terreno de juego a las pasarelas de moda

Las camisetas de los equipos profesionales de fútbol han pasado a ser una prenda más en los armarios, experimentando el mayor acercamiento histórico entre moda y fútbol. La ‘piel’ de cada equipo ha pasado de ser una pieza de colección guardada en el armario como un tesoro por los aficionados de cada club a una prenda más del outfit diario de miles de personas ajenas al deporte.

El auge de la ropa vintage, los nuevos estilos de moda urbana en los que impera la ropa deportiva (con la marca Jordan como gran ejemplo del salto de las canchas al outfit diario) y la apuesta en firme por la moda sostenible (y la segunda vida de las prendas), han provocado que muchas camisetas históricas de este deporte pasen de las cajas de recuerdos a llenar de nuevo las calles.

Podemos fijar el inicio de la ‘colaboración moda-deporte’ en los primeros años del siglo XXI, con Estados Unidos como escenario principal. En las calles del país comenzaba la moda de emplear ropa de baloncesto como outfit diario. Especialmente, entre tribus urbanas, por la vinculación de este deporte con el mundo callejero y con estilos musicales como el Hip-hop o el rap.

El bloke core supone un nuevo avance dentro de esta evolución del estilo, como explica Rosa Moreno Laorga, analista de tendencias, consultora de moda y docente del Istituto Europeo di Design de Madrid: “Son micro tendencias dentro de una macrotendencia que sería la fusión del sport con el streetwear. Baloncesto y fútbol son dos deportes que transmiten valores diferentes, con un tipo de afición distinta y un modelo de jugador que representa un canon aspiracional muy determinado. El baloncesto habla de calle, y el fútbol, de prestigio social”.

La vinculación de la moda streetwear con el deporte ha marcado la hoja de ruta de muchas marcas a lo largo de los años, especialmente, para aquellas cuyo público objetivo está en las nuevas generaciones. La Generación Z, principal instigadora de las tendencias actuales, es la que marca los éxitos del mercado actual, como bien sabe Bruno Casanovas, cofundador y co-CEO de Nude Project.

Este proyecto, nacido en 2019, ha pasado en cuatro años de cuatro empleados trabajando en el “salón de la abuela” a más de 70 tiendas físicas en Barcelona, Madrid y Valencia. Además, desarrollan proyectos internacionales (la primera tienda fuera de España, en Milán), nuevos podcasts y hasta su propia cerveza, Desnuda.

«La explosión de la moda vintage y la utilización de las camisetas de futbol por parte de las famosas en RRSS ha ayudado mucho al éxito” 

Alejandro Muñoz García, fundador y CEO de Ropafutboleros

Casanovas señala que “el estilo bloke core lo hemos introducido en nuestras prendas desde incluso antes de que la tendencia saltara al mercado. La cultura del hip hop ha sido la culpable de que vistamos ropa deportiva en nuestro día a día. Ocurrió con el estilo preppy y está pasando con el bloke core, y esto es lo bonito de la moda, ser capaces de adaptar una tendencia a mil estilos distintos”.

Y no se limita únicamente al fútbol o al baloncesto. Desde hace muchos años, es normal encontrarnos por las calles a personas vistiendo camisetas de fútbol americano, béisbol, rugby, etc. “Las prendas deportivas, de manera inconsciente, nos llevan a pensar en relajación, cuerpos trabajados, juventud y dinamismo, valores totalmente aspiracionales en nuestra sociedad”, puntualiza Rosa Moreno.

2022 y el Mundial de Qatar, el trampolín al éxito

En el caso del bloke core, el mayor despegue de esta tendencia tuvo lugar en el verano de 2022, reforzándose en los últimos meses de ese mismo año con el Mundial de Qatar. Esta nueva línea de moda ha provocado que cada vez sea más común encontrarnos por la calle a personas (generalmente, jóvenes de entre 16 y 25 años) con un atuendo más propio de los hooligans ingleses de los años 80. Visten camisetas de equipos que ni conocen o con el nombre de jugadores a los que en la vida han visto jugar.

