Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Lifestyle

La evolución de la moda masculina, narrada a través de sus hombres más icónicos 

Por Marta Díaz de Santos

Desde el Gran Gatsby hasta Beckham o Ryan Gosling, cada generación tiene su referente estilístico 

La rebeldía de los años 60 aupó a The Beatles y su estética de trajes entallados y corte de pelo ‘Mop Top’ 

La elegancia y sofisticación de James Bond sirvió de contrapunto a la emergente estética pop 

El siglo XX fue testigo de transformaciones sociales, políticas y culturales que se reflejaron irremediablemente, y como todo, en la moda. Si ponemos el foco en las tendencias masculinas actuales, hemos de trasladarnos al pasado para observar desde la elegancia atemporal de los años 20 hasta la rebeldía de los años 60 o la fusión de estilos en las décadas posteriores. Durante todos estos años, los iconos de estilo han dejado su huella en la moda masculina contemporánea. Pero, ¿quiénes fueron y son estas figuras? 

La elegancia atemporal de los años 20

En los años 20, la moda masculina experimentó una revolución, con el auge de la era del jazz y la liberación de las restricciones tradicionales. Iconos como el Gran Gatsby, novela de F. Scott Fitzgerald, personificaron la elegancia con trajes perfectamente cortados, pajaritas y sombreros Fedora.  

Este estilo refinado y glamuroso ha dejado su marca en las tendencias contemporáneas, evidente en la persistente popularidad de los trajes ajustados y los accesorios clásicos. 

La revolución del casual de los años 50

La década de 1950 marcó una transición hacia un estilo más informal. Marlon Brando en Salvaje (1953) y James Dean en Rebelde sin causa (1955) encarnaron la rebeldía juvenil con chaquetas de cuero y el éxito de los vaqueros Levi Strauss.  

El personaje de Brando, Johnny Strabler, personificó la rebeldía y la actitud antiestablishment (contra el orden establecido), aunque fue su estilo lo que realmente llamó la atención del público. Brando introdujo la chaqueta de cuero negro en el vestuario cotidiano, convirtiéndola en símbolo de rebeldía y masculinidad. Combinó esta prenda con camisetas blancas y jeans, creando un look desenfadado, pero intrépidamente cool.  

Rebelde sin causa (1955) catapultó a James Dean a la fama y consolidó su estatus como icono juvenil. Su personaje, Jim Stark, personificaba la rebeldía adolescente y la lucha contra las expectativas sociales. 

Con su famoso atuendo de chaqueta roja, camiseta blanca y pantalones vaqueros, Dean estableció un estándar de moda para la juventud más rebelde. La camiseta blanca, en particular, se convirtió en una prenda esencial que reflejaba una actitud sin pretensiones.  

Ambos enfoques, casuales pero elegantes, siguen presentes en la moda actual, donde la mezcla de prendas formales e informales es una norma más que aceptada, necesaria. 

Los Beatles, James Bond y los años 60

Los años 60 trajeron consigo una revolución en todos los ámbitos, incluida la moda masculina. Iconos como The Beatles y Sean Connery como James Bond redefinieron la elegancia masculina. En el caso de los músicos británicos, su llegada a la escena artística no solo cambió la industria, también lo hizo en la moda. 

Su apariencia, caracterizada por trajes entallados, cuellos redondos y botas Chelsea, se convirtió en un símbolo de la juventud rebelde y la despreocupación. Su estilo influenció la forma en la que los jóvenes se vestían, adoptando una estética más informal y desenfadada. Todos querían ser como ellos. 

El peinado característico de la banda, conocido como el ‘corte Mop Top’, se convirtió en un fenómeno cultural. Sus fans buscaban emular el distintivo flequillo que caracterizaba a John, Paul, George y Ringo.  

Pero mientras que los Beatles personificaban la rebeldía juvenil, al mismo tiempo crecía la fiebre por James Bond, que representaba la elegancia atemporal y la sofisticación. Interpretado por Sean Connery en los años 60, el agente 007 llevaba trajes impecables, camisas de cuello alto y relojes emblemáticos, como el Rolex Submariner. Este enfoque refinado caló en la manera de vestir y entender la moda masculina, con el foco en la importancia de la sastrería de calidad y el estilo clásico. 

Pero la conexión de Bond con la moda no se limitaba a la ropa. Los coches, accesorios de alta gama y la actitud confiada de 007 también contribuyeron a su estatus como icono de estilo. La estética de Bond trascendió las décadas, influyendo en diseñadores contemporáneos y en hombres que buscan la combinación perfecta de sofisticación y masculinidad. 

La revuelta de los 70

Los 70’ fueron una época de autenticidad y expresión personal. La moda masculina adoptó pantalones de campana, estampados extravagantes y collares llamativos. Iconos como David Bowie desafiaron las normas de género, influyendo en la moda actual donde la diversidad de estilos y la autoexpresión son celebradas. 