Coincidiendo con otra copa del mundo (Mundial de Alemania 2014) nacía en España un nuevo proyecto empresarial ‘homenaje’ a leyendas del fútbol: Coolligan. La compañía lleva casi una década en el mercado y se ha beneficiado del auge del bloke core: “Este movimiento ha supuesto un cambio para todos los aficionados al fútbol, no solo para nosotros. Ahora, si vas por la calle, no te asombras al ver a alguien con la camiseta del Estrella Roja. El núcleo de aficionados al fútbol ‘de antes’ que se ven representados en nosotros todavía sigue siendo muy fuerte”, explica César Valadés, director de Marketing y Comercial de Coolligan.

El auge de la venta de camisetas históricas de fútbol lo corrobora Alejandro Muñoz García, fundador y CEO de Ropafutboleros. En 2018, Alejandro decidió “ganar algo de dinero para ahorrar” creando un proyecto de ‘homenaje’ a las leyendas del fútbol. “Creemos que son camisetas muy bonitas y que definen muy bien el estilo propio más allá de que te guste el fútbol o no. Desde que empezamos los eventos físicos y pudimos ver a la gente llevando y estilizando nuestras camisetas, empezamos a darnos cuenta de que esto no era sólo una pasión meramente deportiva, sino que también pasaba a ser moda”.

Este proyecto, enfocado inicialmente en los amantes de fútbol que querían tener la camiseta histórica de alguno de sus ídolos, ha vivido un incremento importante de sus ventas desde 2022, con la aparición de la moda bloke core, como confirma Muñoz: “Ahora con la explosión de las redes y gente ‘famosa’ llevándolas se han puesto de ‘moda’. aunque creo que siempre han estado ahí y todo el mundo ha tenido alguna camiseta de fútbol en su vida. También ha ayudado mucho el maravilloso crecimiento del fútbol femenino”.

“Hay camisetas históricas de fútbol, nuevas equipaciones de estilo vintage y camisetas creadas por marcas de moda”

Bruno Casanovas, cofundador y co-CEO de Nude Project

Globalización, vintage y oversize: cuando todo combina

Como cada tendencia, el éxito de bloke core se basa en la fama. El peso de las redes sociales es importante (la utilización de camisetas de fútbol por parte de famosas como Beyonce o Kim Kardashian catapultó a estas prendas dentro de las tendencias de moda) y la globalización impacta en el mercado: “Antes era muy difícil poder ver un partido de béisbol o fútbol americano en España. Ahora todo el mundo conoce a Tom Brady, pero mucha gente no sabe quién es Joe Montana. Si ves cada fin de semana a Mahomes, es más fácil querer llevar una camiseta suya”, apunta César Valadés.

Otra de las claves del éxito se debe a la vinculación del bloke core con tendencias como la reutilización de prendas (moda vintage) o el estilo oversize: “Ha ayudado mucho la explosión de la moda vintage, ya que esto no deja de ser una rama de ella, además de las redes sociales y que cada vez sean más utilizadas por gente famosa”, comenta Alejandro Muñoz

“El baloncesto habla de calle, y el fútbol, de prestigio social”

Rosa Moreno Laorga, analista de tendencias, consultora de moda y docente del Istituto Europeo di Design de Madrid

A estos factores es importante sumar el factor económico. Mientras que las camisetas nuevas de cada club tienen un precio medio superior a los 100€, la ropa vintage o las marcas bloke core ‘alternativas’ ofrecen una gama de productos más accesibles para los bolsillos. Muñoz apunta que “el precio al que se suelen vender este tipo de prendas (camisetas nuevas de los clubes) nos favorece. La gente compara y, normalmente, prefiere una prenda vintage de época que esté en buen estado antes que una reedición actual que intenta imitar ese estilo”. 

El impacto del bloke core en la industria ‘tradicional’ del fútbol

Pese a que los productos más demandados son las camisetas vintage auténticas de estos equipos, tanto los clubes como las marcas deportivas han sabido ‘saciar’ estos nuevos deseos de los consumidores con colecciones inspiradas en equipaciones históricas. Esta misma temporada, el Atlético de Madrid ha presentado la que conmemora los 120 años del club, inspirada en la primera que utilizó el equipo colchonero en 1903.

Sin salir de la capital, Adidas presentó en diciembre de 2022 la nueva versión de la camiseta del Real Madrid inspirada en los años 90. Esta estrategia comercial de ‘volver al pasado’ empleada por la empresa germana no es algo nuevo, siendo una práctica habitual en otros deportes como la NBA, donde cada año las franquicias ‘recuperan’ diseños del siglo XX.

Adidas sabe que este catálogo de productos tiene mercado y pretende explotarlo al máximo como confirma la colección ‘Football Icons’, camisetas con diseños retro de clubes y selecciones históricas de los años 90.

Y no solo nos encontramos con reediciones de prendas históricas, sino que los propios clubes han comenzado a firmar colaboraciones en las que las prendas deportivas se fusionan con la moda. Siguiendo el ejemplo antes citado del Real Madrid, el equipo blanco ha lanzado equipaciones especiales estos últimos años en colaboraciones con Marvel o Star Wars.

Sus rivales directos (Nike y FC Barcelona), no se han quedado atrás y presentaron en 2020 su primera colección de streetwear bajo el nombre ‘Barcelona Daybreak’, como una continuación de la tercera equipación de ese año. Este mismo año, ha lanzado ediciones limitadas de la primera equipación del club con artistas musicales (como consecuencia del acuerdo con Spotify) y ediciones exclusivas de músicos como Rosalía o Drake a un precio de 400€.

Este tipo de colaboraciones deporte–moda se están dando a lo largo de todo el globo terráqueo, con marcas streetwear como Off-White aliándose con Nike, o la colaboración de la firma de moda Liberal Youth Ministry con el club de fútbol mexicano Chivas. Estas colaboraciones han llegado hasta las marcas más exclusivas, con la ‘unión’ de Louis Vuitton y la propia FIFA o la línea deportiva de Gucci en colaboración con Palace a través de la incorporación de los colores y los logotipos del equipo de fútbol en prendas de moda de alta calidad.

“El auge del movimiento bloke core ha supuesto un cambio para todos los aficionados al fútbol, no solo para nosotros” 

César Valadés, director de Marketing y Comercial de Coolligan

Todas estas acciones evidencian la unión definitiva del fútbol con la moda urbana, con independencia del estilo o la edad del portador de cada prenda. “Es evidente que el diseño cada vez pesa más en un mundo dominado por la imagen y la estética. Ya no basta con una camiseta a rayas y un escudo, y los principales actores de la industria lo saben e implementan el valor atractivo de las piezas”, comenta Rosa Moreno.

Pero no todos los amantes del deporte están de acuerdo con las innovaciones estéticas que el bloke core ha provocado en sus amados equipos, puesto que, para algunos como César Valadés, supone una pérdida de la esencia del club: “No es normal que un equipo cambie cada año sus equipaciones y pretenda mantener la misma conexión con sus orígenes en cada una de ellas, es algo improbable. En nuestra experiencia, mucha gente siente nostalgia de cómo vestía su equipo hace 30 años”.

Los mercados del bloke core

Junto a los propios clubes de fútbol, dentro del mundo fusionado entre este deporte y la moda, nos encontramos con tres mercados: las nuevas equipaciones de estilo vintage creadas por los clubes que acabamos de comentar, las camisetas históricas de equipos y, por último, los diseños futboleros creados por marcas de moda. Pero ¿hay mercado para todos ellos? ¿Hablamos de públicos objetivos diferentes?