En concreto, en 1972 Bowie presentó al mundo a Ziggy Stardust, su alter ego extraterrestre que llevó la moda a nuevas alturas. Stardust personificaba la androginia y la teatralidad, con Bowie vistiendo trajes espaciales ajustados, maquillaje exuberante y plataformas elevadas… Un enfoque andrógino que desafió las normas de género y definió la estética glam rock. Sin duda, marcó un precedente al borrar las líneas entre la moda masculina y femenina, abrazando blusas con volantes, pantalones ajustados y maquillaje llamativo.  

Su atrevimiento y confianza influyeron en una generación que buscaba expresarse más allá de las restricciones de género en la moda. Así, Bowie continuó su exploración en la industria textil a medida que sus estilos musicales evolucionaban. Desde el glam rock se aventuró en el soul, adoptando trajes elegantes y cortes de pelo más suaves. Más tarde, durante la era de Berlín, se sumergió en estilos más minimalistas y punk, llevando a cabo una transición fluida y constante que mantuvo a sus seguidores y a la crítica de moda en vilo. 

Elegancia despojada en los 80

En contraste con los excesos de los 70’, los años 80 trajeron consigo una elegancia más pulida y estructurada. Los trajes de dos piezas con hombreras prominentes y corbatas más anchas se convirtieron en símbolos de poder.  

En aquella época empezaba a llamar la atención un joven que en realidad nunca pasó desapercibido. John F. Kennedy Jr., conocido cariñosamente como John John, no solo heredó el carisma de su padre, el presidente John F. Kennedy, también se convirtió en icono de estilo. Su elegancia innata y su legado estilístico sigue inspirando a generaciones actuales. 

Desde temprana edad, John John fue una figura pública en el ojo del público, pero fue durante su adolescencia y vida adulta cuando su estilo destacó. Fusionaba lo clásico con lo moderno: sus trajes bien cortados, camisas impecables y corbatas estrechas se convirtieron en su firma.  

También fue una figura clave en el resurgimiento del estilo preppy durante esta década. Con su devoción por los suéteres de cachemir, pantalones chinos y mocasines, encarnó la estética preppy que evocaba la sofisticación universitaria. 

Sus gafas de sol y relojes, seleccionados con precisión, se convirtieron en accesorios definitorios de su estilo. John F. Kennedy Jr. demostró que los accesorios cuidadosamente elegidos pueden elevar un atuendo y añadir un toque de personalidad distintivo; una lección que sigue resonando en la moda contemporánea. 

Kennedy desafió las normas convencionales de vestimenta al popularizar la idea de Casual friday. A menudo se le fotografiaba con camisas de cuello abierto y chaquetas deportivas, creando una estética más relajada pero igualmente elegante. Esta idea de fusionar elementos formales e informales influyó en la aceptación generalizada del estilo casual en entornos profesionales. 

La revolución del streetwear en los años 90

Los años 90’ presenciaron el ascenso del streetwear. Iconos como Tupac Shakur y Will Smith popularizaron el uso de sudaderas con capucha, gorras de béisbol y zapatillas deportivas en la moda diaria; una tendencia que dura hasta nuestros días. 

Smith trascendió las pantallas de televisión y cine para convertirse en un referente de moda en una época caracterizada por la audacia y la diversidad estilística. Su papel en la aclamada serie El príncipe de Bel-Air no sólo le otorgó reconocimiento mundial, también estableció a Will Smith como un influyente icono de la moda. 

Su personaje, apodado ‘Fresh Prince’, personificaba la fusión única de moda urbana y sofisticación casual. Las icónicas gorras reversibles, las zapatillas de alta gama y las chaquetas brillantes se convirtieron en elementos distintivos de su estilo. 

La paleta de colores de Will Smith en la serie iba desde tonos vibrantes y atrevidos hasta combinaciones audaces que reflejaban la actitud despreocupada de la década. Pero la moda deportiva también desempeñó un papel destacado durante esta época. Las zapatillas Air Jordan y las camisetas holgadas se convirtieron en elementos emblemáticos. 

Iconos de nuestro siglo

Durante los últimos 20 años, la escena de la moda masculina ha sido moldeada por actores, músicos y deportistas que han redefinido la percepción de la moda para el hombre contemporáneo. 

Entre los grandes nombres no podemos olvidarnos de David Beckham, referente constante desde su carrera futbolística hasta su incursión en el diseño. Su habilidad para combinar la elegancia clásica con toques modernos ha establecido un estándar para la moda masculina. 

Le sigue Ryan Gosling, que se ha ganado su reputación como un icono de estilo en la alfombra roja y en la vida cotidiana. Con su preferencia por los cortes clásicos y detalles cuidadosamente seleccionados, Gosling también encarna la sofisticación moderna y casual. 

En contrapunto, Kanye West también ha llevado su influencia más allá de la música para convertirse en un disruptor en la moda masculina con su marca Yeezy. 

Pero si hablamos de iconos de estilo tenemos que mencionar a Timothée Chalamet, cuya influencia crece con fuerza entre la generación más joven. Con su disposición para desafiar las normas de la moda masculina y su preferencia por prendas inesperadas, encarna la vanguardia y la creatividad. 

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.