En una primera escisión del bloke core, podemos decir sin problema que esta moda tiene dos mercados bien diferenciados: el de los amantes del fútbol (donde se englobarían tanto los coleccionistas de camisetas históricas como las nuevas equipaciones de estilo vintage creadas por los clubes) y el de los amantes de la moda. Ahora bien, que estos mercados estén diferenciados no quiere decir que no haya consumidores comunes, o, lo que es lo mismo, que las marcas de estos mercados no se puedan beneficiar de los clientes de sus ‘vecinos’.

“Las antiguas camisetas son piezas exclusivas y testigos de una época, y las actuales aspiran a serlo, con lo cual tendría sentido como aficionado adquirir ambas piezas. Considero que, en estos dos últimos casos, hay mercado para asumir este tipo de consumo. El deporte genera un sentimiento de pertenencia y comunidad que se ve reforzado por este tipo de compras de producto icónico”, comenta Rosa Moreno.

“Es evidente que el diseño cada vez pesa más en un mundo dominado por la imagen y la estética. Ya no basta con una camiseta a rayas y un escudo»

“Normalmente, la gente puramente ‘futbolera’ como tal no compraría una camiseta de diseño de Balenciaga o una colaboración de una marca de moda. Lo que busca ese tipo de cliente es la siguiente camiseta histórica para su colección o esa joya rara de un equipo chulo que no tenía, pero que conoce, creo que ese último estilo está más reservado a esos clientes que siguen esa tendencia del bloke core”, apunta Alejandro Muñoz.

César Valadés cree que es posible unir ambos mundos: “Es algo muy personal, el estilo, la forma de vestir… Todo influye. Nosotros ocupamos un espacio intermedio entre la historia del fútbol y la producción de las marcas de moda”.

En la otra mitad de la escisión, tendríamos a las marcas de ropa que han decidido incorporar el estilo futbolero bloke core a sus colecciones. En este caso, son prendas pensadas más para consumidores que “desean estar en la vanguardia de la moda”. Estos consumidores “establecen su relación emocional con la firma, por encima del producto que la firma ofrece, sin especial querencia por el deporte en sí, sino por la marca que nos ofrece esta propuesta de diseño”, matiza Rosa Moreno.

Creo que hay hueco para todo, pero también veo que van dirigidos a públicos diferentes. Camisetas históricas de fútbol para los más nostálgicos y puristas, nuevas equipaciones de estilo vintage creadas por los clubes para el público más mainstream, y, por último, camisetas creadas por marcas de moda para los más trendy”, comenta Bruno Casanovas.

¿Cuál es el futuro del bloke core?

Cuando algo funciona, ¿por qué cambiarlo? De momento, es una tendencia que ha venido para quedarse, y nosotros seguiremos implementándola en nuestras colecciones de una forma u otra”, comenta Bruno Casanovas. El éxito actual de los productos bloke core reafirma el poder del fútbol en la sociedad, habiendo conseguido dar un nuevo paso de conquista con el salto a la moda.

“Cuando algo funciona, ¿por qué cambiarlo? De momento, es una tendencia que ha venido para quedarse, y nosotros seguiremos implementándola en nuestras colecciones de una forma u otra”, comenta Bruno Casanovas. El éxito actual de los productos bloke core reafirma el poder del fútbol en la sociedad, habiendo conseguido dar un nuevo paso de conquista con el salto a la moda.

El fútbol ha entrado de lleno en la moda streetwear, siendo “una tendencia que ha venido para quedarse”, como bien apunta Bruno Casanovas. Los nuevos estilos, el posicionamiento de la Generación Z (con sus gustos y filosofía de vida) como principal cliente en los mercados y las características comunes del bloke core con otras tendencias estilísticas, han establecido unos fuertes pilares sobre los que se está cimentando una nueva base en la moda urbana. Ya sea con ropa 100% futbolística (camisetas de clubes nuevas o vintage) o aplicando los patrones del fútbol a la ropa ‘de calle’, el fútbol estará cada día más presente en la industria de la moda.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.